Actualizado: 04/12/2022 4:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Reformas

Entra en vigor el decreto que legaliza la compraventa de viviendas en Cuba

Apenas un 6 % de las viviendas están inscritas en el registro de propiedad, por lo que el Gobierno ha pedido cumplir ese trámite como “garantía jurídica”

Comentarios Enviar Imprimir

El nuevo decreto que permite la compraventa de viviendas en Cuba entra hoy en vigor después de cinco décadas de prohibiciones y con la expectativa de que sirva para regular un sector marcado por las ilegalidades.

La nueva normativa firmada por el presidente Raúl Castro fue anunciada oficialmente el pasado 3 de noviembre y desde entonces los medios de comunicación estatal han dedicado grandes espacios para explicar sus disposiciones y detalles.

La medida flexibiliza la transmisión de la propiedad de viviendas en la Isla, que podrá hacerse mediante compraventa, permuta, donación o adjudicación siempre que las propiedades estén inscritas y actualizadas.

Se mantiene como límite que “ninguna persona tendrá derecho a poseer más de una vivienda”, aunque también es legítimo tener otro inmueble en zonas de recreo o descanso.

“Con la nueva legislación se pretende, entre otros aspectos, garantizar a los propietarios que puedan disponer de su inmueble como deseen, sin necesidad de obtener autorización previa” del Estado como sucedía hasta la fecha, destacó recientemente el diario oficial Granma.

Según datos oficiales, la Isla tiene unas 3.700.000 viviendas y de ellas un 85 % se encuentra en régimen de propiedad individual.

Apenas un 6 % de las viviendas en Cuba están inscritas en el registro de propiedad, por lo que el Gobierno ha pedido cumplir ese trámite como “garantía jurídica” y requisito para las nuevas operaciones inmobiliarias.

En el último medio siglo, las prohibiciones para el acceso a la vivienda en Cuba generaron un mercado ilegal de construcciones clandestinas, corrupción y estafas, porque las únicas maneras de lograr una vivienda eran las permutas, herencias o conseguir un permiso estatal de construcción.

Otro de los problemas es el déficit de viviendas en el país: hasta 2010 se estimaba en unas 600.000 casas, en parte por los destrozos que causaron tres huracanes en 2008.

En general, los cubanos han acogido con optimismo la apertura del mercado inmobiliario pero también se plantean muchas dudas y escepticismo: muchos recuerdan que la mayor parte de los ciudadanos de la Isla no disponen de dinero para comprar casas.

Otras dudas se refieren a la forma de pago para las operaciones de compraventa, ya que, además de garantizar la licitud del dinero, el comprador debe ingresar previamente la cantidad en una cuenta bancaria a cambio de un cheque gerencial que es el documento con el que se formaliza la transacción.

Esa fórmula suscita desconfianza como escribió recientemente en su web la bloguera crítica Yoani Sánchez porque algunos temen que su dinero pueda ser confiscado “si el Estado entiende que no posee un origen 'limpio”.

Otro aspecto de la nueva normativa que para algunos no está suficientemente aclarado se refiere al régimen especial establecido para algunas zonas del país.

Otra de las regulaciones más esperadas por los cubanos es la flexibilización de la política migratoria —anunciada por el presidente Raúl Castro el pasado agosto— y la posibilidad de que se suprima la llamada “tarjeta blanca” o permiso obligatorio que los habitantes de la Isla deben solicitar para salir del país.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.