Actualizado: 24/06/2022 11:47
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Represión, Alan Gross

Condena de Alan Gross es un balde de agua helada para nexos con EEUU

El caso de Gross ha frenado un período de distensión que se había producido entre Cuba y Estados Unidos

Comentarios Enviar Imprimir

La condena en Cuba al subcontratista estadounidense Alan Gross echa un balde de agua fría sobre las relaciones bilaterales, pero hay oportunidades para avanzar si los gobiernos se muestran dispuestos a generar la confianza necesaria, estimaron analistas.

Un Tribunal de La Habana condenó el sábado pasado a 15 años de prisión a Gross, un subcontratista del Departamento de Estado de 61 años que fue arrestado en diciembre del 2009 en La Habana cuando repartía material de comunicaciones a grupos judíos en la Isla.

Washington no tardó en reaccionar a la condena por delitos contra “la integridad territorial”: el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tommy Vietor, calificó la sentencia de “otra injusticia en el suplicio” de Gross y el Departamento de Estado defendió su labor en Cuba.

El caso de Gross frenó un período de distensión que se había producido entre Cuba y Estados Unidos, países que carecen de relaciones formales desde hace medio siglo, tras la llegada al poder de Barack Obama, quien levantó algunas restricciones para viajes y envíos de remesas hacia la Isla.

Washington ha advertido que no habrá más apertura mientras Gross siga detenido, pero sigue comprometido con la política de contactos entre los pueblos y apoyar grupos civiles en la Isla, recordó la semana pasada la secretaria de Estado, Hillary Clinton, en una interpelación en el Congreso.

En el futuro próximo, “va a continuar el statu quo, una coyuntura que revela una posición ambivalente de parte de Washington”, dijo a la AFP en un correo electrónico John Kirk, especialista en Cuba de la universidad Dalhousie en Nueva Escocia, Canadá.

“La administración ha demostrado un interés en mejorar la relación” pero por otro lado sigue otorgando dinero para programas que son vistos en La Habana como “contrarrevolucionarios”, estimó Kirk, quien visita frecuentemente La Habana.

Pero más allá de la retórica, “si los Gobiernos de Cuba y Estados Unidos piensan con claridad, y creatividad, existen soluciones para este incidente”, opinó por su parte Arturo López-Levy, de la universidad de Denver.

La condena a Gross apunta más “a disuadir a otros de participar en actividades intervencionistas de cambio de régimen”, dijo López-Levy, al destacar que el tribunal afirmó que Gross fue “manipulado” por la agencia USAID del Departamento del Estado, que contrató a la empresa de Gross.

La Habana no debería desestimar “los efectos de un gesto humanitario hacia la familia Gross en el debate interno (estadounidenses) sobre la política hacia Cuba”, dijo López-Levy.

“Ambos gobiernos necesitan comenzar a desarrollar medidas de confianza”, dijo Kirk.

Estados Unidos podría abrir una vía si permite una misión de alto nivel del Congreso o de personas eminentes que estimule a “aquellos sectores dentro del Gobierno cubano favorables a liberar a Gross en un contexto de mejoramiento de las relaciones”, dijo López-Levy.

Washington y La Habana tienen un amplio abanico de iniciativas que podrían tomar, como discutir la posibilidad de explorar petróleo en forma conjunta en el Golfo de México, fomentar eventos deportivos y permitir la venta de medicamentos cubanos en Estados Unidos, entre otros, según analistas.

El “legado de hostilidad” que recibió Obama “no ha sido desmantelado, pero su visión de promover cambios en Cuba a través del intercambio ofrece una oportunidad para una victoria definitiva del nacionalismo cubano sobre el embargo”, agregó López-Levy.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.