Actualizado: 22/05/2019 9:03
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

transición, Jaime Ortega, Palabra Nueva

El cardenal Ortega considera 'prometedor' el reconocimiento gubernamental de la necesidad de cambios

La revista 'Palabra Nueva' señaló que los cambios deben ser graduales, pero visibles. La idea de 'posponer una vez más las soluciones' sería una 'tomadura de pelo', dijo.

Comentarios Enviar Imprimir

El cardenal cubano Jaime Ortega y Alamino, arzobispo de La Habana, calificó de "paso prometedor que ha creado expectativas" el reconocimiento por parte de "las más altas autoridades" de la "necesidad de cambios" en Cuba, informó la agencia ANSA.

Ortega dijo que el año pasado "en todos los niveles de la nación cubana" se expuso "un cúmulo de críticas, quejas y propuestas esperanzadoras basadas en la necesidad de cambios, aún estructurales, en la organización y desarrollo de la vida nacional".

Las autoridades cubanas "han pedido una opinión amplia sobre todos los temas preocupantes" en la sociedad, dijo el cardenal el 1 de enero, durante una misa en la Catedral de La Habana. "Esto ha sido un paso prometedor", opinó.

Recordó que en su mensaje de Navidad los obispos cubanos se refirieron "a las decisiones que debían responder a las inquietudes expresadas y que son esperadas con cierta ansiedad" por el pueblo.

La Iglesia Católica "ofrecía" en ese mensaje "sus oraciones y su cooperación en esa obra común", dijo.

La revista católica Palabra Nueva, de la Arquidiócesis de La Habana, mencionó en su último número de 2007 el debate llevado a cabo en la Isla por orientación de Raúl Castro.

"En los últimos meses se ha desatado un proceso de debate público —aunque no publicado— sobre los males que nos aquejan. ¿Cuál es el objetivo de invitar a decir, sin miedo, la verdad? Es reconocer la existencia del miedo en nuestra sociedad, así como la existencia de un conflicto subyacente, y eso es importante, mucho", dijo en un artículo el director de la publicación, Orlando Márquez.

"Cuando en tales debates la gente habla de la incomprensible escasez de artículos básicos —no de lujo—, de vandalismo, de corrupción, de crisis educacional, de discriminación interna, de restricciones a las libertades y falta de oportunidades, al tiempo que reclaman a la autoridad por nuevas oportunidades, están avanzando en la solución de las causas subjetivas del conflicto cubano, confiando en que la otra parte —la autoridad que quiso escuchar— responda del modo apropiado a las demandas", añadió.

En su discurso en la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el pasado 28 de diciembre, Raúl Castro repitió la idea de que los cambios en la Isla no se producirán rápidamente.

"La gradualidad es más conveniente que el radicalismo impetuoso y veloz", consideró Márquez en su artículo. "Pero la gradualidad debe ser vista pronto, porque la idea de 'posponer una vez más' las soluciones no sólo espanta, ahora sería tomadura de pelo y desaliento total", dijo.

En cuanto a eventuales dudas que pueden surgir "dentro y fuera, ante ciertas transformaciones (…) ¿desaparece la revolución cubana?, ¿se está debilitando el gobierno cubano?, ¿tiene sentido mantener en prisión a personas sancionadas por decir, o escribir, muchas de las cosas que se expresan en el actual debate-público-no-publicado?", Márquez señaló que "no desaparece lo que es historia".

"El hecho social que conocemos como 'revolución cubana' no está condenado a la desaparición, sino a asentarse en la historia nacional con toda su larga estela de luces y sombras, de dolor y satisfacciones, pesadillas y sueños", dijo.

"Lo que sí está en nuestras manos hoy, es la oportunidad de dar una muestra al mundo de madurez y responsabilidad social, de respeto y aceptación de los criterios divergentes, de inclusión y no discriminación por ningún motivo, es decir, reproducir entre nosotros el mismo trato que exigimos de otras naciones. También está en nuestras manos la capacidad de adaptación a la nueva realidad mundial, de salvaguardar todo beneficio social logrado sin negar el crecimiento individual y sus derechos", afirmó Márquez.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.