Actualizado: 23/09/2022 21:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Religión

Católicos e intelectuales reivindican la vigencia de 'El amor todo lo espera'

La carta pastoral, redactada por los obispos hace quince años, recibió un ataque 'irracional y despiadado'.

Comentarios Enviar Imprimir

La revista católica Palabra Nueva recordó el aniversario quince de la polémica carta pastoral El amor todo lo espera, "una detallada disección quirúrgica de la crisis" de los años noventa, redactada por los obispos durante "el clímax de la situación social, económica y política más aguda del país".

"Quince años después la crisis ha disminuido, pero sigue aún latente", escribió en una nota editorial el director de la publicación, Orlando Márquez.

El artículo reparó en que, "aunque hemos empezado a descubrir algunas de nuestras propias manchas —nos creíamos inmaculados—, estamos aún lejos de la voluntad necesaria para seguir hurgando en las enfermedades de nuestro cuerpo social y (…) lejos aún de aplicar el bálsamo sanador: el diálogo nacional sereno, maduro y responsable".

El especial de Palabra Nueva solicitó opiniones a personalidades religiosas, pero también a intelectuales, entre ellos, el escritor Leonardo Padura, quien afirmó que el mensaje le "pareció atrevido y retador, una evaluación valiente y frontal de la realidad cubana de ese período tan difícil".

Según el autor de Máscaras y La neblina del ayer, la carta pastoral es un "documento invaluable para acercarnos al ambiente material y mental de aquel momento y para entender (…) la dimensión de los problemas que todavía enfrentamos y que se han ido enquistando de manera cada vez más alarmante en nuestra cotidianidad: el exilio, la violencia, la pérdida de valores éticos, la desintegración de la familia y, con ella, de la sociedad misma".

El padre Antonio Rodríguez, rector del Seminario San Carlos y San Ambrosio, opinó que la lectura de la carta, antes y ahora, "no induce a pensar que fue un documento antigubernamental, aunque, ciertamente, fue mal interpretado por muchos". Además negó que los obispos se hubieran puesto entonces "del lado de ningún proyecto político determinado".

Rodríguez citó directamente a la prensa oficial, la cual "respondió con torpeza (…) sin haber publicado ni una sola vez la carta pastoral".

"Tal vez sin querer, hicieron la propaganda del documento episcopal (…) El amor todo lo espera fue la oportunidad que la Iglesia, después de más de dos décadas, tuvo para presentarse de manera tan notoria en la vida pública de Cuba", señaló el religioso.

En la nota de presentación de Palabra Nueva, Orlando Márquez califica de "irracional y despiadado" el ataque que lanzaron entonces los medios de comunicación del país, lo que supuso que "de las 300 copia iniciales se pasó a cerca de 100 mil (…) para satisfacer la curiosidad" de los miles que se sentían "identificados con aquel compromiso pastoral con la nación".

Protestantes 'representados'

Por su parte, el reverendo Héctor Méndez, obispo de la Iglesia Presbiteriana Reformada, dijo que para muchos protestantes o evangélicos resultó "interesante" sentirse "representados" en el documento.

"La carta fue un aldabonazo dirigido a la conciencia de nuestro pueblo. De igual modo fue una clarinada a nuestro gobierno, a pesar de que oficialmente fue ignorada", indicó Méndez, para quien El amor todo lo espera "pasará a la historia como un importante intento de ser 'voz profética' en medio de situaciones difíciles como muchas de las que aparecen en la Biblia".

El investigador Rafael Hernández, director de la revista oficial Temas, apuntó que la carta pastoral "reflejaba aquella coyuntura contradictoria", pero su significado histórico no debía medirse sólo por tal coyuntura, sino por "marcar un hito en el posicionamiento eclesiástico ante la sociedad y la política, un peldaño en una escalera que la Iglesia y el Estado seguirían ascendiendo con esfuerzo".

Para Hernández, "es necesario propiciar la cultura del diálogo en toda la sociedad, también dentro de la Iglesia y ante otras religiones, y "el mensaje pendiente, el de la autocrítica y la cooperación, nos debería convocar a todos".

El amor todo lo espera afirmó en septiembre de 1993: "Hay descontento, incertidumbre, desesperanza en la población", y advirtió que el empeoramiento era "rápido y progresivo".

"Treinta y cuatro años es un lapso suficiente como para tender una mirada no sólo coyuntural, sino histórica, sobre un proceso que nació lleno de promesas e ideales, alcanzados algunos, pero en los que, como tantas veces pasa, la realidad no coincide en todos los casos con la idea que nos hicimos de ella, porque no es posible adaptarla siempre a nuestros sueños", añadió.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.