Actualizado: 21/11/2019 17:15
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Represión

Disidentes siguen a la espera

Las Damas de Blanco han afirmado que las medidas van a suceder, tras recientes reuniones con representantes de la Iglesia

Comentarios Enviar Imprimir

La disidencia interna de Cuba continúa a la espera de medidas sobre los presos políticos cuando se cumplen diez días desde la reunión entre el gobernante Raúl Castro y la jerarquía de la Iglesia Católica, en la que trataron este asunto.

"El gobierno de Cuba se toma todo su tiempo, se toma todo el tiempo que quiere para cualquier cosa. Es un gobierno muy independiente, en el peor sentido del término'', dijo el portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez.

"Simplemente estamos sometidos a esa tortura de la espera, igual que los presos en las cárceles'', añadió Sánchez, a propósito de las esperanzas que ha suscitado el diálogo entre la Iglesia y el Gobierno.

La situación de los presos políticos fue uno de los temas tratados en la reunión que Castro sostuvo el 19 de mayo con el Arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega, y el presidente de la Conferencia de Obispos Cubanos, Dionisio García.

Hace una semana el disidente Guillermo Fariñas, próximo a cumplir cien días de huelga de hambre para pedir la excarcelación de los opositores presos enfermos, hizo declaraciones que indujeron a esperar medidas inminentes a partir del pasado lunes, según información que, dijo, le había dado la Iglesia.

Pero esta semana ni la Iglesia ni la disidencia informaron de ningún "movimiento'' realizado por el gobierno con los presos políticos, algunos de los cuales se esperaba fueran trasladados a hospitales por su grave estado de salud y otros a cárceles cercanas a sus lugares de residencia.

"Lo lógico era que poco después del encuentro entre el cardenal y el general Raúl Castro hubiera un resultado tangible, sobre todo cuando es un asunto que está pendiente hace tantos años'', indicó Sánchez.

En opinión del propio Fariñas, el Gobierno "está en función de que los medios de prensa se concentren en las liberaciones y dejen de hacer denuncias de la situación y gravedad de los presos''.

"Me parece que hay que tener paciencia y, en mi caso, seguir con la huelga, y sobre todo continuar haciendo denuncias de los presos en prisión y desconcentrarse en la cuestión de cuándo van a salir'', dijo Fariñas.

El periodista y psicólogo, quien permanece hospitalizado desde marzo, señaló que dentro de la disidencia existe la teoría de que las liberaciones ocurrirán cuando la atención internacional se desvíe hacia el Campeonato Mundial de Fútbol, aunque él no la comparte.

La opositora Marta Beatriz Roque afirmó que "existe la posibilidad'' de que las excarcelaciones ocurran cuando se acerque la visita a Cuba del canciller del Vaticano, Dominique Mamberti, quien debe llegar a mediados de junio.

Para Roque, con el viaje de Mamberti el gobierno podría repetir la fórmula que utilizó tras la visita del Papa Juan Pablo II en 1998, cuando excarceló prisioneros comunes y opositores.

No obstante, insistió en que las Damas de Blanco han afirmado que las medidas van a suceder, tras recientes reuniones con representantes de la Iglesia.

"Lo único es que lo siento por los presos. Se han creado falsas esperanzas y esto no es bueno para ellos. He hablado con algunos que tienen estados ansiosos, están depresivos'', dijo Roque.

La portavoz de las Damas de Blanco, Laura Pollán, coincidió con la idea de que las autoridades cubanas podrían dar pasos en un momento "más próximo'' a la visita del canciller del Vaticano.

"O estando el canciller aquí, como un gesto hacia la Iglesia Católica, porque en definitiva es un representante de gran altura'', dijo Pollán, sin olvidar que la jerarquía católica cubana ha insistido en que el diálogo con el gobierno no está relacionado con el viaje de Mamberti ni otro factor internacional.

Ese fue uno de los mensajes más repetidos por el cardenal Ortega durante una reciente conferencia de prensa.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.