Actualizado: 27/01/2023 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cuba en la prensa

'The Economist', a Raúl Castro: «Hacen falta dos para bailar la rumba»

Selección diaria de la prensa internacional.

Comentarios Enviar Imprimir

Hacen falta dos para bailar la rumba

 

"La reacción de Raúl Castro al pequeño gesto de ofrecimiento de ramo de olivo por parte de Obama, resulta más cautelosa que la propia ofrenda. Hasta ahora, la historia se ha ceñido al guión. La administración de Barack Obama anunció el día 13 de abril la distensión del embargo económico que durante medio siglo venían imponiendo los Estados Unidos a Cuba. Con está acción, se cumple lo prometido en la campaña electoral".

 

"Esta medida supone un cambio de táctica más que un cambio fundamental en la política. La Administración espera que con la utilización de material adicional, se pueda apoyar a la población cubana y conseguir conectarla con el mundo exterior, así como empujarla hacia una democracia. Estos cambios tienen un simbolismo importante (…) Raúl Castro (…) ha declarado que está abierto al 'diálogo' con Obama. Los dos gobiernos han cooperado en el pasado en temas de migración y drogas, y pueden hacerlo de nuevo. Pero el problema principal que los divide y los mantiene más distanciados que nunca, es el sistema político comunista en Cuba y su supresión de los derechos humanos".

 

"No habrá estrellas debajo de la figura de Raúl Castro, ni líderes jóvenes individuales en los que los forasteros puedan depositar sus esperanzas. Este el es escenario en el que las medidas de Obama esperan surtir efecto para influenciar un cambio. Pero ellos solos —los cubanos—, no lo conseguirán".

 

Editorial de The Economist, Reino Unido
17 de abril de 2009

 

Cuba, el gran ausente de la cumbre de las Américas

 

"América latina piensa, como Cuba, que 'el bloqueo' –como dicen en la isla- es una reliquia de la guerra fría que no tiene porque estar de actualidad. La izquierda radical, llevada por el venezolano Hugo Chávez, hace de esto un 'punto de honor'; la izquierda moderada, conducida por el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, ve 'la gran prueba' de la nueva administración demócrata. Washington ha hecho un primer gesto en marzo autorizando los 1,5 millones de americanos de origen cubano a viajar a la isla una vez al año, y no solamente una vez cada tres años, como lo había decidido la administración de Bush. Para dar pruebas su buena voluntad, el Sr. Obama anunció, el 13 de abril, la liberación total de estos viajes, y ha quitado las restricciones impuestas a las transferencias de dinero de los americanos – cubanos a su familia residiendo en la isla".

 

"Más allá de estas medidas presentadas como 'humanitarias', las posiciones oficiales americanas –y cubanas- no han evolucionado. El padre de la Revolución cubana asegura que su régimen no necesita 'enfrentamientos' para existir y que no teme el diálogo con los Estados Unidos. El levantamiento del embargo y la apertura política que le acompañan sería, sin embargo, un desafío ideológico en el poder. No podría presentarse más como víctima 'de las agresiones del imperio' para justificar su autoritarismo y sus fracasos. En América latina, como en cualquier otro lugar en el mundo, el Sr. Obama tiene un gran capital de simpatía. Pero para no derrocharlo en su primera cita con los dirigentes de la región, tendrá que encontrar los medios de poner pomada en su inevitable 'decepción cubana'".

 

Jean-Pierre Langellier, Le Figaro, Francia
17 de abril de 2009

 

Cuba: receta para la transición

 

"En enero de 1959 -con la llegada de Castro al poder- Cuba dejó de ser una isla en el Caribe sujeta al juego de la región para transformarse en un participante de la Guerra Fría. Nunca hasta hoy ha vuelto a ser parte político de su contorno geográfico sin perjuicio del fin de esa guerra y la desaparición de la Unión Soviética en 1991".

 

"La V Cumbre de las Américas que se reúne a partir de hoy en Trinidad y Tobago tratará este tema como un asunto importante pero informal, porque no ha sido incorporado a la agenda oficial. El marco de la Cumbre parece adecuado: sería contradictorio que un país que desde hace 50 años es parte del juego -menor o mayor- de la política mundial pueda ejecutar, él solo, un proceso de transición que lo saque del aislamiento relativo en el que vive. Este proceso será complejo. Entre 1959 y 1964 abandonaron Cuba aproximadamente 300.000 personas, en su mayoría profesionales, técnicos y personal entrenado en el cual descansaba la gestión, administración y logística del Estado y de las empresas privadas. La ausencia de este personal produjo en la administración del país un gravísimo problema".

 

"Los actuales funcionarios políticos, económicos, sociales y culturales han sido moldeados en un esquema obsoleto, pero real. Esta dirigencia, como en cualquier parte, hace funcionar el país todos los días. Si la transición pretende llevárselos de golpe por delante, el daño que puede producirse sería casi irreparable. Se repetiría el desorden tipo 'far west' que sufrió sin remedio la sociedad rusa después de 1991".

 

"Al mismo tiempo, el apoyo internacional a esta transición tendrá que ser lo suficientemente firme pero implícito, para no herir los sentimientos de un pueblo -no de los dirigentes- que quedará de pronto a la deriva frente a una realidad posible: el dios viejo murió y los nuevos sólo quieren venganza. Esta transición será exitosa, únicamente, si las acciones y declaraciones de los actores del pasado -desde Castro a los exilados- pierden valor a medida que pasan los días. Porque el proceso no podrá legitimarse en el mantenimiento del statu quo, o en la revancha".

 

Hugo Martini, Clarín, Argentina
17 de abril de 2009


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

En esta sección