Actualizado: 20/07/2018 16:13
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Espionaje

Desclasifican documento con nombres de diplomáticos cubanos expulsados en 2003

Siete se encontraban en la Misión de Cuba ante las Naciones Unidas (CMUN) y los otros siete en la Sección de Intereses, y recopilaban información de inteligencia para ser vendida luego al Gobierno de Irak

Comentarios Enviar Imprimir

El Departamento de Estado desclasificó este martes un documento en el que se revelan los nombres de siete espías cubanos con cobertura diplomática, quienes recopilaban información de inteligencia para ser vendida luego por el Gobierno de Cuba al de Irak, informó Univision.com.

De acuerdo con Chris Simmons, un cazador de espías que desempeñó un importante papel en la captura de Ana Belén Montes y autor del libro La mujer del espía, en mayo de 2003, Estados Unidos expulsó a 14 diplomáticos cubanos por espionaje.

La información añade que con esta expulsión, que tuvo lugar menos de ocho semanas después del inicio de la Operación Libertad Iraquí, se castigó a Cuba por proveer información sobre movimientos de las tropas de EEUU y las actividades asociadas de militares a los servicios de inteligencia de Irak.

Simmons explicó que siete diplomáticos-espías se encontraban en la Misión de Cuba ante las Naciones Unidas (CMUN) y los otros siete en la Sección de Intereses.

Las identidades de los siete funcionarios de CMUN recibieron mucha publicidad, pero al público estadounidense se le impidió, hasta ahora, que conociera los nombres de los funcionarios de la Sección de Intereses que informaban a Irak sobre Estados Unidos.

Cumpliendo con el Freedom of Information Act (FOIA) presentado en diciembre de 2006, el Departamento de Estado ha dado a conocer el cable diplomático con los nombres de los espías de la Sección de Intereses, declarados personas non grata.

Los nombres de los espías cubanos, con sus respectivos cargos en la Sección de Intereses revelados por el Departamento de Estado son los siguientes:

Cosme Torres Espinosa, primer secretario
Fernando Miguel García Bielsa, primer secretario
José Anselmo López Perera, primer secretario
Juan Hernández Acen, segundo secretario
Raúl Rodríguez Averhoff, segundo secretario
Juan Ernesto Autie González, tercer secretario

Cosme Torres Espinosa fue designado posteriormente embajador en Zimbabwe, cargo que ocupó hasta 2009.

Raúl Rodríguez Averhoff fue expulsado de la Embajada de Cuba en Ottawa, Canadá, a principios de 1995. Tras su expulsión de EEUU, fue enviado a Argentina en 2006, donde todavía trabaja como consejero de Educación. Averhoff es un oficial de Inteligencia, que habría trabajado para el departamento M-I (EEUU) y el M-II (América Latina). Su esposa, María Cristina Delgado Suárez se encuentra también en Argentina como consejera de Cultura. No se conoce que esté relacionada con los servicios de inteligencia.

Oscar Redondo Toledo fue declarado persona non grata en noviembre de 2002. Hasta su expulsión, fungió como Primer Secretario de la Sección de Intereses de Cuba.

Fernando García Bielsa, oficial del Departamento de América, arribó a EEUU en marzo de 2000 para sustituir al espía expulsado José Imperatori. El FBI y el fallecido Jesse Helms se opusieron a su entrada en el país, pero fueron rechazados por la Administración Clinton. Los lazos de García Bielsa con terroristas puertorriqueños, según informes del Miami Herald y de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), se iniciaron en los 70 y continuaron hasta, al menos, 1998, cuando sostuvo una reunión en Cuba con los líderes de los Macheteros. García Bielsa es además uno de los seis espías cubanos a quien Julia Sweig, en su libro Dentro de la revolución cubana, menciona por su nombre. Sweig es investigadora senior del Council on Foreign Relations.

García Bielsa más tarde sirvió como consejero político en Santiago, Chile. Dado su amplio servicio con el Departamento de América, sus vínculos a largo plazo con grupos terroristas y su pasado servicio en EEUU, la capital chilena representaba probablemente una área de operaciones relativamente benigna para que un individuo quemado por espionaje siguiera trabajando con grupos izquierdistas y agentes estadounidenses.

La esposa de José Anselmo López Perera, Josefina de la C. Vidal, es también oficial de la inteligencia cubana, si bien su afiliación a estos servicios continúa sin dilucidarse. Desde hace varios años ocupa la dirección de la oficina de asuntos norteamericanos en el MINREX.

Por su parte, Juan Hernández Acen sirvió antes de 1999 en Venezuela, junto al oficial del Departamento de América Luis Hernández Ojeda.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.