Actualizado: 22/11/2019 16:09
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

vivienda

El gobierno señala la indisciplina y el robo como causas del déficit habitacional

El ministro de la Construcción afirmó que el régimen debe asegurar, urgentemente, el cumplimiento de los cronogramas de construcción y abastecimiento de materiales.

Enviar Imprimir

El gobierno cubano dijo el martes que el acuciante déficit habitacional del país, de 500.000 viviendas, obedece a la indisciplina y al robo de materiales, entre otros factores, informó Reuters.

El ministro de la Construcción, Fidel Figueroa, dijo al diario oficialista Granma, órgano del Partido Comunista, que el gobierno debe asegurar, urgentemente, el cumplimiento de los cronogramas de construcción y abastecimiento de materiales.

"El primer problema que tenemos hoy es la indisciplina (…) La actitud de los jefes tiene que cambiar porque está demostrado que donde falta la exigencia abundan el descrédito y la chapucería", sostuvo.

"Todas estas dificultades, principalmente, son las que originan la improductividad, el robo y desvío de materiales", agregó.

El Instituto Nacional de la Vivienda dice haber construido 79.751 casas en los primeros nueve meses de 2006.

El gobierno calcula que la cifra de nuevas construcciones rondará este año las 119.300, por debajo de la meta oficial de 150.000.

Las autoridades cubanas reconocieron el año pasado que existe un déficit de más de 500.000 viviendas. El 40% del déficit habitacional se concentra en La Habana, una ciudad de 2,1 millones de habitantes.

Además, según un estudio oficial, el 43% de las viviendas existentes están en mal estado.

Es común que hasta tres generaciones de cubanos vivan bajo un mismo techo, muchas veces en condiciones de hacinamiento.

En los últimos años, las autoridades optaron por ofrecer terrenos y créditos para que los cubanos construyan sus propias viviendas.

Fidel Castro, que transfirió temporalmente el poder a su hermano Raúl el 31 de julio mientras se recupera de una cirugía intestinal, ha dicho que no hay obreros suficientes para construir las viviendas que Cuba necesita y que la gente debe tomar la iniciativa.

"Las construcciones han sido caóticas a lo largo de la historia de la revolución y hay que superarlo, porque no nos queda más remedio", dijo en un discurso pronunciado el 1 de mayo con motivo del Día del Trabajo.

El gobierno está facilitando asimismo la legalización de construcciones ilegales edificadas con materiales comprados en el mercado negro y la terminación de otras 380.000 a medio construir.

Figueroa dijo que Cuba está invirtiendo en fábricas para producir materiales de construcción, desde bloques hasta vigas o azulejos.

Según el ministro de la Construcción, la Isla necesita eliminar "sistemas de pagos obsoletos" y estimular más a los obreros.

Figueroa puso como ejemplo el rendimiento de algunas fábricas de producción de materiales, donde los trabajadores que ganan unos 1.000 pesos cubanos (unos 45 dólares, tres veces el salario medio) han demostrado ser más eficientes que el resto.

Un programa oficial de construcción de viviendas presentado a mediados del 2005 incluía un presupuesto de 1.600 millones de dólares.