Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Relaciones Cuba-Panamá, Operación Milagro, Martín Torrijos

Castro y Torrijos anuncian nueva etapa en las relaciones bilaterales

Enviar Imprimir

Fidel Castro y el presidente de Panamá, Martín Torrijos, relanzaron el miércoles las relaciones diplomáticas bilaterales con un plan de cooperación en salud por el cual 48.000 panameños serán operados gratis en la Isla en los próximos cuatro años, informó la AFP.

Castro y Torrijos se reunieron en el Palacio de la Revolución, en La Habana, luego de la intensa jornada que desarrolló el mandatario panameño en su segunda visita a Cuba en tres meses.

"Después de restablecidas las relaciones entre los dos países, vamos hacia un nuevo espacio de cooperación y solidaridad con el gobierno y pueblo cubanos. Es una nueva etapa de fraternidad y entendimiento", declaró el presidente de Panamá, hijo del fallecido Omar Torrijos, con quien Castro mantuvo amistad.

Torrijos, quien concluyó su visita la noche de este miércoles, llegó a La Habana al frente de una nutrida delegación oficial, para acompañar a los primeros 78 pacientes de la "Operación Milagro Panamá", que prevé 12.000 operaciones gratuitas al año de panameños afectados por enfermedades de la vista.

Los pacientes fueron recibidos en el Aeropuerto Internacional José Martí, por Torrijos y el ministro de Salud Pública de Cuba, José Ramón Balaguer.

El programa beneficiará a panameños en condiciones de pobreza en los próximos cuatro años, al cabo de los cuales, según lo previsto, unos 48.000 panameños habrán sido sometidos a cirugías oftalmológicas gratuitas.

La "Operación Milagro" es un programa lanzado por La Habana y Caracas en abril de 2004, que se ha extendido progresivamente al países del Caribe y América Latina. Cerca de 200.000 venezolanos, bolivianos, ecuatorianos, hondureños, guatemaltecos, uruguayos, paraguayos y caribeños habrían sido operados ya en Cuba.

En su visita relámpago, Torrijos visitó el hospital Pando Ferrer y entregó una donación de útiles escolares en la Escuela Solidaridad con Panamá, en la que estudian niños con discapacidad.

Torrijos llegó a Cuba acompañado de su esposa Vivian Fernández, el ministro de Salud, Camilo Alleyne, y otros altos funcionarios y, tras ser recibido por el vicepresidente cubano Carlos Lage y el canciller, Felipe Pérez Roque, visitó La Habana Vieja junto al historiador de la ciudad, Eusebio Leal.

Esta es la segunda visita de Torrijos este año. El 20 de agosto pasado estuvo en La Habana para reanudar las relaciones diplomáticas. Pero el presidente panameño había iniciado el proceso de normalización el mismo día de su investidura, el 1 de septiembre de 2004.

La Habana rompió relaciones con Panamá el 26 de agosto de 2004, un día después de que la entonces presidenta Mireya Moscoso indultara a Luis Posada Carriles y otros tres anticastristas acusados por Castro de planear su asesinato durante la X Cumbre Iberoamericana, celebrada en la capital panameña en noviembre de 2000.