Actualizado: 17/06/2019 9:20
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

evento Praga

Diplomáticos europeos y ONG piden en Praga a la UE posiciones más efectivas hacia Cuba

Asistentes a una cita en la capital checa realizaron recomendaciones a los Veinticinco y opinaron que deben mantener una política unánime frente a La Habana.

Enviar Imprimir

Un grupo de diplomáticos de países de la Unión Europea (UE) y representantes de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) con proyectos de apoyo al movimiento democrático en Cuba, decidieron este miércoles en Praga coordinar sus posiciones a fin de pedir a los Veinticinco que adopten políticas más efectivas hacia la Isla.

La cita agrupó a representantes de los Departamentos de América Latina de las cancillerías de España, Polonia, Eslovaquia, Holanda y República Checa y a ONG de nueve países europeos, quienes estimaron que la UE debería mantener una política común unánime frente a Cuba, e hicieron una serie de recomendaciones a la Cumbre UE-Latinoamérica que se celebrará en pocas semanas en Viena.

Los asistentes a la reunión, convocada por el Comité Internacional por la Democracia en Cuba (CIDC, creado en 2003 por el ex presidente checo Vaclav Havel) consideraron que Bruselas debería condenar los llamados "actos de repudio" que se realizan en La Habana contra opositores del régimen y sus familiares, y catalogarlos como "grosera violación de los derechos humanos".

Al respecto, la Unión podría dar plazos concretos a La Habana para que mejoren los derechos humanos y, si no los cumple, aplicarle medidas de castigo.

Algunos participantes propusieron que, en vistas de que la política de diálogo ofrecida por la UE al gobierno de Fidel Castro no ha surtido ningún efecto y que, por el contrario, la democracia en Cuba no avanza y aumenta la represión y el encarcelamiento, la organización debería hacer una lista de políticos cubanos que violan los derechos humanos y aplicarles medidas de castigo en sus viajes al territorio comunitario.

Otra de las sugerencias que aparece en un documento circulado a la prensa es preparar una estrategia a largo plazo para la transición en la Isla, y propiciar que las misiones diplomáticas de los países de la Unión en suelo cubano favorezcan el intercambio de información con la población y la disidencia, apoyar el desarrollo de la sociedad civil cubana y respaldar con hechos materiales a la oposición interna.

El ministro de Relaciones Exteriores checo, Cyril Svoboda dijo en una conferencia de prensa durante la reunión que la situación de los derechos humanos en Cuba empeora y que el número de presos políticos aumenta, así como los ataques contra los disidentes y sus familias.

El encuentro de un día se celebró en el Palacio de Cernin, sede de la cancillería checa y también participaron activistas de derechos humanos de Suecia, Alemania y Serbia.

Desde antes de su ingreso a la UE, la República Checa mantiene una política de denuncia constante de la violación de los derechos humanos en Cuba y sostiene que hacer concesiones al régimen de Castro debilita la posición negociadora de los Veinticinco.

Enfrentamientos entre Praga y La Habana desde 1999

—19 de abril 1999: República Checa y Polonia presentan en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra una propuesta de resolución que condena las violaciones de los derechos humanos en Cuba. La resolución fue aprobada. La República Checa presentó iniciativas similares los años 2000 y 2001, todas fueron aprobadas.

—14 de noviembre 1999: El entonces presidente checo Vaclav Havel, junto con el presidente polaco Lech Walesa, apoya a los opositores del régimen cubano mediante una carta abierta dirigida a cuatro reconocidos disidentes que en la primavera de ese año fueron condenados a varios años de prisión.

—Marzo de 2000: Fidel Castro acusa al gobierno checo de ser una marioneta de Estados Unidos por la forma en que actúa dentro de la Comisión de Derechos Humanos.


« Anterior12Siguiente »