Actualizado: 28/01/2022 18:02
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Che

Documentos revelan que Hungría tuvo un papel clave en la llegada de reliquias del Che a la Isla

Comentarios Enviar Imprimir

Documentos desclasificados por Budapest han revelado que Hungría tuvo un papel primordial en la llegada a Cuba de la mascarilla mortuoria y las manos amputadas de Ernesto Che Guevara en 1970, informó EFE.

Las pruebas de la muerte del Che, recogidas por sus ejecutores bolivianos antes de deshacerse del cadáver, viajaron desde La Paz a La Habana a través de diversos correos humanos, previa escala en Budapest.

Janos Domeny, diplomático húngaro jubilado y el único que hasta ahora ha podido consultar la totalidad de los documentos desclasificados por Budapest, explicó que los telegramas entre la embajadas de La Paz y La Habana y el Ministerio de Exteriores húngaro demuestran que su país jugó ''un papel decisivo'' en el éxito de la operación, algunos de cuyos detalles cuenta en un artículo publicado en el último número de la revista histórica Rubicon.

"Hungría era el único país socialista que contaba con embajada en Bolivia en aquellos años", recuerda Domeny, que estuvo destinado en La Habana entre 1963 y 1967, cuando conoció personalmente al Che.

El Partido Comunista Boliviano (PCB) "nos pidió que nosotros trajéramos las manos y la máscara hasta Budapest" porque "querían normalizar su relación con los cubanos", que se había deteriorado cuando el guerrillero Mario Monje (ex secretario general del Partido) exigió al Che la supremacía política de la sublevación boliviana, dijo el ex diplomático en su artículo.

El Partido Socialista Obrero Húngaro (comunista), que gobernó hasta la caída del telón de acero, aceptó jugar el papel de intermediario y apoyó una operación cuyo itinerario pasó por La Paz, Santiago de Chile, Buenos Aires, Montevideo, Río de Janeiro, París y Budapest.

La historia había empezado en junio de 1969, dos años después de la muerte del Che, cuando el entonces ministro de Interior boliviano, Antonio Arguedas, quien había escondido las manos y la máscara del Che en el sótano de su casa, autorizó a Víctor Zannier, hombre de confianza de La Habana, para que se hiciera con las reliquias.

Esa misma noche, Zannier se reunió con sus amigos Juan Coronel (miembro del PCB) y Jorge Sattori en un restaurante de La Paz. Este último estaba casado con una empleada de la embajada húngara y contribuyó a establecer las negociaciones.

El 14 de noviembre, la embajada húngara de La Habana informó de que un funcionario del Ministerio del Interior les pidió que hicieran "todo lo posible para que las reliquias llegaran a La Habana lo más pronto posible, pero discretamente".

Antes de acabar el mes, dos funcionarios húngaros viajaron a La Paz, donde se les hizo entrega de la mascarilla de yeso y las manos del Che, conservadas en un frasco de formol, para su traslado a Budapest.

Juan Coronel llegó a finales de diciembre a la capital húngara, donde recogió las reliquias y se las llevó a Moscú para establecer contacto allí con la embajada cubana. A los pocos días apareció Zannier.

Fue entonces cuando la embajada cubana en Moscú le comunicó a Coronel que miembros del partido comunista boliviano no podrían ingresar en Cuba.

Así, Zannier, bajo el seudónimo Rodríguez, subió a un avión acompañado por un funcionario de la embajada y emprendió viaje a La Habana con las reliquias en una maleta de mano.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.