Actualizado: 27/05/2024 0:05
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Castro-salud

El llamado de la Iglesia a orar por Castro no ha tenido gran repercusión en Santiago de Cuba

En el santuario de la Virgen del Cobre no se registra una actividad inusual.

Enviar Imprimir

El llamado de la Iglesia Católica a orar para que Dios acompañe en su enfermedad a Castro e ilumine a sus sustitutos provisionales en el gobierno, no parece haber tenido mucho eco entre los fieles de Santiago de Cuba, reportó EFE.

En el santuario de la Virgen del Cobre, patrona de Cuba, uno de los lugares más emblemáticos del país y centro de peregrinación, no se registra una actividad inusual.

"Los signos de preocupación (por la salud de Castro) han sido muy pocos, alguna que otra persona se ha interesado, ha rezado, pero no ha sido nada especial, incluso cuando he pedido a la gente que hicieran sus peticiones, durante la misa, no ha habido peticiones de oración", afirmó el vicario de la parroquia, Jorge Alejandro Rodríguez.

"Normalmente el fiel católico en sentido general y en un por ciento amplio no está de acuerdo con este sistema, con la ideología, con el gobierno, con Fidel" y sólo "un mínimo (de practicantes) se confiesan simpatizantes", agregó.

En su opinión, "los cristianos católicos no quieren a Fidel" porque hay personas que "están muy heridas".

"La gente ha transcurrido su vida, 20, 30, 40 años luchando, trabajando, y no tiene nada, no tiene garantizado ese sustento, entonces no ruega", apuntó Rodríguez.

Rosa Vázquez, una enfermera retirada de 56 años que se dedica a cuidar el templo, aseguró, sin embargo, que los santiagueros son "muy fidelistas".

Añadió que no le interesa la política. Pero "para que esté otra gente, lo prefiero a él, es un hombre muy capacitado", dijo.

De acuerdo con el reporte de EFE, en Santiago de Cuba, la segunda ciudad en importancia del país, parece mantenerse la calma.

Sólo algunos actos de "reafirmación patriótica" convocados para refrendar el compromiso de los trabajadores con la revolución han roto la rutina en los últimos días.

Rafael, trabajador en una céntrica peluquería de la ciudad, dijo que "todos quieren que Fidel se recupere", aunque en el local "la gente no habla de eso".

"Todos queremos mucho a Fidel, hay también quien no está de acuerdo, como en todos los países, pero ésos no lo dicen en la calle, eso son cosas que se dicen en casa", afirmó.

Interrogado por la simpatía hacia Fidel y Raúl Castro en Santiago, respondió que "los dos son queridos, pero aquí siempre es Fidel y Fidel, nada más que Fidel".

Manuel, un jubilado de 61 años, aseguró que todos confían en la pronta recuperación de Castro, aunque cree que, cuando vuelva a dirigir el país, "debe ser con un método de trabajo más tranquilo, porque ya tiene 80 años".

En tanto, Gustavo, un guantanamero de 50 años afincado en Santiago, opinó que "debería empezar ya una transición, porque no es bueno que una persona se muera en el poder". No obstante agregó que no quiere un cambio de modelo pues "puede haber mucha violencia".

El arzobispo de Santiago de Cuba, Pedro Meurice, de 74 años, explicó que la Iglesia Católica espera que se pueda "evitar cualquier situación violenta de derramamiento de sangre" durante un eventual cambio de gobierno en la Isla.

En cuanto a Castro, añadió: "No nos viene mal a todos darnos cuenta de que la vida está en manos de Dios, que el presidente no es eterno, que algún día este pueblo tendrá que tener otro guía y sucederá lo que sucederá".