Actualizado: 09/12/2019 13:16
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Templos, Iglesia Católica, Santiago de Cuba

Avanzan planes para edificar dos nuevas iglesias católicas

En Santiago de Cuba piensan edificar lo que sería el primer templo católico levantado en la Isla tras el 1 de enero de 1959, pero también hay planes para otro en Pinar del Río

Comentarios Enviar Imprimir

Las vigas de metal que formaron parte del escenario erigido para la visita del papa Benedicto XVI a Santiago de Cuba, en 2012, forman parte del proyecto para edificar la primera iglesia católica construida en Cuba comunista tras el triunfo de la revolución en 1959.

El ingeniero a cargo del proyecto en Santiago de Cuba admite que se trata de un plan ambicioso, informa BBC Mundo.

“Reutilizar el metal significa mantener vivo el recuerdo de algo que es bueno para nosotros, los católicos. Esto le da vida nueva, de modo que puede servir a las futuras generaciones”, explica Fausto Veloz.

Los arquitectos de la obra dice que solo les falta un permiso de los cinco requeridos para comenzar la construcción.

Aun así, más de cinco décadas después de que Fidel Castro tomara el poder, a la Iglesia Católica solo se le ha permitido renovar las propiedades existentes o reconstruir en los lugares donde se derrumbaron las viejas estructuras. La construcción de nuevas iglesias nunca fue autorizada, lo que sugiere que las dudas ideológicas siguen manteniéndose en las jerarquías.

El aparente cambio de actitud ha resultado particularmente oportuno para la ciudad de Santiago: unos meses después de la visita papal, el huracán Sandy atravesó la ciudad con resultados devastadores.

La pequeña iglesia de madera de San Pedrito, una de las siete que fueron destruidas en su totalidad, era particularmente vulnerable debido a su vejez y a la falta de mantenimiento. Otras 28 iglesias resultaron dañadas.

La Arquidiócesis tiene previsto reconstruir San Pedrito. Pero la primera iglesia totalmente nueva de Cuba comunista debería cobrar forma muy cerca de ahí.

“La comunidad católica es grande acá, pero nunca ha tenido una iglesia”, dice Fausto Veloz, haciendo un gesto hacia los bloques de departamentos del distrito José Martí, de Santiago.

Hoy en día, los católicos locales se reúnen para orar en “casas de culto” —viviendas privadas utilizadas para la adoración—, pero dicen que están teniéndoselas que ver con el aumento gradual en el número de fieles.

La Iglesia Católica dice que alrededor del 60 % de la población de Cuba está bautizada, aunque solo una pequeña fracción practica su fe con regularidad.

“No sé cuánto tiempo se tardará en estar lista, pero estoy seguro de que lo haremos”, sostiene Veloz respecto a la nueva iglesia, inspeccionando el terreno asignado para su edificación. Actualmente es un estacionamiento ubicado a un lado de la estación policial del distrito.

Las vigas de acero —valoradas en unos $20.000— fueron donadas por el Estado cuando el escenario fue desmantelado tras la visita del Papa Benedicto XVI.

Los bocetos hechos por un arquitecto las muestra en su nueva encarnación: elevándose sobre el techo arqueado de la nueva Iglesia de la Asunción, diseñada para albergar a más de 600 fieles y, algo que el ingeniero Veloz está muy interesado en subrayar, para resistir terremotos y huracanes futuros.

Todavía hay un largo trecho por recorrer: además del permiso final, la adquisición de materiales de construcción siempre es un desafío. Y luego está la tarea de recaudar $250.000 para financiar el proyecto. La mayor parte probablemente provendrá de parroquias fuera de Cuba.

Pero funcionarios de la Iglesia se muestran optimistas, debido a una relación más cálida que sienten que están teniendo con el Estado.

“Creo que esto no sólo muestra el mejoramiento de las actitudes en Cuba hacia la Iglesia Católica, sino hacia las iglesias en general. Creo que hoy hay una mayor comprensión de los asuntos religiosos”, sostiene monseñor Dionisio García.

Para el Arzobispo de Santiago, el estrechamiento de los lazos de Cuba con países socialistas pero devotos como Venezuela, es una posible explicación de esto.

“Por eso esperamos que no esta no sea la única iglesia que construyamos”, dice monseñor García. “Esperamos que haya otras más”.

También hay planes para construir otra iglesia católica en el municipio de Sandino, en Pinar del Río, gracias a la colaboración de la parroquia de San Lorenzo, en Tampa, según aciprensa.

El municipio de Sandino es el resultado de uno de los “pueblos cautivos” creados por el régimen para desplazar de manera forzada a miles de familias fuera de sus lugares de origen, acusadas de haber tomado parte o colaborar con el alzamiento de campesinos de principios de la década de 1960 en el macizo montañoso de Escambray, que buscó derrocar al gobierno de Fidel Castro.

Según informó el CentroTampa.com, la iglesia podrá albergar a unas 200 personas y ocupará un terreno de 800 metros cuadrados en el centro de la ciudad. “Desde hace muchos años se quería levantar un templo, pero no se había podido”, dijo el párroco de Las Martinas y Sandino, P. Cirilo Castro. “Finalmente podemos decir que ya está en camino”.

El sacerdote estuvo recientemente en Tampa para reunirse con las autoridades eclesiásticas locales y reunir donaciones para la construcción de la iglesia. Indicó que los trámites para obtener el aval del Gobierno cubano tardaron cuatro años.

El sacerdote indicó que la jefa de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del gobernante Partido Comunista, Caridad Diego, apoyó la iniciativa.

“Este templo tendrá la buena y sana intención de unir aún más a los feligreses que tienen la costumbre de ir a misa los domingos a una casa culto en el patio de una casa, donde solo hay techo y paredes”, señaló el P. Castro al CentroTampa.com

El lazo entre las parroquias de Sandino y San Lorenzo nació a iniciativa del entonces párroco de esta última, P. Thomas Morgan, y se consolidó en 2010 con la primera visita del P. Castro a Tampa.

En 2013, el Obispo de Pinar del Río, Mons. Jorge Enrique Serpa, viajó a Tampa para impulsar la alianza. La inversión total para levantar la iglesia es de $170.000.

El actual párroco de San Lorenzo, P. Ramón Hernández —que en marzo se reunió en Cuba con Mons. Serpa—, recordó las raíces cubanas de su parroquia, “que creció precisamente a partir de 1959 cuando comenzaron a llegar a Tampa refugiados cubanos que hoy, con sus descendientes y otras migraciones, conforman nuestra comunidad multicultural”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.