Actualizado: 12/12/2019 10:24
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cuba en la prensa

Deutsche Welle: Un portavoz socialdemócrata del Parlamento alemán afirma que el régimen le impide viajar a la Isla

Selección diaria de la prensa internacional.

Comentarios Enviar Imprimir

'Aislar políticamente a un país no da muy buenos resultados'

"¿Cuán efectivo es aislar políticamente a un país para conseguir cambios? DW-WORLD conversó sobre Cuba y Honduras con Markus Meckel, portavoz de política exterior de los socialdemócratas alemanes en el Bundestag".

"'Aislar políticamente a un país no tiene muy buenos resultados: décadas de política de Estados Unidos hacia Cuba lo demuestran', dijo a DW-WORLD Markus Meckel, portavoz adjunto de política exterior de los socialdemócratas en el Bundestag, el Parlamento alemán. Meckel, quien tenía planificado visitar la isla entre el 5 y el 12 de julio, no obtuvo la visa necesaria para entrar. ¿Por qué? 'No dieron motivos', señala".

"La expresa protesta europea no se hizo esperar, acompañada de la exhortación a Cuba a no obstaculizar los contactos con la sociedad civil en el contexto de las visitas de alto nivel. ¿Tiene este incidente alguna consecuencia más? 'La tiene en la medida en que, para la propia Cuba, es un signo de que se está cerrando; de que en realidad no acepta el diálogo ofrecido por el Estados Unidos del presidente Obama', afirma Meckel".

"En estos años de complejas relaciones con la isla, el parlamentario alemán se ha pronunciado a favor de los derechos civiles. El viaje planificado tenía por objeto dialogar tanto con las entidades oficiales cubanas como con representantes de la sociedad civil. Que no le hayan permitido la entrada lo califica Meckel de inaceptable. 'Con nuestra política europea, buscamos el diálogo con las entidades oficiales cubanas; estamos a favor del apoyo y el diálogo en muchos aspectos económicos, pero también en cuestiones de derechos humanos y democracia. Por supuesto, independientemente, buscamos el diálogo con la sociedad civil y la oposición', asevera este político alemán, que desempeñó un papel importante en la reestructuración política de la ex República Democrática Alemana después de la caída del Muro de Berlín en 1989".

"…'El cambio anunciado hasta el momento no se avizora; esto es lamentable, sobre todo cuando se trata de la gente', dice Meckel y puntualiza: 'Hay más de 200 presos políticos que viven en condiciones infrahumanas. Algunos de ellos en mal estado de salud, y no se los cuida. En ese medida, esta situación es alarmante. Pero no se trata sólo de la oposición, se trata de la población que requiere urgentemente reformas para que haya un desarrollo económico. El gobierno de Raúl Castro lleva a la gente hacia un callejón sin salida y no cumple con lo prometido. Con esta política, Cuba se cierra, ella misma, una puerta hacia el futuro'…".

Deutsche Welle, Alemania
9 de julio de 2009

La queja

"Quienes me quieren y quienes me aconsejan por lo que me quieren, me ruegan, me piden, que los problemas del país los confronte dentro de mi propio país. Lo hacen con la mejor de las intenciones, no sólo para que evite buscarme problemas 'en el patio', sino por hacerse eco del refrán: 'La ropa sucia se lava en casa'. Recuerdo cuando quejarse era posible. Eran los ochenta. No existía una calle donde llegar y soltar un grito contra algo o contra alguien; no había emisora de radio que transmitiera queja directa sobre un funcionario o entidad alguna para ser resuelta, pero teníamos el Departamento de Opinión del Pueblo. En los restaurantes o lugares públicos había buzones de QUEJAS Y SUGERENCIAS".

"Un poco más acá, a fines de los noventa, en muchos centros de trabajo se animó a 'la masa' a encarar y enumerar los problemas que la estaban aquejando y desilusionando. De aquellas reuniones sólo recordamos disgustos, pesadumbres, combates internos y la rara certeza de que al desnudarnos todos sabrían quién era quien. Sí, la ropa sucia se lava en casa... Pero para eso, quisiera tener, por ejemplo, este mismo espacio en un periódico de mi país".

"Quisiera que 'El Gran Lavatín' de mis amigas no se instalara en la sala de sus casas donde fuman deprimidas y dejan pasar las horas y los días sin solución hasta... que una mañana alguna me llame para anunciar: 'Wendy, éste es mi último domingo en Cuba, ven a almorzar para que te despidas de las niñas porque nos vamos, no aguanto más'. Es entonces que la queja estalla y se transforma en llanto. No hay un sólo lugar dónde ir para explicar que ellas se van porque sus cuerpos se han cansado de transitar los pequeños infiernos del día a día. Dos o tres generaciones intentando reclamar mínimos derechos. Poder vivir de su trabajo sin tener que 'inventar' para llegar a fin de mes haciendo mil y una pequeñas 'ilegalidades'. Ser dueñas de su economía doméstica o decidir si sus hijas se becan o siguen estudiando en la ciudad bajo el control de la familia, ¿de quién mejor?".

"Si somos mayores y responsables para sacrificarnos, para ahorrar energía en medio del calor, para ir a la guerra, para operar a corazón abierto, para votar, para pagar impuestos (directos o indirectos) para reclamar el cese del bloqueo y el hambre en el mundo; por qué entonces, necesitamos un permiso para salir y entrar en nuestro país. Resulta que para eso (y para quejarnos) aún somos considerados menores de edad. Después de cincuenta años ¿quién o qué determina la mayoría de edad?".

"En todo el mundo la queja es infinita. Pocos ciudadanos viven conformes y sin quejas de su realidad. Pero aquí la queja no tiene curso natural; no se escucha en los medios, es una puerta lacrada. Una gran trampa que se involucra en todos los órdenes sociales y no deslinda entre generaciones y necesidades. La disparatada sucesión de hechos que nos expulsan sigue campeando por su respeto. Nadie puede responderte una queja. Todo el mundo señala al cielo como si Dios pudiera resolvernos el problema".

"La Esquina Caliente, en el Parque Central de La Habana, es uno de los pocos espacios donde el pueblo se encuentra para discutir. Bajo la estatua de Martí, al ver a tanta gente apasionada, se pensaría que tratan temas tan trascendentes como el desarrollo de las fuentes alternativas de energía; la clonación, los derechos gays, la eutanasia, el racismo... Me acerco y presto oído: ¿Industriales, Santiago, Pinar? ¡Hablemos de Pelota! Así debería discutirse todo, como ellos hacen en la Esquina Caliente o durante el dominó dominguero que estructura la vida blanca llena de agujeros negros".

"Quiero escribir y editar aquí sobre lo que aquí pasa, y que se imprima letra a letra, signo a signo en un periódico local que sea responsable de lo que estamos hablamos, sin disimulo. Entonces desistiríamos de ser cómplices del silencio y las quejas dejarían de serlo para convertirse en listas de asuntos por resolver. Sería el lamento que conduce a la renovación de esta idea estática que nos ahoga. Para arreglar los problemas en una casa primero han de nombrarse en la intimidad de cuatro paredes. Sin miedo a micrófonos o despedidas, mis amigas y yo, lavaríamos, enjabonando y enjuagando bien hasta intentar blanquear, aclarar, con delicada transparencia".

Wendy Guerra, El Mundo, España
8 de julio de 2009

Cuba en el centro del mapa de los engaños al Medicare

"En los que sería un indicio más de que algunos de los dividendos que producen los fraudes del Medicare en Miami terminan en Cuba, un fiscal federal dijo que una red acusada de ese delito transfirió casi medio millón de dólares a una empresa en Canadá que se cree que envía dinero a la isla y otros países del Caribe".

"De acuerdo con la Fiscalía Federal del Distrito Sur de la Florida aproximadamente $460,000, producto del supuesto fraude, fueron transferidos de una compañía de fachada de Estados Unidos a una empresa en Panamá 'que se cree que ha estado involucrada en la transferencia de dinero al Caribe, incluyendo Cuba'. Durante la audiencia, Nathan Dimock, abogado litigante de la sección de fraude del Departamento de Justicia, no reveló el nombre de las empresas en Estados Unidos ni en Canadá".

"A preguntas de El Nuevo Herald sobre la naturaleza de la empresa en Canadá y otros detalles de las transferencias, la oficina de comunicaciones de la fiscalía respondió por escrito que no podía ofrecer información que no se encuentre consignada en la acusación. Cuba ha figurado en el mapa de los engaños al Medicare dado que en los últimos cinco años una buena parte de los 60 prófugos de la justicia de Estados Unidos por casos de fraude a este servicio han huido a la isla y otros países de América Latina, según el Buró Federal de Investigaciones (FBI)…".

El Nuevo Herald, EE UU
9 de julio de 2009


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

 

En esta sección