Actualizado: 14/10/2019 9:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Atentados, Posada Carriles

Cuba conmutó pena de muerte a supuesto cómplice de Posada Carriles

El salvadoreño Ernesto Cruz León tendrá que cumplir ahora una sanción de 30 años de privación de libertad

Comentarios Enviar Imprimir

El Tribunal Supremo de Cuba conmutó este viernes la pena de muerte por 30 años de prisión al salvadoreño Ernesto Cruz León, condenado en 1999 por atentados con bomba en La Habana, en uno de los cuales murió un italiano, según fuentes judiciales citadas por el portal oficialista Cubadebate.

La Sala de Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Supremo Popular, que el jueves abrió una audiencia de apelación, “anunció la decisión de sustituir la sanción original que se le impuso por la de 30 años de privación de libertad”, de acuerdo con Cubadebate.

Cruz León, de 39 años, y otro salvadoreño, Otto René Rodríguez Llerena, fueron sentenciados a muerte, acusados de varios atentados con bombas en hoteles de La Habana a mediados de 1997 por orden del anticastrista cubano Luis Posada Carriles.

La nueva sentencia es la “máxima pena que se le puede imponer dada la legislación aplicable al caso”, señaló el portal, que difundió un video en el que aparece Cruz León, tras ser capturado a en 1997, explicando de qué forma y en qué sitios colocó los explosivos.

La resolución ocurre dos años y medio después de que el presidente Raúl Castro, a quien su hermano Fidel Castro delegó el poder en 2006, conmutara la pena a varios condenados a muerte en abril de 2008 y dijera que los casos de los dos salvadoreños y un anticastrista cubano estaban en estudio.

“Nos alegramos que esto se haya hecho. Era algo que esperábamos porque el Gobierno ya había conmutado más de 30 penas de muerte en 2008 y suponíamos que ese precedente influiría en la decisión tomada con él”, dijo a la AFP el disidente Elizardo Sánchez, presidente de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos.

Sánchez comentó que “es de esperar que la misma decisión debe tomarse con los otros dos condenados a muerte: el salvadoreño Rodríguez Llerena y el cubano Humberto Real Suárez”, acusado de matar a una persona durante un desembarco armado en el centro de la Isla en 1994.

Según La Habana, en el juicio quedó probado que Cruz León fue enviado a la Isla para cometer los atentados por la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) y Posada Carriles, que, señaló Cubadebate, “dirigían la red de terroristas que se organizó y financió en Estados Unidos y se estructuró en Centroamérica para tratar de destruir la Revolución”.

En el juicio, en el que fue condenado por el delito de “terrorismo continuado”, Cruz León aceptó responsabilidad en los hechos pero negó toda vinculación con la FNCA —con sede en Miami— y reveló que fue contratado por el salvadoreño Francisco Chávez Abarca, detenido en Venezuela en julio pasado y extraditado a Cuba.

Chávez Abarca, cuyo testimonio en el que acepta los hechos fue difundido en los medios cubanos, “fue quien lo convenció de realizar misiones terroristas en el extranjero, al contarle que él mismo lo había hecho”, apuntó Cubadebate.

Cuba inició un proceso contra Chávez Abarca bajo cargos de haber contratado a Cruz León y a Rodríguez Llerena, y de planificar otros atentados en Cuba y Venezuela a las órdenes Posada Carriles, que vive en Miami y a quien La Habana y Caracas imputan la autoría intelectual de la voladura de un avión en 1976 —que dejó 73 muertos— y varias conspiraciones para asesinar a Fidel Castro.

En su visita a La Habana a principios de octubre, el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, afirmó que los salvadoreños confesaron sus delitos, por lo que su Gobierno se abstendría de “abogar” por ellos.

Cuba mantiene la moratoria sobre la pena capital desde 2000, interrumpida en 2003 cuando fusiló a tres secuestradores de una embarcación con la que pretendían emigrar a Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.