Actualizado: 24/11/2020 19:05
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Fraude al Medicare, Corrupción

Dinero del Medicare de EEUU termina en bancos cubanos

Los fiscales señalan que le han seguido el rastro a $63 millones hasta los bancos cubanos, casi la mitad de ellos vinculados con el caso de Oscar Sánchez, un estadounidense oriundo de Cuba, quien entregó dinero a los artífices del presunto fraude a cambio de una comisión

Comentarios Enviar Imprimir

Un juez federal ordenó que un hombre de Florida se quede en prisión hasta su comparecencia de lectura de cargos por presuntamente confabular para lavar millones de dólares obtenidos fraudulentamente del programa gubernamental de asistencia médica para ancianos Medicare que, de acuerdo con las autoridades, fueron canalizados al sistema bancario de Cuba, reportó la AP.

En una moción presentada el lunes en la corte federal de distrito en Miami, los fiscales dijeron que Oscar Sánchez, un ciudadano estadounidense de 46 años oriundo de Cuba, entregó dinero a los artífices del presunto fraude a cambio de una comisión. También dijeron que Sánchez confabuló para enviar el dinero de Medicare a empresas fachada en Canadá antes de que pasara por un banco de Trinidad y enviado finalmente a Cuba.

El abogado de Sánchez, Peter Raben, dijo que su cliente estaba bajo custodia federal y se le formularían cargos el viernes. Raben se negó a comentar sobre las acusaciones.

De acuerdo con la moción firmada por el fiscal federal Wilfredo Ferrer, “la evidencia muestra que Sánchez estaba involucrado íntimamente en la vasta operación de lavado mientras ocurría”, añade la nota de la agencia.

Los fiscales solicitaron la confiscación de más de 22 millones de dólares en propiedad de Sánchez. Si se le declara culpable, recibiría una sentencia de hasta 13 años de cárcel.

El caso es parte de una investigación más amplia sobre fraude al sistema de salud.

Aunque Sánchez fue el objetivo de la actual investigación, los fiscales dicen que decenas de suministradores corruptos del Medicare —quienes ofrecían servicios para el tratamiento del sida y equipos médicos— participaron en el timo establecido por una razón: esconder el dinero, según un reporte de El Nuevo Herald.

Los defraudadores abrieron 15 cuentas bancarias en Canadá y Trinidad, con millones de dólares procedentes del Medicare, a fin de extraer el dinero de Estados Unidos, señala el rotativo, que cita registros de la corte.

Los cabecillas usaron millones de dólares para comprar giros postales —20 cajas en total— y colocar el dinero en una cuenta en el Royal Bank de Canadá, en Montreal. Para hacer las compras, usaron una variedad de nombres, incluyendo un famoso alias: Bill Clinton.

Una vez oculto en cuentas bancarias en Montreal, el dinero se envió de inmediato a otras cuentas en el Republic Bank, en Trinidad.

De acuerdo con el diario, los investigadores descubrieron luego que las cuentas no se habían abierto en realidad en Trinidad, sino en una sucursal del Republic Bank en La Habana, siempre según los registros judiciales.

Además, el banco tenía firmes instrucciones en dos de esas cuentas para transferir de inmediato todo el dinero al sistema bancario cubano.

Los fiscales señalan que hasta el momento le han seguido el rastro a $63 millones hasta los bancos cubanos, casi la mitad de ellos vinculados con el caso de Sánchez.

Una de las razones por la cual los proveedores de servicios de salud acudían a Sánchez fue porque éste actuó como una especia de cajero: suministrándoles el efectivo que ellos tanto necesitaban mientras que esperaban que se lavara su dinero, dijeron los fiscales.

“La operación de lavado de dinero de los acusados fue más rápida, eficiente y financieramente beneficiosa para todos los involucrados, incluyendo a (Oscar Sánchez) quien cobraba una tarifa por sus servicios”, escribieron los fiscales.

En total, los dueños de 70 compañías médicas del sur de la Florida presentaron facturas al Medicare por $ 374 millones, de los cuales se pagaron unos $ 70 millones.

Por su parte, el abogado de Sánchez señaló en su defensa que acusar a Sánchez en el esquema internacional de lavado de dinero era “una gran pista falsa” para perjudicar a su cliente, quien no ha sido convicto de ningún delito anteriormente.

Los fiscales dijeron que Sánchez formaba parte de un timo mucho mayor para desviar dinero a Cuba, un país comunista que no extradita fugitivos hacia Estados Unidos.

Como parte del caso de Sánchez, los fiscales le han pedido a la corte que confisque siete casas que posee en los condados de Miami-Dade, Lee y Collier, así como dos vehículos, para recuperar los millones en el lavado del dinero.

El dinero de los contribuyentes ha sido desviado a Cuba por décadas

El Nuevo Herald añade en su nota que más de dos docenas de personas acusadas de fraude al Medicare han huido a Cuba en los últimos cinco años, y se sospecha que muchas más están escondidas allá.

Kirk Ogrosky, un ex fiscal contra el fraude al Medicare, dijo que el caso más reciente ocurre después de años de investigación de las conexiones cubanas.

“El dinero de los contribuyentes de Estados Unidos destinado al Medicare ha estado saliendo del sur de la Florida por décadas”, dijo Ogrosky. “Si el Departamento de Justicia realmente desea detener este desorden en Miami, debería explicarles a las personas mayores cómo su participación en estos timos ayuda a apoyar al Gobierno cubano y a la gente de Castro. Alguna parte de lo que queda se canaliza fuera de Estados Unidos a lugares como Cuba, donde los contribuyentes estadounidenses no tienen oportunidad de recuperarlo”.

A mediados de la década pasada, 70 compañías del sur de Florida cobraron artículos como fármacos contra VIH y equipo médico, y Medicare depositó más de 70 millones de dólares en las cuentas bancarias de esas compañías, de acuerdo con los fiscales. Casi la mitad de ese dinero fue transferido al extranjero, agregaron, según el reporte de AP.

Las autoridades ya han interpuesto denuncias contra media docena de individuos que controlaban compañías que presuntamente enviaron dinero a través de bancos canadienses relacionados con el caso.

El fraude en Medicare ha sido una operación recurrente en Miami. El año pasado, tres hermanos habitantes de la ciudad se convirtieron en los fugitivos más buscados del sistema de salud. Los fiscales dijeron que los tres huyeron a Cuba.

Algunos exiliados cubanos afirman que el Gobierno cubano ha recibido parte del dinero presuntamente enviado a la Isla.

El gobierno cubano no respondió de inmediato a una solicitud de comentario sobre el caso de Sánchez, concluye la nota de la AP.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.