Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Deserciones

Desertan dos estudiantes cubanos de informática

Integraban una delegación universitaria que viajó desde La Habana hacia Orlando para participar en un concurso de ciencias de la computación

Comentarios Enviar Imprimir

La noticia la publicaba el viernes pasado el diario El Nuevo Herald. Los estudiantes eran parte de una delegación universitaria que viajó desde La Habana hacia Orlando para participar en un concurso de ciencias de la computación.

Otto Alberto León Negrí, de 21 años, alumno de la Facultad de Matemáticas y Computación de la Universidad de La Habana, y Luis Ángel Giró Valdés, de 23, del equipo de la Universidad de Ciencias Informáticas, abandonaron la delegación el pasado 30 de mayo. Se mantuvieron escondidos varias semanas en casas de parientes y familiares en el sur de la Florida hasta que recientemente decidieron contar sus historias a El Nuevo Herald.

“Me escabullí, eso hice”, dijo León el viernes en una entrevista compartida con Valdés. “Busqué el momento adecuado y pasé desapercibido”, afirmó Valdés.

La huida se realizó a la misma velocidad con la que suelen abordar el cálculo matemático y la ciencia de la computación en la clausura del prestigioso torneo conocido como International Collegiate Programming Contest. La cita reúne a los mejores talentos del rubro de universidades de todo el mundo. Entre otras pruebas, los participantes deben resolver problemas de geometría computacional y teoría matemática. Está considerada como una plataforma de “cazatalentos” y múltiples contactos para tentar becas y especializaciones en instituciones académicas de primer nivel.

En Cuba las autoridades y la prensa oficial han mantenido en total hermetismo la deserción de los dos estudiantes. Previamente, el anuncio sobre la participación de ambos había sido ampliamente difundida en medios periodísticos de la Isla. La televisión nacional cubana tenía planeado incluso un reportaje especial cuando la delegación llegara a la Isla después del certamen.

León dijo que huyó aproximadamente por la mañana del Hotel Peabody, donde estaba alojada la delegación cubana. Aprovechó un descuido de los encargados del grupo cuando los participantes y los organizadores del concurso socializaban alegremente en la cena oficial organizada para el cierre.

“Lo hice porque pensé en las oportunidades que puedo tener”, explicó León. “Estoy en la búsqueda de universidades prestigiosas. Pero por supuesto, siempre hay una parte que tiene que ver con la libertad. La juventud de Cuba está cambiando muchísimo pese a que existe un gran miedo social”, dijo.

León relató que después de salir del salón de convenciones se dirigió a su habitación para recoger algo de ropa que había preparado unas horas antes. Luego salió como cualquier otro huésped del hotel utilizando la puerta de acceso principal. Ya en la calle, se puso en contacto telefónico con sus familiares en el sur de la Florida.

“Fue una decisión que no había planeado en Cuba”, declaró León, estudiante de segundo año pero con amplia experiencia en torneos internacionales en Panamá, Brasil y Portugal.

Generalmente los estudiantes de computación cubanos que viajan al extranjero representando a su país tienen algo más de espacio y el control no es tan severo. Esto no ocurre con delegaciones como las deportivas. La seguridad de la Isla se encarga de vigilar y aislar del contacto con la prensa local y extranjera a los miembros del equipo, según señala El Nuevo Herald.

En el caso de Giró, dijo que su salida se produjo por la tarde cuando los miembros de la delegación estaban preparándose para asistir a la cena en honor a los concursantes.

“Yo ni esperé la cena, salí con el estómago vacío y con lo que llevaba puesto”, relató Giró al rotativo miamense. Dijo que cuando alcanzó la calle también se puso en contacto con parientes que viven en Miami. Al igual que su compañero de delegación, declaró que su único interés es continuar estudiando en alguna universidad estadounidense.

“Cuando sigues y estudias una rama como la computación, que cambia todos los días, siempre quieres estar actualizado”, precisó Giró. “Y creo que esa es la principal ambición de uno”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.