Actualizado: 03/02/2023 19:25
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cuba en la prensa

Ravsberg, en la BBC: «El permiso a Hilda Molina indica que Raúl es quien gobierna y muestra la necesidad imperiosa de una ley de migración»

Selección diaria de la prensa internacional.

Comentarios Enviar Imprimir

Pasiones cubanas

"Finalmente la Dra. Hilda Molina pudo reunirse con su familia en Argentina. Tardó 15 años en conseguir el permiso de las autoridades cubanas. El propio Fidel Castro tomó el asunto en sus manos, con mucha vehemencia. Es muy difícil entender la reacción del comandante sin conocer un poco la historia común de Molina y Castro, una historia de tanta pasión que llevó a que periodistas argentinos especularan con una relación sentimental entre ambos. Sin embargo, a pesar de que esto le daría a la historia mucho más sabor, creo que es muy improbable que los uniera una relación intima. De hecho la Dra. Molina lo niega en una de las entrevistas que me concedió en su casa de La Habana".

"Pero descartar el amor y el sexo no implica que no existiera una estrecha relación entre ambos, fundamentalmente enfocada al trabajo de la científica, algo que al parecer apasionaba al entonces presidente cubano. Hilda Molina me explicaba que el comandante iba todas las semanas a su centro de investigaciones, se interesaba por los avances del trabajo, por el desarrollo de los tratamientos y por la evolución de los pacientes atendidos allí. Castro se 'enamoró' de la Dra. Molina pero no en el terreno sexual sino en el humano y -como ocurría siempre en esos casos- la científica empezó a ascender en la escala social, dentro del Partido Comunista y llegando incluso a ser diputada del parlamento".

"Después llegaron los malos tiempos, la crisis económica de los años 90, cuando la vida en Cuba se hacía extremadamente difícil y muchos pensaban que la Revolución Cubana se iba a pique, igual que sus socios comunistas de Europa. Fue entonces que Hilda Molina empieza a prepararse para abandonar el barco, manteniendo el criterio de que los niños salen primero. Desde su puesto facilita la salida de su hijo al exterior con el fin de que no regrese más al país. El joven se lleva con él los conocimientos y técnicas que desarrolló su madre y los demás científicos y médicos del centro. Se traslada a Argentina, monta una clínica bastante exitosa y reclama la salida de su madre y abuela".

"Mientras, la Dra. Hilda Molina renunciaba en Cuba a todos sus cargos científicos, a su escaño parlamentario, al Partido Comunista y llega a devolver todas las medallas -que eran muchas- recibidas a lo largo de su carrera profesional y política. En las varias entrevistas que realicé con ella barajó diferentes argumentos para dar este paso, primero me habló de su regreso a la religión y del rechazo católico a algunos de los tratamientos médicos que allí se aplicaban. En otra ocasión mencionó que era contraria al aumento de pacientes extranjeros en los tratamientos, mecanismo por el cual el gobierno pretendía financiar el desarrollo de la salud pública durante la crisis económica de los 90".

"Mientras que Fidel Castro la acusa de aspirar a apropiarse del centro que dirigía en caso de que Cuba transitara en algún momento hacia el capitalismo, además de insinuar que ella y su hijo habían robado tecnología cubana. Sean cuales fueran las razones, la Dra. Hilda Molina despertó la ira de Fidel Castro. Al parecer se sintió traicionado por quien fuera uno de sus prospectos, una destacada científica que además compartió sus ideas comunistas durante décadas. La respuesta no se hizo esperar, sin importar el costo político determinó que Hilda Molina no saldría de Cuba nunca más. De poco sirvieron los pedidos de los gobierno argentinos, incluso de presidentes amigos como Néstor Kirchner".

"…Sin lugar a dudas se trata de un gesto del presidente cubano hacia su homóloga argentina que tanto batalló para que Cuba fuera reintegrada al concierto de naciones latinoamericanas y que le exigió, cara a cara, a Obama que cese el embargo económico. Pero también es un gesto de independencia del gobierno de Raúl Castro, que de alguna manera ratifica que es él quien gobierna Cuba, algo que el comandante ya les había dicho a varios de sus amigos más íntimos. Por último también muestra la necesidad imperiosa de que se establezca una ley de migración que sea respetada por todos, incluso por el gobierno, y que delimite los derechos y deberes de los ciudadanos que quieren salir y entrar del país. Mientras el parlamento no legisle, los cubanos estarán a expensas de la buena o mala voluntad de las autoridades, y no de la presidencia -como fue el caso de Hilda- sino de regulaciones del Ministerio del Interior, muchas de las cuales son incomprensibles".

Fernando Ravsberg, BBC, Reino Unido
18 de junio de 2009

Cuba: Falleció técnico del equipo campeón olímpico en el 2000

"El cubano Luis Felipe Calderón, técnico del equipo femenino de Cuba campeón olímpico en Sydney en el año 2000 y bronce cuatro años después en Atenas, falleció en esta capital. 'Tras una larga enfermedad que lo distanció de su amado voli', Calderón murió el martes a la edad de 56 años, informó el jueves el diario oficial Granma. Calderón integró en 1990 el colectivo técnico del equipo de voleibol femenino encabezado por Eugenio George y la cita de Sydney fue su primer gran torneo internacional, además dirigió el elenco en los mundiales del 2002 y del 2006 así como en varios Juegos Panamericanos, el último en Río de Janeiro donde en el cotejo por la medalla de oro Cuba venció a Brasil en su patio…".

Yahoo Deportes, EE UU
18 de junio de 2008

Jorge Perugorría: hacer del motivo forma

"En un muy interesante texto que Wendey Navarro, comisaría de esta exposición de Jorge Perugorría (La Habana, 1965), escribe en el catálogo de la muestra nos dice de la obra de este artista que «comparte esa sensibilidad especial ante lo cotidiano, ante el entorno sociocultural y político en el tratamiento de temas que definen su contemporaneidad, activando importantes paradigmas simbólicos de la cubanía misma»".

"Y entre esos paradigmas simbólicos, el muro como referencia fundamental: «... los muros que custodian la isla, que se extienden y repiten por la ciudad (de La Habana), que se reproducen, multiplican o encierran los márgenes del cuadro, implican un comentario sobre Cuba, la situación de la isla, al tiempo que una denuncia sobre la proliferación de espacios cerrados, de límites impuestos y barreras, tanto físicas, políticas como psicológicas, mentales y espirituales en la sociedad contemporánea». Una cuestión local proyectada a lo universal".

"Nada mejor que esta cita, y el texto en toda su extensión, para situarnos, conceptual y plásticamente, por quien la conoce bien, ante la obra de un artista muy digno de atención. Jorge Perugorría, a quien el público conoce más por su importante trayectoria cinematográfica, como realizador o, sobre todo, como actor en películas que muchos recordarán, «Fresa y chocolate», «Volavérunt»..., pero que también ha mantenido una destacada actividad como pintor con la firma de «Gorría»".

"Los «Muros», titula esta exposición. Y muros (o malecones) como característica arquitectónica de su ciudad, resultan también, como es obvio, muy expresivos en cuanto a concepto simbólico de limitación y alineación, pero al mismo tiempo es también el muro superficie de gran tradición como espacio pictórico en la pintura contemporánea en su planitud y bidimensionalidad. De ambas circunstancias se sirve el pintor para conjugarlas sugestivamente en una singular obra. Es decir, el tema como expresión de referencias culturales, sociales, de situaciones específicas de una realidad social…".

La Nueva España, España
18 de junio de 2009


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

En esta sección