Actualizado: 23/09/2019 16:12
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Economía

Ex presidente de PDVSA: 'La empresa no podrá recuperar la inversión en la refinería de Cienfuegos'

Chávez acordó en 2001 que se 'dejara de lado' el proyecto porque los 'números no daban' y La Habana se negaba a que un consorcio ruso participara en la reactivación de la planta.

Enviar Imprimir

El ex presidente de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), el general retirado Guaicaipuro Lameda, dijo este lunes que PDVSA no podrá recuperar la inversión que realice para reabrir la refinería de la provincia de Cienfuegos, informó AP.

Lameda señaló que "hacer inversión para poner a funcionar esa refinería no permite recuperar la inversión", la cual calculó en 83 millones de dólares.

Según el general, la participación de PDVSA en esa refinería responde a un "trasfondo de política internacional donde el gobierno actual de Venezuela tiene una posición frente a los Estados Unidos".

Asimismo, Lameda agregó que los estudios de factibilidad que hizo PDVSA sobre la refinería de Cienfuegos, en los años 2000 y 2001, revelaron que "los números no daban" para reabrir la planta.

"Hoy en día es menos rentable porque ha pasado más tiempo inactiva", añadió.

Lameda comentó que a mediados de 2001, cuando aún presidía PDVSA, Hugo Chávez acordó que se "dejara de lado" el proyecto de Cienfuegos debido a que los "números no daban", y porque Fidel Castro y sus ministros se habían negado a que un consorcio ruso participara en la reactivación de la planta.

Según Lameda, en una conversación en diciembre de 2000, el presidente del consorcio ruso Alfa Group le dijo: Cienfuegos "es propiedad de nuestro grupo, y eso está registrado como parte de nuestros activos".

El ex presidente de PDVSA indicó que la planta de Cienfuegos cuenta con tecnología rusa, que "es propiedad de quienes construyeron la refinería".

"A la hora de ponerla a funcionar tú necesitas esa tecnología, necesitas ese conocimiento y necesitas ese asesoramiento de quienes construyeron la refinería", precisó.

Para reactivar la planta "tendría que solventarse lo de la tecnología y lo de la propiedad", señaló.

Lameda dijo que en el convenio petrolero que suscribieron Chávez y Castro en 2000 se "deja libertad" para que La Habana pueda revender el crudo que recibe de Venezuela.

Los gobiernos de Venezuela y Cuba firmaron en octubre de 2000 un acuerdo en el que PDVSA se comprometió a vender a La Habana, en condiciones preferenciales, unos 53.000 barriles diarios. Cuatro años después los envíos fueron ampliados a 90.000 barriles diarios.

"Lamentablemente, para nosotros ellos están vendiendo una producción de derivados que se está financiando a 15 años al 2%, con tres años muertos (de gracia)", afirmó el general y agregó que, según sus investigaciones, el régimen cubano está colocando en Centroamérica, a través de "revendedores", parte del petróleo que recibe de Venezuela.