Actualizado: 24/03/2023 18:17
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cuba en la prensa

'Público': «Washington ya trabaja para sacar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo»

Selección diaria de la prensa internacional.

Comentarios Enviar Imprimir

Obama derriba el muro con Cuba

Obama no pierde tiempo. Quizá por eso, Cuba ha dejado de ser un tabú para el Tío Sam. Y en la Casa Blanca se 'ha impuesto una dosis de realismo en el asunto cubano', según afirmó a Público Frank Sánchez, asesor de Obama de asuntos hemisféricos. La propuesta de nueve congresistas en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso para liberalizar completamente el turismo de EEUU a la perla del Caribe resume perfectamente los nuevos aires de la Administración de Obama. En el documento The Freedom to Travel to Cuba Act (...) presentado en el Congreso el pasado 4 de febrero, se explica que 'no sólo podrán viajar los cubanos residentes en EEUU por razones familiares, sino también cualquier turista estadounidense'. El presidente, según el acta, 'no controlará estos viajes a menos que surja un conflicto armado'. Y los norteamericanos podrían visitar la isla libremente por primera vez desde 1963".

"El demócrata William Delahunt, impulsor de la iniciativa y un histórico opositor al embargo, ha puesto toda la carne en el asador (...) La situación nunca había sido tan favorable como ahora. Los demócratas controlan ambas cámaras y el presidente Obama ha manifestado su intención de modificar la política de viajes hacia la isla. Los asesores de Obama consultados por Público dan por hecha su aprobación".

"La apertura de los viajes de estadounidenses significaría toda una bomba de relojería para el engranaje de los Castro. Un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI) indica que entre 3 y 3,5 millones de estadounidenses visitarían anualmente Cuba. La entrada masiva de dólares, según muchos analistas, podría ser el principio del fin del régimen comunista. El demócrata Joe García reconoce que 'todo dependerá de cómo sea aceptada la liberación de los viajes y las remesas'. 'Después de tres meses' afirma 'llegarán los intercambios académicos'".

"…De lo que no hay duda es de que el Washington de la nueva Administración es un hervidero. Y el asunto cubano no está siendo una excepción: se trabaja ya intensamente para sacar a Cuba de la lista de países acusados por EEUU de patrocinar el terrorismo (una patata caliente que ha caído en las manos de Hillary Clinton). A pesar de que el Gobierno de Obama no está dispuesto a derogar el embargo, 'animará a sus aliados en el Congreso para comenzar el proceso de desmantelamiento', afirma la periodista Louise Bardach, autora del libro Cuba Confidencial".

"...Sarah Stephens, directora ejecutiva del Centro para la Democracia en las Américas (CDA), considera que es 'necesario dar pasos firmes en el desarrollo de una agenda común de cooperación militar, seguridad, asuntos migratorios y medio ambiente'. Desde Cuba, Carlos Alzugaray, profesor del Centro de Estudios Hemisféricos de la Universidad de La Habana, señaló hace unos días que 'la estrategia de Obama no es la que siguió Clinton (endurecimiento del bloqueo), sino la de la Administración Carter (instalación de la Oficina de Intereses Estadounidenses)'".

"Philip Peters, subdirector del Instituto Lexington de Virginia y asesor de asuntos cubanos, asegura a este diario que 'la agenda de Obama con la isla se actualiza rápidamente'. Este consejero destaca que el presidente norteamericano presionará a la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) para que modere su postura. Por otro lado, la programación de la disidente Radio y Televisión Martí 'se someterá a revisión'. El proyecto televisivo de esta emisora podría ser incluso cancelado…".

Público, España
14 de febrero de 2009

Ex vicecanciller cubano: 'Castro escogió a Bachelet para dar una lección a quienes no se rinden al régimen'

"Antes de la visita de la Presidenta a Cuba, Alcibíades Hidalgo -quien fue por más de 10 años brazo derecho del Presidente Raúl Castro- escribió en Reportajes una carta a la Mandataria donde le realizó recomendaciones y solicitudes. Tras el fin de la gira y el impasse con Fidel Castro, Hidalgo dice que su perspectiva cambió. 'Creí que ella tenía muy poco que obtener de este viaje a Cuba. Ahora creo que se ha llevado una lección'. Desde su exilio en Miami, el periodista analiza el episodio que vivió la Mandataria en su gira a Cuba".

"P: ¿Cómo evalúa el impasse entre la Presidenta y Fidel Castro?".

"Fue un gesto ingrato. No ha sido casual; Castro se ha colocado en una situación de pontífice de la izquierda latinoamericana y quizás le interesaba más dejar esta posición en favor de Bolivia, que es aliado más cercano a Cuba, de lo que puede ser el gobierno chileno".

"P: ¿Era previsible que sucediera un episodio como este?".

"No, Fidel Castro siempre nos lleva por delante su capacidad de sorprendernos. Ni en el peor de los escenarios hubiera sido previsible que respondiera de esta manera a ese gesto extraordinario de cortesía".

"P: También se critica la celeridad con que la Presidenta partió a la cita con Castro".

"Fue algo muy complicado para Michelle Bachelet. Es una Jefa de Estado y Fidel Castro no sólo altera el protocolo sino que la hace correr a su encuentro y luego publica, casi de inmediato, un artículo que sabe que tendrá repercusión en Chile y que es un tema sensible. El sabía que estaba cometiendo una violación de la diplomacia y sometió a la Presidenta a una situación vergonzosa. La descolocó en su rol de Jefa de Estado y es, por extensión, una ofensa al pueblo chileno".

"P: ¿Qué motivó las declaraciones?".

"Fidel Castro escogió a Michelle Bachelet para darle una lección a quienes no se rinden incondicionalmente al régimen. Cualquier sombra de duda en esa admiración se paga de esta manera. No fue casual y coloca en una mala posición a su hermano. Esto es un gesto de soberbia de Castro de marcar la distancia que él se atribuye que tiene con los gobernantes de América Latina".

"…P: ¿Cómo califica la reacción chilena?".

"Ha sido tibia, porque lo que sucedió es algo que deja mucho que desear en la relación entre los países".

"P: ¿Fue un error de la Presidenta no reunirse con la disidencia?".

"Es bueno que no lo haya hecho, porque creo que no hubiera ayudado a la disidencia un encuentro con una persona que ha sido sometida a tal trato por parte de Fidel Castro".

"P: ¿Cree que sus frases fueron a título personal?".

"Es muy difícil distinguir en el caso cubano dónde termina la presencia personal de Fidel y dónde comienza la actuación del gobierno, hay una extensión muy curiosa de una dictadura que ahora tiene dos cabezas, pero él forma parte y sigue siendo el líder de ese engendro. Es como visitar Irán, donde hay un presidente y hay también un líder espiritual, Cuba se ha puesto en esa situación".

"P: ¿Fue también una advertencia para su hermano Raúl?".

"Raúl Castro también ha sido parte afectada en esta situación, porque quedó descolocado frente a Bachelet".

"P: ¿En este episodio hay una muestra de las diferencias que existen entre los hermanos Castro?".

"Es una evidencia de que Fidel es capaz de burlarse no sólo de un gobernante extranjero, sino de poner en una situación incómoda a su heredero. Lo que sucedió con Bachelet es prueba de eso: el gobierno de Cuba la invita y sufre una descortesía de una persona reconocida como el líder de esta revolución. Creo que sería la manifestación más pública, por lo menos, de que Fidel no respeta lo suficiente al gobierno de su hermano".

La Tercera, Chile
16 de febrero de 2009

Socialismos reales

"…[El viaje oficial a Cuba de la Presidenta Bachelet y su numerosa comitiva] no pasa de ser una gira protocolar, un intento de hacer negocios comerciales con una isla empobrecida y un evento cultural preparado con mucha minucia, con todos los resguardos habidos y por haber y con escaso vuelo. Pero el viaje, sin cambiar nada, ha puesto en evidencia algunas situaciones. En sus mejores momentos, la Concertación no hacía una crítica explícita, beligerante, de los socialismos reales y de su influencia en el Chile de Allende. Rendía el homenaje de rigor a los héroes populares del pasado y guardaba silencio. Pero sabía lo que había pasado, lo había examinado desde todos los ángulos y actuaba en forma consecuente: finanzas ortodoxas, prudencia frente a las fuerzas del mercado, esfuerzos por aumentar la protección social, por mejorar la educación y la salud pública, sin desbaratar los grandes equilibrios financieros".

"Ahora se mantiene la ortodoxia económica contra viento y marea, y eso nos permite enfrentar el descalabro internacional en condiciones relativamente buenas. La crisis mundial, por lo demás, ha revelado en todas partes, y sobre todo en los países más desarrollados, que el tema de la función del Estado y de la regulación de las grandes entidades financieras tiene que replantearse a fondo, después de la etapa de aquello que Mario Soares, el ex Presidente socialista de Portugal, bautizó como 'capitalismo de casino'. Fracasó el capitalismo de casino, de aventura, de especulación desenfrenada, y estamos enfrentados a la tarea no menor de refundar un capitalismo más razonable y más humano. Ninguna persona seria, que yo sepa, ha pensado que la solución consista en volver a los socialismos reales del siglo pasado".

"…Ahora el viaje a Cuba de la Presidenta Bachelet ha sacado a relucir tensiones y contradicciones inquietantes. Parece que nuestro socialismo criollo, por lo menos en algunos sectores, puso el sentido crítico y autocrítico entre paréntesis, y volvió a entonar las anticuadas y olvidadas alabanzas de los socialismos reales. Me acordé de la amargura con la que un gran poeta húngaro, Goergi Petri, me contaba su sentimiento de frustración y hasta de humillación, en su condición de disidente político encarcelado, cuando leía las noticias de los recibimientos oficiales, con delegaciones escolares y ramos de flores, a los poetas del mundo comunista que llegaban a Budapest (Pablo Neruda entre ellos). Neruda sabía, y después se arrepintió de estas cosas en su Sonata crítica, en Confieso que he vivido, en muchos otros lados. Por eso recibió la violenta carta de crítica de 1966 de sus 'hermanos' de Cuba".

"Las declaraciones de estos días, en verdad, no terminan de apenarme y hasta de causarme vergüenza ajena. La Presidenta Bachelet, por ejemplo, dijo con todas sus letras, sin pestañear, que Cuba es 'una democracia diferente'. En los años sesenta y setenta del siglo pasado, con respecto a las 'democracias populares', a Hungría, Polonia, Checoslovaquia, Bulgaria, se decía exactamente lo mismo. De ahí su nombre oficial. Y después hemos sabido muy bien, con lujo de información, en qué consistían esas democracias diferentes, donde la institución que funcionaba mejor era la policía secreta".

"Pero sé de memoria lo que son las visitas oficiales, de Estado, como también se suelen denominar, y comprendo que la Presidenta, presionada por el protocolo, por la prensa, por el ambiente, haya tenido que utilizar algún término amable. En las dictaduras, donde están controladas, sofocadas, las palabras adquieren una paradójica virulencia. Usar precisamente la palabra 'dictadura', por ejemplo, habría sonado terriblemente violento, malsonante. En cambio, me parece que Guillermo Teillier, cabeza de nuestro comunismo local, se pasó de la raya cuando sostuvo que en Cuba existía libertad de expresión. Aquí entramos de frente en los terrenos de la tomadura de pelo, y no creo que los chilenos de a pie lo merezcamos".

"Algunos episodios de este viaje nos indican que nos acercamos de nuevo a ciertos matices de los viejos socialismos reales, quizá por una falla de la memoria, o por una nostalgia mal entendida. A la vez, en forma inevitable y paralela, los lazos del socialismo de siempre con el centro democratacristiano vuelven a ponerse tensos. Los compromisos esenciales no se han roto, pero las familias políticas, como se dice entre nosotros, con sus diversas culturas, han empezado a marcar sus distancias, sus desconfianzas, sus recelos. No son, en ningún caso, promesas de futuro, indicios de nada bueno".

Jorge Edwards, La Segunda, Chile
13 de febrero de 2009


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

En esta sección