Actualizado: 15/10/2021 16:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Alimentación

Estudio alerta sobre el creciente porcentaje de cubanos con sobrepeso y obesidad

Expertos señalan entre las causas el alto consumo de grasas, azúcares y carbohidratos, los cuales predominan en los productos del sistema de racionamiento.

Enviar Imprimir

Un 30% de los hombres y más del 31% de las mujeres en Cuba presentan sobrepeso, un problema de salud que crece "a una velocidad preocupante" en la Isla, según los resultados de un estudio divulgado este domingo por el diario oficialista Juventud Rebelde.

"La cuarta parte de la población (...) tiene un patrón de adiposidad superior", según la pesquisa sobre el estado nutricional de la población cubana, realizada en conjunto por los Institutos Nacionales de Nutrición e Higiene de los Alimentos y de Higiene y Epidemiología.

Ese resultado "indica un riesgo de asociación con algunas enfermedades crónicas", como la hipertensión arterial, la cardiopatía isquémica y la diabetes mellitus, y "reafirma la magnitud que tiene este problema desde el punto de vista de salud pública", agregó el estudio, informó la AFP.

Subrayó que "a pesar de los esfuerzos realizados desde distintos medios sanitarios y sociales, el sobrepeso y la obesidad aumentan a una velocidad preocupante y se convierten en un problema señalado por los especialistas", y ubicó al segmento de población de entre 50 y 59 años de edad como el más afectado.

Como principales causas del sobrepeso y la obesidad, los especialistas señalan el sedentarismo y los malos hábitos dietéticos de la población, como el alto consumo de grasas, azúcares y carbohidratos.

No obstante, los cubanos deben hacer verdaderos malabarismos cada día para conseguir alimentos en un país donde desde hace más de cuatro décadas rige un sistema de racionamiento y los precios de los productos de los mercados agropecuarios y las tiendas en divisas están al alcance de pocos bolsillos.

La canasta básica que reciben los cubanos incluye principalmente arroz, azúcar y granos. Otros productos como grasas, huevos, pollo y patatas fluctúan, se racionan en cantidades insuficientes y no llegan por igual a todas las regiones del país.

Para elementos importantes de la dieta, como vegetales y frutas, deben acudir a los mercados agropecuarios.

El vicepresidente cubano Carlos Lage reconoció la semana pasada que "es insuficiente la producción y deficiente la comercialización" de alimentos. La producción agropecuaria en la Isla cayó en un 7% durante 2006.

El 82% de los productos que se expenden a través del sistema de racionamiento es importado.

A la situación se suma el aumento de los precios internacionales de la leche, los granos y otros productos.

En Cuba producen alimentos las fincas estatales, las cooperativas y los pequeños propietarios privados, calculados en unos 100.000.

Entre las cooperativas y los privados, poseen 1.954.463 hectáreas, de ellas 1.113.263 cultivables, casi el 32% de los suelos en explotación en la Isla.

Sin embargo, con sólo el 32% de las tierras, los privados y las cooperativas producen el 20% de la caña de azúcar; el 60% de los tubérculos y raíces; el 62% de las hortalizas; el 88% del maíz y los frijoles; el 36% del arroz y el 60% de las frutas.

También son responsables del 42% de la leche que se produce; el 95% del tabaco; el 60% del café; el 54% del cacao; el 65% de la miel de abeja y el 71% de la carne porcina.

Poseen el 53% del ganado vacuno existente, el 81% de ovino, 89% de caprino y 80% de equino.

En una entrevista con el semanario oficialista Bohemia, el presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), Orlando Lugo, dijo que "hacen falta más recursos" para aumentar la producción y citó la necesidad de tractores, maquinaria agrícola y combustible.

"Hay cooperativas habaneras con potencial para duplicar y hasta triplicar su producción", afirmó.

Lugo Fonte señaló que el Ministerio del Azúcar posee tierras aún "inactivas" de las que antes dedicaba a la caña, y que el Ministerio de Agricultura tiene "miles de caballerías (13,47 ha por caballería) infestadas de marabú", problema al cual no escapan las cooperativas en algunas extensiones.

Opinó que otra vía incrementar la producción es "explotar las tierras ociosas", pero señaló que ello depende de "cuerpos legales que se están estudiando, analizando".