Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

turismo

Cae el flujo de turistas a la Isla

La llegada de visitantes disminuyó un 7% en enero y un 13% en febrero, comparado con los mismos meses de 2006.

Enviar Imprimir

El ingreso de turistas a Cuba cayó fuertemente en los primeros dos meses de 2007, según cifras preliminares, lo que sugiere que los precios no competitivos y el embargo de Estados Unidos continúan afectando este año a la industria del ocio, informó Reuters.

El flujo de visitantes sufrió una caída del 7% en enero y del 13% en febrero, comparado con los mismos meses del 2006, de acuerdo con datos preliminares a los que la agencia dijo haber tenido acceso.

El número de arribos bajó a 435.509 en los dos primeros meses de 2007, contra 482.975 en el mismo período del año pasado, continuando la tendencia declinante tras un descenso del 3,6% en la cantidad de visitantes en todo el 2006.

La temporada alta va de enero hasta abril, por lo que será difícil cumplir la meta oficial de crecimiento de un 8% para el 2007, dijeron fuentes de la industria citadas por Reuters.

El número de visitantes bajó el año pasado a 2,2 millones, desde 2,3 millones en 2005, según el gobierno cubano. Fue la primera caída desde que los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos deprimieron en 2002 el turismo global.

El turismo es una de las principales fuentes de ingresos de divisas de Cuba. El año pasado reportó 2.400 millones de dólares.

El embargo de Washington prohíbe a los estadounidenses visitar la Isla, que recibe la mayor cantidad de turistas de Canadá, Europa y, en menor medida, América Latina.

Según las cifras consultadas, el flujo de visitantes canadienses cayó un 2% en enero y febrero. Pero el mayor retroceso se registró en Europa, con una caída del 45% en las llegadas desde España, y de entre un 10 y un 20% en los arribos procedentes de Italia, Francia y Alemania.

Funcionarios cubanos dijeron que la depresión del turismo español obedeció a la venta del operador Iberojet y la línea de cruceros Pullmantur a empresas estadounidenses, que interrumpieron sus negocios con Cuba por las sanciones comerciales impuestas por Washington.

Royal Caribbean Cruises Ltd, con base en Miami, adquirió Pullmantur, que operaba un barco que recogía todas las semanas en La Habana a turistas llegados en avión desde Madrid.

Funcionarios explican también el menor flujo del turismo europeo por el alza del euro frente al dólar.

El viceministro cubano de Turismo, Oscar González, dijo la semana pasada que los elevados precios del combustible redujeron los viajes de larga distancia en algunos países de Europa.

"A eso hay que agregarle el comportamiento climático. Estamos teniendo un invierno relativamente caliente en Europa. Los flujos determinados por las bajas temperaturas se contraen de alguna medida", dijo en declaraciones a Reuters.

González afirmó que La Habana estaba revisando sus precios con los operadores turísticos europeos para hacer frente a la competencia de otros destinos más económicos en el Caribe.

Los operadores se quejan de que Cuba perdió competitividad al revaluar su moneda un 8% en 2005.

"Las conversiones de cambio pusieron los contratos en dólares canadienses en desventaja en comparación con otros destinos", dijeron en 2006 los operadores canadienses en una carta enviada al Ministerio de Turismo de la Isla.