Actualizado: 08/05/2021 4:49
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Desalojos

Desalojadas otras 70 familias en Holguín

Varias familias decidieron plantar tiendas de campaña improvisadas, en señal de protesta pacífica.

Comentarios Enviar Imprimir

Fuerzas gubernamentales desmantelaron el pasado fin de semana un asentamiento de más de sesenta casas en el reparto Pueblo Nuevo, en la periferia de la Ciudad de Holguín.

Se trata del segundo desalojo masivo en lo que va de año, practicado por la dirección del Partido Comunista (PCC) y su líder en la provincia, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, contra familias que residen en áreas abandonadas y cubiertas de marabú.

En las primeras horas del sábado se presentaron más de cien efectivos de la Policía Nacional Revolucionaria y un número similar de agentes de la Seguridad del Estado para custodiar al cuerpo de inspectores de la Dirección Municipal de la Vivienda, quienes obligaron a las familias a abandonar sus casas para que los equipos bulldozer y los tractores demolieran el asentamiento.

Esta vez, los agentes policiales no dudaron en reducir por la fuerza a los padres de familias que intentaban frenar la brutalidad con que eran tratados sus hijos y esposas, y la acción dejó un saldo de al menos diez heridos, quienes fueron trasladados al cercano Hospital Clínico-Quirúrgico.

Tal y como se ha hecho costumbre en el centro de salud, los heridos fueron atendidos por personal "confiable", siempre acompañados por oficiales de la Seguridad del Estado, y no se les registró en los documentos del Cuerpo de Guardia.

A diferencia del primer desalojo masivo, practicado en la comunidad de El Pití, el pasado mes de enero, las fuerzas represivas no permitieron la "colaboración de los revolucionarios", como llaman a las Brigadas de Respuesta Rápida (seguidores del régimen y militantes del Partido Comunista vestidos de civil), y cuando aún no había despuntado el sol se presentaron en el asentamiento, para reducirlo a escombros en apenas dos horas.

Los enseres domésticos fueron trasladados por camiones estatales a los supuestos lugares de orígenes de las familias.

"Vivíamos en el Batey del Central Azucarero Cristino Naranjo, antes había mucha caña (…) ahora no está moliendo el ingenio. Para allá no volveremos, no importa lo que tenga que hacer para que mis hijos tengan al menos un plato de comida", declaró en medio del enfrentamiento un padre desesperado, a quien las fuerzas policiales golpearon y obligaron a subir sus pertenencias a un camión.

Apenas se retiraron las fuerzas gubernamentales, cinco familias decidieron plantar tiendas de campaña improvisadas en las áreas públicas de la circunvalación de la ciudad, en señal de protesta pacífica.

Entre tanto, los medios oficialista locales se referían a la inauguración de "obras de carácter social para el disfrute de la población", en referencia al remozamiento de varios restaurantes y a los ya recurrentes boulevares.

Según informó una fuente ligada al poder, la intención del primer secretario del PCC en la provincia, Díaz-Canel, es el de desalojar a todas las familias que viven en los "asentamientos ilegales". El plan es denominado oficialmente "Operación Rastrillo" y estaría destinado a "mejorar" la imagen de la provincia.

Unas 2.500 personas en Holguín viven en la incertidumbre ante las presiones del gobierno para "extraerlos" de sus lugares de residencia. El argumento que utilizan las fuerzas oficiales es que esas familias han ocupado ilegalmente terrenos que son propiedad del Estado y parte de la reserva estrategia del desarrollo de la ciudad.

"Venimos de Birán, en ese pueblo no hay quien viva, sin comida, sin médicos, estamos olvidados por todos", dijo la madre de un niño de cinco años. "No sé qué vamos a hacer, pero para Birán no volvemos", añadió desde su casa de campaña.

Una fuente de la Dirección Municipal de la Vivienda en Holguín, quien pidió mantenerse en el anonimato, planteó que muchos de sus compañeros de trabajo, así como muchos ciudadanos convocados por las autoridades, están pidiendo licencias laborales y certificados médicos para no tomar parte en las acciones de desalojos.

La fuente añadió a ENCUENTRO EN LA RED que el plan del gobierno "es continuar hasta no dejar una sola casa ilegal. Al menos eso es lo que quieren los jefes del Partido".


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.