Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

turismo, huracán Wilma

El ministro de Turismo dice que el sector se recuperará en una semana de los daños de Wilma

Manuel Marrero afirmó que la destrucción de parte de la infraestructura hotelera de México por el paso del huracán ha aumentado la demanda por Cuba.

Enviar Imprimir

La industria turística cubana se recuperará "a lo sumo en una semana" de las afectaciones del huracán Wilma, que golpeó con históricas penetraciones del mar el occidente de la Isla, dijo este miércoles el ministro de Turismo, Manuel Marrero, informó la AFP.

"Podemos afirmar que la estructura resistió y funciona con normalidad", señalo Marrero a la agencia oficialista Prensa Latina, y agregó que cinco hoteles cubanos (694 habitaciones) salieron de servicio temporalmente por Wilma.

Cuba comenzó el martes a recuperarse de los destrozos de las inundaciones que provocó Wilma en barrios y poblaciones a lo largo de toda su costa noroccidental, incluida La Habana, donde la fuerza del mar levantó bloques de varias toneladas del muro de contención del Malecón habanero.

El ministro precisó que en La Habana Wilma afectó en total 14 hoteles, de ellos 11 ya recuperados totalmente, y sólo restan El Viejo y el Mar, Riviera y Chateau Miramar, ubicados frente a la costa habanera, "donde se trabaja para reabrirlos en breve".

Añadió que en Pinar del Río (extremo oeste) "únicamente se afectaron los centros de recreo Cayo Levisa (40 habitaciones) y el Centro Internacional de Buceo de María la Gorda (66), que entrarán en funcionamiento la semana próxima.

En Varadero, el principal polo turístico cubano, "todas las instalaciones prestan servicio sin dificultades", según Marrero.

El ministro informó que en total 35.000 turistas extranjeros fueron evacuados en Cuba ante la amenaza de Wilma, de ellos 1.749 en las provincias de La Habana y Pinar del Río.

Por otra parte, Marrero dijo que la destrucción de parte de la infraestructura hotelera de México por el paso de Wilma está aumentando la demanda por Cuba y podría adelantar el comienzo de la temporada alta en la Isla.

"Desde el primer momento hemos estado recibiendo solicitudes de operadores turísticos de incrementar sus cupos hacia Cuba (…) las cuales han sido aceptadas", dijo Marrero en conferencia de prensa, informó Reuters.

Los operadores europeos están desviando hacia la Isla el turismo que tenía reservas para la península mexicana de Yucatán, devastada la semana pasada por Wilma.

Un ejecutivo hotelero extranjero dijo que los destrozos en México elevaron aproximadamente en un 5% el flujo de turistas a Cuba.

El empresario sostuvo además que el 85% de los pasajeros de los vuelos de Europa a Cancún que hacen escala en Cuba se están quedando a pasar sus vacaciones en la Isla.

"El efecto que puede surgir es un adelanto de la temporada de invierno (…) en vez de ponerse los hoteles bien ocupados en diciembre, ya desde los próximos días de noviembre habrán ocupaciones hoteleras un poco más altas en el país", explicó Marrero.

La temporada alta en Cuba va normalmente de diciembre a abril, el invierno boreal en Europa y Norteamérica.