Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Che Guevara

Escritor argentino: “La vida del Che fue una estética del fracaso”

“Como médico nunca ejerció, como guerrillero comandó tres aventuras en Argentina, el Congo y Bolivia y en las tres fracasó rotundamente, y como ideólogo del marxismo nadie jamás lo tomó en cuenta”, señala el también periodista Nicolás Márquez

Comentarios Enviar Imprimir

El escritor y periodista argentino Nicolás Márquez publica un libro en el que señala que la muerte de Ernesto Che Guevara ayudó a crear el mito y elevarlo a la condición casi de santo laico; asegura que no era un personaje politizado en absoluto y que en toda su vida universitaria jamás militó en política.

El periódico boliviano El Diario, publicaba este lunes una entrevista concedida por Márquez al diario El Correo de Perú, en la que habla sobre su libroEl Canalla. La verdadera historia del Che, con el que pretende desenmascarar “al sanguinario carnicero”.

El autor reconoce que se trata de un libro provocativo y señala que el hecho de colocar en portada la frase “hasta la derrota siempre”, en lugar de la original pronunciada por el guerrillero —“Hasta la victoria siempre”—, tiene que ver con su idea de que la vida del Che fue una “estética del fracaso”.

“Como médico nunca ejerció, como guerrillero comandó tres aventuras en Argentina, el Congo y Bolivia y en las tres fracasó rotundamente, y como ideólogo del marxismo nadie jamás lo tomó en cuenta”, señala el escritor.

Para Márquez, la revolución cubana es “un triunfo” que atañe a Fidel Castro y que el Che “solo fue comparsa de un personaje infinitamente más talentoso”. “Lo que pasa es que su muerte ayudó a crear el mito y elevarlo a la condición casi de santo laico. Se lo venera en parte precisamente porque no se le conoce. Es un fetiche propagandístico”, añade.

Según el periodista, el Che pasó de ser un “personaje fracasado” a ser un “mártir del comunismo” por su presencia, porque murió joven y por ser de izquierda.

“Si hubiese estado a la derecha del espectro compartiría la fama de genocida de un Videla, pero por ser ‘revolucionario’ se lo disculpa de sus errores y horrores”, señala.

Guevara no era un personaje politizado en absoluto, asegura Márquez: “En toda su vida universitaria jamás militó en política”.

“Cuando lees sus cartas queda de manifiesto alguien sin rumbo. Alguien criado sin autoridad paterna, cuando se encuentra con un personaje tan carismático e imperativo como Fidel, se le termina subordinando” añade.

De guerrillero a “canalla sanguinario”

Márquez apoya la tesis de un Che Guevara “sanguinario” y “carnicero” y dice que en su libro transcribe muchas cartas previas a su viaje a Cuba donde el guerrillero ya manifiesta cierta inclinación violenta. “Él decía, por ejemplo, que sus amigos lo seguirían siendo mientras pensaran como él. (…) A mi juicio se nota en todo momento un odio interior infernal. La violencia política le proporciona una suerte de catarsis”.

“En su diario de Sierra Maestra cuenta con nombre, apellido y circunstancias, y con lenguaje médico, cómo fusila a sus subalternos por simple indisciplina. Pero además, estos fusilamientos no solo los ordena sino que él mismo los ejecuta”, añade el escritor argentino.

Márquez recuerda que mientras estuvo al frente de “un gulag llamado La Cabaña”, se produjeron una 1.000 ejecuciones y de ellas el “Che” participa directamente en 175.

“Combinando la propaganda y el terror represivo a modo de tenazas, Guevara pensaba que a la larga lograría transformar la naturaleza humana y por fin fabricar el ‘Hombre Nuevo’”, destaca.

El escritor también asegura que muchas cartas que cita en su libro demuestran “su desprecio por el género humano”.

“A los bolivianos los describe en su diario como ‘animalitos’, de los indios argentinos dice que es más agradable el olor a excremento de vaca, de los africanos dice que son negros porque no se bañan. Hay una desvalorización constante del otro en su actuar concreto. Fue un hombre despiadado”, concluye.

Nicolás Márquez nació en Mar del Plata en abril de 1975, es periodista, abogado y escritor. Ha colaborado en medios como Ámbito Financiero, La Nueva Provincia, la agencia Notiar y con el Hispanic American Center for Economic Research de Washington DC. Es también autor de otras obras como La otra parte de la verdad, La Mentira Oficial, El Vietnam argentino y Chávez, de Bolívar al narcoterrorismo.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.