Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Margallo, España, Transición

Como ve la prensa española el desplante de Raúl Castro a García-Margallo

Comentarios Enviar Imprimir

Con sus variantes propias de política editorial y lectores, la prensa española considera un “desplante” que el gobernante cubano, Raúl Castro, no recibiera al ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, y considera que fue en buena medida fue el discurso sobre la Transición Española, que el canciller español pronunció el lunes, lo que motivó que no se produjera el encuentro. Un recordatorio preciso de que al gobierno cubano siempre repite que quiere conversar, pero no le gusta escuchar verdades.

Así se reflejó el hecho en los principales diarios peninsulares:

El País

Margallo se va de Cuba sin conseguir que le reciba Raúl Castro

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, concluyó ayer su primera visita oficial a Cuba sin que le recibiera Raúl Castro. La entrevista con el presidente cubano no figuraba en el programa oficial, pero se daba por descontada y el ministro había reservado un hueco en su agenda. Poco antes del almuerzo, la delegación española recibió una llamada de las autoridades cubanas en la que se le comunicaba que —en vez de Castro, como se esperaba— el ministro sería recibido por el vicepresidente primero, Miguel Díaz-Canel, número dos del régimen.

El antecesor de Margallo, Miguel Ángel Moratinos, fue recibido por Castro en las ocasiones en que viajó a Cuba, la última en 2010, y también el presidente de la Xunta gallega, Alberto Núñez Feijoo, el más alto representante español que ha viaja a Cuba desde que gobierna el PP.

Desde el entorno del ministro no se quería especular sobre las razones del plantón —”estas audiencias se solicitan, pero nunca se confirman hasta última hora”, alegaban— pero se sospechaba que al régimen cubano no le gustó el discurso sobre la Transición española que Margallo dio el lunes en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales, en el que hizo un elogio de la reconciliación y el pluralismo político. El propio Díaz Canel, al que se apunta como probable sucesor de Castro cuando en 2018 concluya su mandato, hizo gala de conocer el discurso del ministro.

El plantón es especialmente significativo porque Margallo tuvo que vencer las reticencias de sectores del PP para viajar a Cuba bajo la condición impuesta por el régimen de no reunirse con miembros de la disidencia. Las autoridades cubanas no dieron ninguna explicación a la falta de entrevista con Castro y ni siquiera alegaron que tuviera otros compromisos.

Pese a ello, Margallo se mostró convencido de que la visita ha salido “razonablemente bien”. Se trataba de un viaje arriesgado, como prueba el hecho de que el Rey le llamara el lunes para interesarse por cómo estaba saliendo.

El Mundo

Raúl Castro planta a Margallo en La Habana

Percance de última hora en la visita del ministro español de Asuntos Exteriores a Cuba. El máximo mandatario del régimen, Raúl Castro, plantó este martes a José Manuel García-Margallo.

La diplomacia española confiaba en esta entrevista, si bien nunca llegó a ser confirmada, como colofón de las dos jornadas oficiales del canciller español en La Habana, durante las que éste trasladó un mensaje de acercamiento a la antigua colonia española y de buenos oficios en su reciente y tímida apertura al exterior. No obstante, el ministro español fue perfectamente cumplimentado por el número dos del régimen y virtual sucesor de Castro, Miguel Díaz Canel, en un encuentro, eso sí, que no ha tenido cobertura mediática.

ABC

Margallo pide a Cuba que deje volver a expresos políticos que viven en España

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, abandonó este martes Cuba sin ser recibido por Raúl Castro, tras una visita de 48 horas a La Habana en la que ha tratado de impulsar la presencia de empresas españolas en Cuba y no ha dejado pasar la ocasión para subrayar las ventajas de contar con un sistema democrático.

La reunión con Castro no figuraba en la agenda de la visita ni había sido confirmada, pero se contaba con ella, ya que el presidente cubano ha venido recibiendo a otros ministros que han viajado recientemente a la Isla. No ha sido así y en su lugar quien recibió a García-Margallo fue el vicepresidente primero del Consejo de Ministros, Miguel Díaz-Canel, el hombre a quien se considera posible sucesor de Raúl Castro en 2018.

El motivo del desplante a García-Margallo estaría en la conferencia pronunciada el día anterior por el ministro en el Instituto de Relaciones Internacionales, en la que hizo un detallado recorrido por la Transición española, con palabras que, sin citar a Cuba, podían muy bien aplicarse a este país. No en vano, el ministro hizo una clara defensa de los valores democráticos, de la libertad de expresión y del pluralismo en un país en el que las reformas políticas van mucho más lentas que las todavía insuficientes reformas económicas. La conferencia incluyó, hablando del proceso vivido en España, algunas referencias indirectas a situaciones que vive Cuba, como la existencia de presos políticos (al hablar el ministro de la Ley de Amnistía decretada en nuestro país con llegada de la democracia, que hizo que dejara de existir esa figura) o la rápida ratificación de los Pactos Internacionales de Derechos Políticos y Civiles y de Derechos Económicos Sociales y Culturales, desde hace años pendientes de ser ratificados por Cuba.

La Vanguardia

Raúl Castro planta a Margallo

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, culminó este martes su primera visita oficial a Cuba sin poder ver a su presidente Raúl Castro, pero dejó mensajes sobre la necesidad de mayor rapidez en las reformas económicas y la situación de los expresos políticos de la Isla. No figuraba en la agenda oficial pero se daba por hecho que Raúl Castro recibiría al ministro, que finalmente se tuvo que conformar con entrevistarse con el primer vicepresidente de la Isla, Miguel Díaz-Canel, número dos del Gobierno cubano.

Ni la parte cubana ni la española han explicado los motivos de ese “plante” de Raúl Castro a Margallo, quien ayer impartió en La Habana una conferencia sobre la Transición Española en la que, sin mencionar expresamente a Cuba, ensalzó el pluralismo, el consenso y las libertades políticas. En los últimos meses, Raúl Castro ha recibido a cancilleres de países como México o Panamá. También se entrevistó en 2010 con el antecesor de Margallo, el socialista Miguel Ángel Moratinos; y el pasado diciembre con el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, el mayor representante del Partido Popular en visitar la Isla hasta la visita del actual ministro de Exteriores.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.