Actualizado: 23/08/2019 21:21
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Exilio, España

Ex preso expulsado de centro en España denuncia su precaria situación

Martín Gómez aseguró que nunca hubo ni agresiones físicas entre ellos, ni amenazas al personal del centro de acogida de Málaga

Comentarios Enviar Imprimir

Carlos Martín Gómez, excarcelado cubano que llegó a España hace cinco meses junto a su familia, denunció hoy en Madrid su precaria situación tras ser expulsados del centro de acogida de Málaga (sur español) donde estaban alojados, acusados de supuestas agresiones físicas y amenazas al personal que les atendía.

Acompañado de su hermana Sabina, Martín Gómez entregó hoy una carta en el Ministerio español de Asuntos Exteriores, firmada por Francisco Bacallao, secretario del Movimiento Popular Cubano, en la que ofrece su versión sobre lo ocurrido en el Centro de Refugiados y solicita ayuda para encontrar una solución.

“Cuando llegamos a Málaga desde Madrid vimos las condiciones infrahumanas y de hacinamiento en las que estaban viviendo otros cubanos, y por denunciarlo surgieron los conflictos con el centro”, explicó.

Martín Gómez aseguró que nunca hubo ni agresiones físicas entre ellos, ni amenazas al personal de la institución, tal y como informó en su momento la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) para justificar su expulsión junto su familia.

“No sé de dónde se han sacado eso, porque nosotros siempre hemos sido una familia muy unida”, indicó, y se mostró convencido de que “detrás de todo esto está la mano de la seguridad del Estado de Cuba”.

El excarcelado denunció la actitud de aquellos “hermanos cubanos” que están en España, “bien posicionados y recibiendo subvenciones del Gobierno español y se han robado toda la ayuda que también era para el resto”.

“Hasta ahora nadie nos ha llamado, a no ser desde el exilio, para preocuparse por nosotros. De no ser por Francisco Bacallao todavía estaríamos durmiendo en la entrada del metro”, añadió.

Bacallao fue el autor de los vídeos que se colgaron en Internet, y que fueron retirados tras la denuncia del CEAR, en los que se evidenciaban las condiciones del centro de acogida.

A ese respecto, Sabina Martín Gómez reconoció que la iniciativa fue de ella, “porque quería que el mundo entero viera en las condiciones en las que estábamos viviendo los cubanos y también inmigrantes de otras nacionalidades”.

“Todas nuestras reclamaciones crearon un conflicto con la dirección del CEAR y por eso se inventaron que consumíamos alcohol o que teníamos cuchillos. Todo es una patraña para sacarnos del programa”, explicó.

Tanto Sabina como Carlos afirman que la distribución de las ayudas contempladas en el acuerdo entre el Gobierno cubano y el español no ha sido equitativa, ya que “se ha hecho distinciones entre los que tienen una formación universitaria y los que no”.

“Nosotros somos gente analfabeta que no hemos tenido acceso a los estudios en Cuba, pero hay otros que llegaron siendo, por ejemplo, médicos, y esos son los que han tenido un mayor acceso a las prestaciones”, aseguraron.

Bacallao explicó que la familia de Carlos y Sabina está dispuesta a someterse a los exámenes médicos pertinentes que demuestren que no consumen bebidas alcohólicas, ya que son personas enfermas en su mayoría que se encuentran bajo tratamiento médico, tal y como se indica en la carta entregada al Ministerio español de Exteriores.

La misiva subraya también que “a día de hoy hay dos menores y una señora de edad avanzada y enferma sin ayuda pertenecientes al núcleo familiar de los Martín Gómez y que no hay ninguna condena de juez o tribunal en su caso por estos hechos”.

“Solicitamos a las autoridades españolas que nos ayude a resolver esta situación y de no ser posible que nos envíen de nuevo a Cuba o nos permitan viajar a Estados Unidos”, reclamó el excarcelado cubano.

Desde el 13 de julio de 2010 hasta el 8 de abril de 2011, un total de 115 excarcelados salieron de Cuba —103 a España— gracias al acuerdo alcanzado entre el régimen castrista y el Gobierno español, con la mediación de la Iglesia católica cubana.

La mayoría decidió rehacer su vida en pisos o centros de acogida de distintas ciudades españolas, aunque al carecer de recursos propios y antes las dificultades para abrirse paso en España, al menos once de ellos han abandonado, hasta el momento, el país.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.