Actualizado: 21/10/2019 9:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

ING

El banco holandés ING cerrará sus operaciones en Cuba

La entidad financiera negó que la decisión se deba a presiones de Washington y dijo que se trata sólo 'de negocios'.

Enviar Imprimir

ING Groep NV, cuya asociación con bancos cubanos fue puesta en la lista negra por Estados Unidos hace un año, cerrará su oficina de representación en La Habana, dijo el viernes una portavoz del grupo financiero holandés, informó Reuters.

ING, el primer banco occidental importante que abrió una sucursal en Cuba, en 1994, aseguró que el cierre de sus operaciones en la Isla no obedece a presiones políticas de Washington.

"Es puramente una decisión de negocios (...) Llega como parte de nuestra valoración sobre la viabilidad económica de nuestras operaciones en todo el mundo", dijo en Amsterdam el portavoz Nanne Bos.

Según fuentes empresariales en La Habana, el banco holandés ha perdido negocios desde que el gobierno cubano aumentó sus exportaciones de níquel a China y redujo sus envíos a los mercados europeos a través del puerto de Rotterdam.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos puso en julio de 2006 al Netherlands Caribbean Bank, un emprendimiento mixto de ING con dos entidades estatales cubanas, Grupo ACEMEX y Banco Popular de Ahorro, registrado en Curacao, en la lista de compañías con los que los estadounidenses no pueden negociar.

El banco era utilizado por el gobierno cubano para pagar los fletes de sus importaciones de alimentos desde Estados Unidos.

La salida de ING se da en momentos en que varios grandes bancos internacionales han cerrado cuentas cubanas en dólares debido al creciente escrutinio del gobierno estadounidense de empresas que negocian con países como Irán, Siria, Sudán, Cuba y Corea del Norte, a los que Washington considera patrocinadores del terrorismo.

Bancos canadienses y británicos han reducidos sus transacciones en dólares con Cuba, alegando que podrían ser congelados al pasar por el sistema de compensación financiera en Estados Unidos.

La semana pasada, La Habana denunció que el gigante bancario suizo UBS y Banistmo, una entidad basada en Panamá propiedad de HSBC Holding Plc, se negaron a procesar pagos de su membresía al Parlamento Latinoamericano.

En el 2004, la Reserva Federal estadounidense le aplicó a UBS una multa sin precedentes de 100 millones de dólares por permitir a Cuba, Irán, Libia y Yugoslavia a cambiar viejos billetes de dólar por otros nuevos.