Actualizado: 23/09/2020 15:36
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

RSF, CPJ

El CPJ alerta sobre la situación de Guillermo Fariñas y Juan Carlos Herrera

Reporteros Sin Fronteras divulgó un informe en el que afirma que la prensa independiente cubana 'sigue viva' y se 'niega a estar en la sombra'.

Enviar Imprimir

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) expresó este jueves preocupación por el estado de salud de dos periodistas cubanos que se encuentran en huelga de hambre, uno de ellos en prisión, informó la AFP.

La organización recordó que Guillermo Fariñas, director de la agencia de noticias independiente Cubacán Press, mantiene una huelga hambre desde hace 45 días, en protesta contra las restricciones impuestas por el gobierno al acceso de los cubanos a Internet.

En tanto, el periodista preso Juan Carlos Herrera mantiene una protesta similar desde hace 13 días para denunciar los abusos de los carceleros contra los presos políticos.

Fariñas se encuentra en situación de extrema gravedad en la sala de terapia intensiva del Hospital Universitario Arnaldo Milián Castro, de Santa Clara. Su familia y miembros de la disidencia interna han advertido que su vida corre peligro. Pero el disidente dice estar dispuesto a llevar su huelga "hasta las últimas consecuencias".

"Estamos sumamente preocupados por la salud de ambos periodistas", señaló la directora ejecutiva del CPJ, Ann Cooper.

"Instamos al gobierno cubano a liberar a los 24 periodistas encarcelados actualmente por cumplimiento de su labor", agregó.

Por su parte, Reporteros Sin Fronteras (RSF) consideró en un informe divulgado el jueves, con motivo del tercer aniversario de la represión contra la disidencia interna en Cuba, que la prensa independiente cubana "sigue viva" y se "niega a estar en la sombra".

"Entre los detenidos el 18 de marzo del 2003 figuraban 27 periodistas. Tres años de represión no han conseguido anular la prensa disidente cubana. Su perseverancia participa en la construcción de una sociedad civil y un futuro democrático para Cuba", dijo RSF.

La organización considera que hoy resulta difícil precisar el número exacto de periodistas independientes en activo en Cuba, pero pese a que sus condiciones de trabajo son cada día más precarias, la prensa cubana no oficial "no está desarmada".

De acuerdo con RSF, con sede en París, la prensa independiente representa incluso la primera fuente de información en lo que se refiere a la situación de los derechos humanos en la Isla.

"Sin embargo, su clandestinidad la condena a ser una prensa del interior para el exterior, es decir, casi inaccesible para aquellos de quienes (…) habla diariamente", lamenta la organización.

Para realizar su balance, RSF contactó con periodistas independientes que todavía se encuentran en la Isla y los actualmente exiliados, familiares de disidentes y medios de comunicación con sede en el extranjero.

RSF recordó que hay más de 300 cubanos que cumplen actualmente condenas que llegan hasta los 30 años de cárcel, por "haberse atrevido a pensar de manera diferente a la del poder".

"Ante esta arbitrariedad, hacemos un llamamiento a las instancias internacionales y a los gobiernos democráticos para que se movilicen por su liberación y hagan presión sobre las autoridades de La Habana", dijo la organización, según la AFP.