Actualizado: 14/10/2019 9:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Agricultura

El gobierno mantienen reticencias a la inversión extranjera en el cultivo de la caña y la producción de azúcar

Comentarios Enviar Imprimir

Aunque la inversión extranjera ha sido aceptada en la producción de alcohol y otros derivados de la caña, por el momento las autoridades parecen preferir no mencionar la posibilidad de admitirla en el cultivo de la gramínea y el procesamiento del azúcar, reportó la agencia IPS, que citó a funcionarios y especialistas del sector.

Actualmente, existen unas seis empresas mixtas y una de producción cooperada, con capitales de España, Italia, Canadá, Venezuela y México, pero todas están limitadas a la diversificación de la industria azucarera, según confirmó Liobel Pérez, jefe de la oficina de comunicaciones del Ministerio del Azúcar.

Discretas negociaciones realizadas hace cerca de dos años por compañías extranjeras interesadas en invertir en la producción de azúcar no fructificaron. "Ha habido conversaciones, pero no se han concretado", admitió el viceministro Juan Godefoy, sin brindar más detalles.

Expertos consultados por IPS dijeron que, al parecer, no hubo acuerdo, entre otras razones, porque los inversores aspiraban a un mayor poder de decisión en cuanto al manejo de los fondos y querían ofrecer mejores salarios a cultivadores y empleados del proceso fabril.

El gobierno cubano decidió en 2002 "reestructurar" la industria azucarera, mediante el cierre de la mitad de los ingenios y la reducción de las áreas dedicadas al cultivo de caña de azúcar, con el fin de elevar la eficiencia para enfrentar la baja constante de los precios en el mercado internacional.

De los 156 ingenios existentes hasta comienzos de esta década, actualmente operan sólo 61. Las cotizaciones comenzaron a mejorar a fines de 2005, en un repunte que llevó a las autoridades cubanas a intentar reactivar el sector.

Sin embargo, la producción de 2006 y 2007 fue de sólo 1,2 millones de toneladas, lo que obligó a la importación de entre 200.000 y 250.000 toneladas para abastecer el mercado interno.

En la más reciente zafra, se habrían logrado producir entre 1,4 y 1,5 millones de toneladas.

Para los analistas, los pobres resultados son consecuencia de la descapitalización a que la agroindustria ha estado sometida en los últimos 14 años, lo cual ha llevado casi al colapso la maquinaria agrícola y el transporte automotor. Tampoco han faltado, según esas fuentes, problemas técnicos con el equipamiento fabril, además de factores climáticos.

En ese cuadro, "hubiera sido muy favorable para su proceso recuperativo que a la agroindustria se le hubiera proporcionado un mayor espacio para la participación del capital foráneo, particularmente en la producción de azúcar", dijo el investigador Armando Nova, en un artículo sobre el tema.

"Ya no se puede producir azúcar solamente, nadie en el mundo lo hace", dijo a mediados de agosto, Luis Gálvez, director del Instituto Cubano de Investigaciones de los Derivados de la Caña de Azúcar.

Alficsa, la empresa mixta cubano-española que produce y comercializa alcoholes finos de caña, es hasta el momento la única firma extranjera con inversiones en ese subproducto azucarero, que el gobierno aspira a desarrollar mediante la modernización de 11 de las destilerías de la Isla, proceso en el cual no se descartan nuevos socios foráneos.

Según medios especializados, la caña de azúcar es pródiga en derivados para surtir las industrias alimentaria, química, farmacéutica y biotecnológica.

Alimentos para animales, resinas, preservantes, plásticos y productos para fábricas papeleras y del mueble figuran entre los subproductos que dan mayor valor agregado a esa materia prima.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.