Actualizado: 18/01/2022 16:22
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

empresarios españoles, relaciones Cuba-España, inversiones

Empresarios españoles mantienen su apuesta en la Isla, pero temen la llegada de nuevos inversores

Los empresarios pidieron solución para el problema de la deuda oficial de la Isla con España, de unos mil millones de dólares, que limita el acceso a líneas de crédito.

Enviar Imprimir

Empresarios españoles ratificaron este jueves en La Habana su apuesta por Cuba y consideraron que la economía de la Isla se ha mantenido con "normalidad" durante los meses transcurridos desde que Fidel Castro cedió temporalmente el poder a su hermano Raúl debido a una severa crisis de salud, informó EFE.

No obstante, pidieron solución para el problema de la deuda oficial de la Isla con España, de unos mil millones de dólares, y las dificultades para acceder a líneas de crédito y a nuevos sectores de actividad en Cuba.

Las decisiones relacionadas con las empresas extranjeras no se han alterado desde la enfermedad de Castro, destacó Juan Arenas, copresidente español del Comité Hispano-Cubano de Cooperación Empresarial, durante la jornada inaugural de la reunión anual de esa entidad.

Esta situación, constituye "una muestra de estabilidad" desde el punto de vista económico y "aporta una base de confianza a quienes mantienen relaciones económicas con este país", afirmó Arenas.

Al encuentro asistieron el vicepresidente cubano, José Ramón Fernández; el ministro cubano de Comercio Exterior, Raúl de la Nuez; el presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio de España, Javier Gómez Navarro, y el director general de Comercio e Inversiones del Ministerio de Industria de España, Oscar Vía.

También, el presidente de la Asociación de Empresarios de España en Cuba, Víctor Moro, quien advirtió de la "preocupación" de los hombres de negocio españoles por el incremento de inversores de terceros países en el mercado cubano "favorecidos por políticas más beneficiosas y realistas".

Vía, el primer funcionario español que participa en estas jornadas en los últimos años, explicó que su presencia pretendía dar una señal de "apoyo institucional" a las empresas españolas con intereses en Cuba.

El funcionario trasmitió también a las autoridades cubanas el interés de la administración española por la "buena marcha" de las relaciones económicas bilaterales.

"Somos conscientes de las dificultades que sufren las empresas españolas en Cuba, de las restricciones al acceso del crédito oficial debido a la deuda que mantiene Cuba con España, por ello la actuación de las empresas es más meritoria", afirmó.

Sin embargo, "animamos a las empresas españolas a perseverar por mantener la actividad y continuar creando riqueza y empleo, y a Cuba a atender con especial dedicación los problemas de las empresas españolas", dijo.

Javier Gómez Navarro destacó el buen nivel alcanzado en las relaciones económicas bilaterales que, opinó, "podría ir mucho más lejos" si Cuba incrementara sus exportaciones a España y se arbitraran "nuevas fórmulas para mejorar las financiación de las operaciones, tanto de comercio como de inversión".

"La ya importante inversión española podría incrementarse si se facilitasen los medios financieros necesarios y desde la parte cubana se abriesen nuevas posibilidades de inversión en otros sectores productivos", señaló.

Gómez Navarro instó a las autoridades de ambos países a encontrar soluciones que permitan desbloquear el problema de la deuda oficial pendiente en el menor plazo posible.

Según estimaciones oficiales, las exportaciones españolas a Cuba se acercaron el pasado año a los 500 millones de euros, tras un crecimiento del 13% que rompió la tendencia decreciente que se había registrado en los cuatro ejercicios anteriores.

La tendencia se mantuvo en los primeros siete meses de este año, cuando las exportaciones españolas a la Isla se situaron en unos 351 millones de euros.

España es el país que mayor representación empresarial tiene en Cuba, con más de 200 entidades en muy distintos sectores, desde el turismo hasta el tabaco pasando por el petróleo.