Actualizado: 27/01/2023 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cuba en la prensa

Los diarios del mundo aplauden la iniciativa de Obama, piden el fin del embargo y un gesto por parte de La Habana

Selección diaria de la prensa internacional.

Comentarios Enviar Imprimir

La hora de Cuba

 

"El cambio de rumbo de la política exterior norteamericana va en serio, y así ha querido demostrarlo Obama con respecto a Cuba tras los recientes mensajes a Irán y su decisiva gira europea. Poco a poco, el nuevo mapa internacional de Washington va tomando forma de acuerdo con la apuesta por la diplomacia de la Administración demócrata. Y el momento elegido para revisar algunas de las medidas adoptadas en el pasado contra el régimen de La Habana no puede ser más oportuno. No sólo porque Cuba se enfrenta a una transición que únicamente la tutela de Fidel Castro sigue retrasando, sino también porque el próximo viernes tendrá lugar el primer cara a cara de Obama con los líderes latinoamericanos durante la V Cumbre de las Américas, que se celebra en Trinidad. Al levantar las restricciones sobre las remesas y los viajes a la isla, Obama ha colocado a Cuba y a los países hasta ahora más hostiles a Estados Unidos en la necesidad de responder con un gesto que también contribuya a la distensión".

 

"Aunque el embargo sigue vigente, la decisión de Washington apunta la posibilidad de levantarlo y, por tanto, contribuye a adelantar la hora de la verdad para el régimen cubano. Si el Gobierno de La Habana se inclina por iniciar la normalización de las relaciones a la que invita este primer gesto de Obama, tarde o temprano se verá obligado a desmontar la retórica tras la que ha eludido sus responsabilidades de medio siglo en la situación económica y social de la isla. El embargo ha penalizado a la población y ha resultado ineficaz para promover la apertura política del régimen, pero no es la única ni siquiera la principal causa de las muchas carencias que padecen los cubanos. El régimen de Castro no ha representado una excepción al fracaso de la economía planificada para cubrir las necesidades sociales básicas".

 

"Es probable que la diplomacia estadounidense haya adoptado las decisiones anunciadas ayer pensando en Cuba y, además, en los Gobiernos de la izquierda populista que han intentado recuperar la revolución castrista como referente político. También para ellos podría estar aproximándose la hora de la verdad, en la medida en que los movimientos diplomáticos de Obama limitan la eficacia de la retórica antiimperialista (…) Es seguro que levantando las restricciones a las remesas y los viajes, Washington ha alterado el signo de la cumbre de las Américas. Falta por comprobar si las reacciones de sus interlocutores permitirán avanzar en la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y sus vecinos, y en el retroceso de las pulsiones autoritarias que proliferaron a la sombra de la anterior Administración".

 

Editorial de El País, España
14 de abril de 2009

 

Cita en Trinidad

 

"El gobierno de Barack Obama anunció ayer cambios de fondo en la política de Estados Unidos hacia Cuba. Levantará algunas de las restricciones que hoy tienen los viajes a la isla, los envíos de remesas y de bienes y las comunicaciones telefónicas. No es el fin del embargo infame y contraproducente que desde hace décadas ha sido rechazado en América Latina, pero es un buen primer paso. Una hábil movida oportunamente realizada para asegurar un clima favorable en la V Cumbre de las Américas, que comenzará en Puerto España (Trinidad y Tobago) el próximo viernes".

 

"La suavización de las sanciones contra el régimen antidemocrático de los Castro se puede ver desde dos perspectivas. En lo estrictamente bilateral, el bloqueo es anacrónico —sobre todo en los tiempos del posfidelismo en La Habana y de la 'obamamanía' en la Casa Blanca— y casi nadie lo defiende porque después de casi medio siglo ha producido un resultado totalmente distinto del que buscaba: lejos de debilitar el sistema comunista, generó la solidaridad del pueblo cubano con su gobierno autoritario y le dio a este una poderosa herramienta para manipular el apoyo de las bases. Es previsible que, a la vuelta de unos meses, o años, este último rescoldo de la Guerra Fría en el continente se haya agotado. Y se comprobará si es cierto, como lo han afirmado desde hace años los críticos del bloqueo, que la proximidad de los isleños a la realidad externa los hará más permeables al ideal de la democracia".

 

"La otra lectura es el efecto que tendrán las medidas anunciadas ayer sobre los mandatarios que asistirán a la cumbre de Trinidad. Habrá escépticos que las criticarán por moderadas y pedirán ir al fondo, y opositores que recordarán intentos similares, a comienzos de la administración de Bill Clinton, que después se echaron para atrás a consecuencia de un incidente causado por el derribamiento de unos aviones en jurisdicción cubana. Sin embargo, Obama llega rodeado de la taquillera aureola del cambio. En tales circunstancias, el retoque en la política hacia Cuba —el único país ausente de Trinidad— reviste características simbólicas y esperanzadoras a la vez…".

 

Editorial de El Tiempo, Colombia
14 de abril de 2009

 

Obama y Cuba

 

"El presidente Barack Obama levantó ayer varias restricciones para que los cubanos residentes en Estados Unidos viajen o envíen remesas a sus familiares en la isla. En más de una oportunidad hemos aplaudido el dinamismo con que la nueva administración norteamericana está reconstruyendo su amistad con América Latina, deteriorada por errores de ambas partes. Ahora no podemos dejar de congratularnos por este nuevo gesto; pero todavía falta lo esencial, que Estados Unidos derogue el equivocado embargo comercial que decretó hace 47 años. Hasta tanto, su política hacia la isla seguirá rotando entre una línea dura y otra más flexible que, aun con sus diferencias, no ayuda a mejorar la situación económica y política en Cuba…".

 

Editorial de El Universo, Ecuador
14 de abril de 2009

 

Distensión para Cuba

 

"La orden de Barack Obama para que se levanten las limitaciones impuestas por la Administración Bush a los ciudadanos cubano-americanos que quieran viajar a la isla y enviar remesas a los familiares que viven en ella constituye un gesto de distensión hacia el régimen castrista, cuya virtualidad más inmediata es que le obliga a clarificar si está dispuesto a flexibilizar o no sus propias restricciones. La iniciativa del nuevo Gobierno de Estados Unidos, de la que no se derivan ni una revisión del embargo comercial que se prolonga desde hace casi medio siglo ni tampoco un acercamiento diplomático explícito, incide en la estrategia de Obama, no sólo de revisar los aspectos más controvertidos de la política exterior de su predecesor, sino de fomentar las expectativas sobre el encauzamiento por la vía de la persuasión, más que de la imposición, de problemas enquistados".

 

"El que los ciudadanos de EE UU con orígenes o lazos familiares en la isla puedan viajar y enviar dinero sin trabas especiales, a lo que se añade la posibilidad novedosa de abonar desde el exterior contratos de teléfonos móviles de los cubanos, diluye una sensible línea de separación forzosa trazada entre ambos países, al tiempo que sitúa la pelota de la responsabilidad en el Gobierno de Raúl Castro para que no interfiera en los potenciales beneficios del movimiento adoptado por Obama".

 

"El hecho de que su gesto se produzca en vísperas de la Cumbre de las Américas convocada en Trinidad y Tobago para el próximo fin de semana debería favorecer el nuevo clima de cooperación que aspira a labrar buena parte de la región con el Gobierno de Estados Unidos, un entendimiento en el que se incluye inevitablemente la eterna cuestión cubana. Pero también una modulación realista por parte de los gobiernos latinoamericanos menos radicalizados de la necesidad de perseverar en los contactos diplomáticos subrayando, al tiempo, el anacronismo antidemocrático que supone la prolongación del castrismo sin una transición real y verificable".

 

"La indefinición continuista en que se desenvuelve el régimen y las expectativas, dilatadas en el tiempo, de que el aplazado congreso del Partido Comunista llegue a certificar el inicio del aperturismo no pueden convertirse en un permanente parapeto para que el Gobierno de Castro entorpezca o posponga reformas alentadas por el pragmatismo paciente de la Unión Europa y ahora de EE UU. Unos cambios que resultan, además y en todo caso, ineludibles ya para el maltratado pueblo cubano".

 

Editorial de El Correo, España
14 de abril de 2009

 

Hoy en día

 

"En cumplimiento de sus promesas electorales, el presidente Barack Obama ordenó ayer el levantamiento de las restricciones a los viajes y envíos de remesas a Cuba como parte de una estrategia política de 'tender una mano' para que los cubanos puedan labrar un futuro democrático en la isla. Incluye también la flexibilización para los envíos de paquetes y la luz verde para que firmas estadounidenses de telefonía celular y televisión pueden ofrecer sus servicios a los ciudadanos cubanos. Se trata del más significativo cambio en la política de Washington en 47 años de permanencia del embargo contra la isla".

 

"Pero el hecho no puede convertirse en la cortina de humo para postergar otros reclamos fundamentales ante el régimen castrista en materia de derechos humanos y libertades ciudadanas. Sería oportuno también que el mismo movimiento político y cívico que promovió el levantamiento de las sanciones, cerrara ahora filas para exigirle reciprocidad al gobierno cubano en cuanto al levantamiento de todas sus restricciones: permisos de entrada y salida del país, retención de ciudadanos, imposiciones de visas y excesivos costos por pasaportes".

 

Editorial de El Nuevo Herald, EE UU
14 de abril de 2009


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

El fin de las restricciones: portadas de los diarios

En esta sección