Actualizado: 20/08/2019 5:32
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Asesor, USAID, Perú

Asesor de ministro peruano implicado en labores de la USAID en Cuba

Felipe Valencia Dongo, asesor del ministro de Educación de Perú, viajó a la Isla en 2009 con su amiga Geraldine García

Comentarios Enviar Imprimir

Felipe Valencia Dongo, asesor del ministro de Educación, y José Gálvez Agurto son los peruanos implicados en el caso de las actividades ilegales auspiciadas por la agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en Cuba, según cable de la agencia AP.

La investigación periodística difundida por la agencia de noticias estadounidense Associated Press (AP) ha generado un nuevo impasse diplomático entre Washington y La Habana.

Al menos en el curso de dos años, USAID, mejor conocida por manejar el envío de miles de millones de dólares en ayuda humanitaria estadounidense a países necesitados, envió a una docena de jóvenes inexpertos de Venezuela, Costa Rica y Perú para fortalecer a la oposición política cubana.

Valencia Dongo, según AP, optó por no declarar al diario peruano La República sobre la denuncia de AP, mientras que la oficina de prensa del Ministerio de Educación dio a conocer la nota de USAID.

Por la noche, el ministro Jaime Saavedra dijo que Valencia Dongo viajó hace años a Cuba como parte de un grupo de estudiantes que realizaban trabajos de fortalecimiento de la sociedad civil. Resaltó las cualidades profesionales de Valencia Dongo, economista egresado de la Universidad del Pacífico, de acuerdo con La República.

Por su parte, la AP afirma que la madre de uno de los jóvenes sirvió de representante legal de la consultoría que los muchachos conformaron para realizar dicha actividad y el proyecto se demoró, en cierto momento, porque ellos estaban estudiando para sus exámenes.

Documentos obtenidos por The Associated Press también muestran que Valencia Dongo y Gálvez Agurto estaban al tanto de la naturaleza clandestina de su misión, que se canceló después de enfrentar problemas de seguridad y, aparentemente, por el hecho que no pudieron ganarse la confianza de los estudiantes cubanos, que eran su población objetivo.

Ni Valencia Dongo ni Gálvez Agurto aceptaron hablar con la AP a pesar de repetidos intentos por entrevistarlos, y que incluyó visitas a la casa de la familia Valencia Dongo y a la oficina de la compañía de seguros donde Gálvez Agurto trabaja.

Irving Pérez, de Creative Associates y patrocinador de Gálvez Agurto y Valencia Dongo, les recordó en un chat por Skype el tres de septiembre de 2010 que “es necesaria una discreción total” sobre la misión, iniciada entonces hacía un año y que ya comenzaba a trastabillar.

“Como diría la canción: ‘Este secreto que tienes conmigo nadie lo sabrá’”, dijo Gálvez Agurto, cuyo perfil en LinkedIn dice que estudió el año pasado Administración de Empresas en la Universidad de Stanford, en California.

Valencia Dongo también le ofrecía garantías a Pérez en el chat.

El funcionario del Ministerio de Educación maneja bien el inglés, ha trabajado en Colombia en la organización Grameen, de micropréstamos, y es miembro dela iniciativa Global Shapers del Foro Económico Mundial.

En su perfil online en Global Shapers, Valencia Dongo dice en inglés: “mi pasión es crear oportunidades para aquellos que más lo necesitan: cerrar brechas de desigualdad en Perú y América Latina y lograr un crecimiento económico con inclusión social”. Dice que cree firmemente en “el poder empresarial de América Latina y su potencial” y que le encanta escuchar música de The Beatles.

En respuesta de a un cuestionario de preguntas formulado por la AP sobre el programa en que los peruanos participaban, USAID dijo que la agencia y “el gobierno de Obama se han comprometido a apoyar el deseo del pueblo cubano de que determinen libremente su propio futuro”.

Creative Associates declinó comentar y refirió toda pregunta de la AP a USAID.

El colapso de la operación peruana, que al menos duró dos años y que tanto como Valencia Dongo como Gávez Agurto lideraron, está detallado en una evaluación redactada por Pérez para USAID fechada el 15 de marzo de 2011.

El informe dice que los cubanos reclutados por los peruanos se mostraron recelosos y temían que los expulsaran de la universidad. De hecho, los peruanos reportaron haber perdido contacto con los estudiantes cubanos alrededor de enero de 2011 después de que aparentemente les suspendieran el acceso a un sistema encriptado de correo electrónico.

Los peruanos tampoco pudieron explicar el destino de $2.000 que habían enviado a cubanos ni pudieron conseguirles la visa de salida para que salieran a capacitarse en el extranjero, luego de que Creative Associates cambiara de estrategia y decidiera que no iba a despachar más gente a Cuba.

Bernarda Quintanilla, madre de Valencia Dongo, era representante legal de Strendia Social Consulting, la empresa asesora que su hijo y Gálvez crearon para recibir el dinero de USAID.

Quintanilla lo confirmó en una breve conversación telefónica con la AP, que interrumpió abruptamente al preguntársele si no se había preocupado por los peligros potenciales que enfrentaba su hijo al viajar a Cuba.

Valencia Dongo, que entonces tenía 21 años, viajó a Cuba en 2009 con su amiga Geraldine García, de 22 años en ese momento, confirmó la propia García.

Ella dijo que su misión fue para “establecer contactos” y que sabía de la participación de USAID, “pero no sé hasta qué punto”.

En una breve entrevista, García se mostró nerviosa y reticente al pedírsele detalles específicos de la misión y si no pensaba que las autoridades cubanas la habrían considerado como una labor de espionaje.

“No me siento protegida”, dijo García. “Este tema no lo he hablado con nadie”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.