Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cuba en la prensa

Analistas: «Sería saludable ampliar el espacio a otras formas de propiedad no estatales»

Selección diaria de la prensa internacional.

Comentarios Enviar Imprimir

En busca del traje a medida

"El gobernante comunismo cubano tiene ante sí el reto de renovarse hacia un sistema socialista participativo y más inclusivo, que ofrezca bienestar económico y responda a las demandas sociales y políticas que se han acumulado y expresado, de una u otra forma, en los últimos años. Aunque postergado sin fecha probable, el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), único y en el poder, deberá responder a ese desafío en un contexto internacional de crisis financiera que ha agravado las dificultades económicas de este país caribeño, con especial impacto en el nivel de vida de sus 11,2 millones de habitantes".

"Para algunos analistas, justamente esa situación hacía más urgente la realización de la más importante cita del PCC, que debe efectuarse cada cinco años para examinar y trazar las vías de solución de los problemas nacionales más importantes. El VI Congreso, aplazado desde 2002, estaba previsto para fines de este año. Sin embargo, el Comité Central del partido gobernante decidió postergarlo (…) Para el presidente Raúl Castro, segundo secretario del PCC, la tarea que tienen por delante los comunistas y el pueblo cubanos es grande, pues se trata de definir la sociedad socialista a la se aspira y es posible construir 'en las condiciones actuales y futuras de Cuba', y el modelo económico que regirá la vida de la nación".

"'En otras palabras, se trata de llevar a Cuba desde un viejo modelo --llamado socialismo real--, hacia uno que realmente se avenga a las necesidades de este país. Me parece que Raúl tiene conciencia de esa necesidad histórica y está tratando de llevarla adelante', dijo a IPS un antiguo militante del PCC. Según una fuente académica, el modelo económico cubano demostró su ineficacia y se sigue pareciendo 'en esencia al modelo soviético (puesto en práctica por la Unión Soviética, desintegrada en 1991), basado en la propiedad estatal en la casi totalidad de la economía, y en la centralización en la asignación de recursos y la determinación de los precios'".

"'El fracaso del socialismo real en Europa del este y la persistente ineficiencia de nuestra economía deben impulsarnos a implementar cambios radicales en nuestro modelo. No debemos discutir nuestros problemas de forma aislada a lo que ha ocurrido en el resto del mundo', sostuvo el economista que prefirió no ser identificado".

"Las transformaciones que algunos sectores académicos consideran necesarias incluyen un cambio en los mecanismos de gestión de la empresa estatal, permitiendo mayor participación de los trabajadores en los resultados y más independencia de los gerentes en la toma de decisiones y en la determinación de los precios. Además de transformar el funcionamiento interno de la empresa, se debería modificar el entorno en el que ésta trabaja, permitir fórmulas de regulación que brinden mayor autonomía y competencia, y dejar que el mercado fije los precios. 'El mercado es una herramienta objetiva, sólo que debe estar regulada por el Estado', comentó la fuente. Asimismo, consideró saludable ampliar el espacio a otras formas de propiedad no estatales. El sector privado y el cooperativo deberían extenderse a la esfera de los servicios y la pequeña industria. También podría abrirse más el espectro en que se permite la inversión extranjera, como ejemplo en el sector azucarero, estimó el investigador".

"En su opinión, 'las transformaciones deben pensarse mirando hacia el resto del mundo, viendo las mejores experiencias internacionales y, por ejemplo, los modelos chino y vietnamita deberían tomarse como referencia'. Si bien reconoció que la economía cubana requiere un nuevo enfoque, el pastor bautista Raimundo García dijo a IPS que los 'profundos cambios' que hacen falta en este país reclaman que 'el PCC asuma lo que realmente debe ser su papel, dejando de ser un segundo gobierno dentro del Estado', entre otros aspectos. Para el religioso cubano, ello conllevaría que la organización política se 'convierta en un centro de estudios y debates en el cual estén representados, aunque dentro de un propósito común, las diferentes opiniones de personas que representen las diferentes esferas de la sociedad, incluyendo a la sociedad civil'…".

IPS, Italia
24 de agosto de 2009

Benny Moré: el eterno contemporáneo

"Hoy, en Cuba y en muchos países del universo latino se celebra con particular emoción el 90 aniversario del nacimiento de Benny Moré, el Bárbaro del ritmo, considerado unánimemente uno de los más geniales artistas que ha producido la música popular del Caribe. La conmemoración de esta fecha desde siempre ha tenido ribetes especiales, ya que Benny, como Carlos Gardel, logró simbolizar el estilo musical criollo, que es lo que les ha dado vigencia en el gusto popular. Incluso pareciera que el destino confirió a Benny los más destacados rasgos del Zorzal criollo, puesto que su voz se mantiene asombrosamente fresca y joven, de manera única y, al igual que el argentino, cada día se le escucha mejor".

"Benny Moré surgió en la etapa en que se empezaron a gestar muchos de los más populares ritmos cubanos, y todos sabemos que de las grandes músicas provienen grandes artistas. Benny inauguró una forma de cantar desconocida hasta entonces y supo insuflar su innata sabiduría musical a las ejecuciones y creaciones que ofrecía en los más disímiles géneros. Vestido de manera pintoresca, dirigía su agrupación con inteligencia natural y con un don que le permitían buscar los acordes deseados y orquestar sin haber pasado por los conservatorios de música".

"'A veces creo que sabía de música –expone Leonardo Acosta, uno de los miembros de su primera agrupación–. Él solo era tres cuartas partes de la orquesta y la inspiración de la otra cuarta parte. Lograba salvar algunas composiciones improvisando con su voz vibrante en el registro agudo y el grave, como nadie ha podido hacerlo antes ni después. Se paraba ante nosotros y decía, por ejemplo: 'Que se oiga pero que no se oiga'. O cuando ordenaba las descargas disparando aquel famoso: 'A gozáaaa'".

"El director de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, Leo Brower, señala: 'Benny es un símbolo y un mito-realidad, representa la más ajustada versión de lo cubano popular: es el cantante, la voz, el Bárbaro del ritmo. Un intérprete privilegiado que producía su voz al modo de los instrumentos en boga de su época. Cantaba como saxo, al igual que Sara Vaughan, pero a lo cubano. Benny hizo lo que sintió y no lo que le convenía. Fue fiel a su público, a su orquesta y a su voz. Él fue un acto de amor a quien amor daba y provocaba en sus actuaciones un ambiente de éxtasis y frenesí'".

"A la tesis de Leo Brower hay que agregar algo que escapa a las investigaciones sociológicas y a las teorías de la comunicación, algo que, según Federico García Lorca, quien no lo tiene podrá quizá lograr cosas buenas en la vida, pero no tan magníficas como quien las posee. Se trata de un secreto que el inefable príncipe de los poetas andaluces definió como un misterio que debe buscarse en la última habitación de la sangre: el duende. El hecho de que para la musicóloga cubana María Antonieta Henríquez Benny Moré haya nacido músico es la única explicación posible a ese don que le permite ser el eterno contemporáneo. En buena medida su inclinación hacia los patrones de improvisación en el jazz le otorga esa intemporalidad que distingue a su obra, además de contar con excelentes arreglistas que se adaptaban a sus inquietudes musicales".

"Resulta sintomático que la máxima representación de lo cubano haya tenido especial predilección por el jazz. Personas que convivieron con él me comentan que durante su estancia en México (1945-1952) su discoteca privada estaba conformada por colecciones de los grandes del género, como Duke Ellington, Les Brown, Tommy Dorsey, Stan Kenton y Glen Mille y que la adopción del nombre Benny es una alusión al famoso clarinetista Benny Goodman. Sin embargo, el formato jazz band de su Banda Gigante lo hacía sonar como un conjunto de son. Quiero que se escuche como un tres amplificado, decía…".

Ernesto Márquez, La Jornada, México
24 de agosto de 2009

Llenapistas con remite de La Habana

"Sigue ardiendo la polémica por el concierto que Juanes y Miguel Bosé pretenden celebrar en La Habana. El exilio de Miami, con su inefable habilidad para dispararse, se ha opuesto frontalmente a lo que sospechan podría ser 'diplomacia musical'. Los agobiados protagonistas hablan de compartir el escenario con figuras emblemáticas de la Cuba revolucionaria, Silvio Rodríguez y Los Van Van, con cuarenta años de trayectoria musical. Uno y otro bando parecen ignorar que existen creadores cubanos que intentan conducir la música de la Isla Grande hacia el siglo XXI, fuera del drama político".

"No es tarea fácil. El pasado año, en unos estudios habaneros, se convocó a músicos locales para invitarles a trabajar con ilustres productores anglosajones de pop y música de baile. Acudieron cuarenta instrumentistas y cantantes... que no mostraron demasiado entusiasmo. Cuando descubrieron que allí no estaba un nuevo Ry Cooder, con una varita mágica capaz de sacarlos de la oscuridad, casi todos se marcharon".

"Para el británico Zack Winfield, responsable de la idea, fue descorazonador. Visitante de Cuba desde 2001, conocía el efecto Buena Vista: 'Hay demasiados músicos condenados a interpretar los éxitos de sus abuelos. Se desahogan haciendo jazz, pero quise imaginarles acercándose a la música electrónica'. En el momento de la verdad, su plan parecía irrealizable. No obstante, un puñado de músicos se quedó en el estudio y comenzó a descargar sobre Praise you, el éxito de Fatboy Slim. 'Tocaban demasiado', recuerda Winfield, 'hasta que entendieron la onda que invita a bailar, el hipnotismo de los ritmos'".

"Al final, se formó un grupo alrededor de miembros de la respetada familia López-Nussa (el pianista, Harold, ejerce ahora mismo de acompañante de Omara Portuondo). Para las voces, se contó con el dúo de rap Anónimo Consejo y el cuarteto femenino Sexto Sentido. Todo aprobado por la discográfica estatal EGREM, ya que se quería usar su legendario estudio en la calle San Miguel. Según Winfield, 'pretendíamos que no hubiera suspicacias sobre nuestras intenciones. Aunque EGREM nos ofreció sugerencias de posibles colaboradores cubanos, no las seguimos'".

"A la aventura se prestaron seis productores de primera línea, incluyendo a Guy Sigsworth (Björk, Bebel Gilberto), Marius De Vries (Rufus Wainwright, PJ Harvey), Jan Kybert (The Prodigy, Paul Weller) o el citado Fatboy Slim. Todos ellos sufrieron un choque cultural. Winfield y su socio, Ado Yoshizaki, ya les habían advertido: 'Cuba recibe influencias de Miami, desconoce lo que gusta en Europa: allí no significa nada que hayas triunfado con Massive Attack o Portishead. Aparte de Fatboy Slim, sólo podían conocer previamente a Poet Name Life, que participa en discos de Black Eyed Peas. Pero, al ser estadounidense, se supone que estaba allí como turista, no como profesional'".

"El proyecto también se enfrentó a carencias tecnológicas. "Estamos hablando de productores hipertecnificados. Algunos llegaron con samplers modernísimos y disquetes pregrabados que no funcionaban en La Habana. Tras el disgusto inicial, aprendieron a trabajar con lo que había y, sobre todo, con el material humano. Cuba te seduce y algunos se olvidaban de su modus operandi, llegaban al hotel al amanecer y te decían: 'He estado escuchando a los mejores músicos del mundo'".

"Al proyecto se sumaron estrellas como Orishas, el trío cubano de hip-hop, y Roisin Murphy, ex vocalista de Moloko. Tras rematar la faena en estudios británicos, se edita el resultado como The Revolution presents Revolution (Rapster/Popstock!). El nombre no tiene connotaciones políticas: 'Se refiere a una revolución musical. Ellos sólo han conocido el castrismo y quieren más oportunidades profesionales. Están en un circuito orientado al turismo, que no alienta la creatividad. Se hace música electrónica para el reggaetón o el rap pero son producciones de baja calidad, no exportables'…".

Diego Manrique, El País, España
23 de agosto de 2009


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

 

En esta sección