Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

EE UU-Cuba

Expertos recomiendan el cierre de TV Martí

Las opiniones de los legisladores difieren. El demócrata Delahunt la considera 'un colosal desperdicio de dinero'. El republicano Mack cree que eliminarla sería 'un flaco servicio' al pueblo cubano.

Comentarios Enviar Imprimir

TV Martí, que por casi 20 años ha transmitido información desde Estados Unidos a Cuba, con un costo total de 500 millones de dólares, tiene una audiencia ínfima en la Isla y debería clausurarse, afirmaron este miércoles expertos en una presentación en el Congreso estadounidense, reportó la AP.

"TV Martí virtualmente no tiene audiencia en Cuba y tiene poca relevancia en el diálogo interno cubano acerca de la histórica transición política que está teniendo lugar", dijo John Nichols, profesor de Comunicaciones de la Universidad del estado de Pennsylvania.

"El Congreso y el nuevo gobierno deberían cerrar TV Martí en la primera oportunidad", señaló el experto ante el subcomité de Organizaciones Internacionales y Derechos Humanos de la Cámara de Representantes.

En la misma audiencia, la Oficina de Contraloría Gubernamental (GAO, por su sigla en inglés) presentó un informe en el que afirma que el canal de televisión adolece de múltiples fallas.

TV Martí comenzó a funcionar en marzo de 1990 como complemento de Radio Martí, una iniciativa aprobada por el Congreso estadounidense en 1983 bajo el gobierno de Ronald Reagan para transmitir hacia la Isla y romper el "bloqueo informativo" del régimen castrista.

"¿Alguna vez escucharon de una estación de televisión que haya estado en el aire por 19 años y todavía haya un debate sobre si su señal llega a un público?", preguntó Philip Peters, del Instituto Lexington.

Peters recomendó dedicar los fondos de la televisora a Radio Martí, que a su juicio sí ha causado cierto impacto en la Isla.

"Hasta que TV Martí consiga una manera de sobreponerse a las leyes de la física, sus transmisiones no pueden verse en la Isla sin la anuencia del gobierno de Cuba", dijo Nichols refiriéndose al principal problema, la efectividad con que las autoridades cubanas interfieren la señal de la televisora.

"Investigaciones muestran que la audiencia (de la cadena) es pequeña", a pesar de los 500 millones de dólares invertidos en ella, admitió el informe de GAO.

Los múltiples métodos empleados hasta ahora, incluidos el satélite y el empleo de un avión, apenas han resultado en una "audiencia pequeña", añadió, según la AP.

"En su forma actual, considero que TV Martí es un colosal desperdicio de dinero de los contribuyentes", afirmó el legislador demócrata Bill Delahunt, quien convocó la audiencia para analizar las transmisiones.

Delahunt es uno de los principales opositores en el Congreso de la política de Estados Unidos hacia Cuba, y sus comentarios sobre TV Martí no fueron del agrado de los republicanos.

Ed Royce, republicano de California, dijo que, en el caso de TV Martí la vista legislativa pareció "incluso prejuiciada" al haberse convocado bajo el título "TV Martí: ¿Búsqueda de una audiencia?".

Royce dijo que era necesario entender que esa estación "no tiene otro objetivo que promover la libertad" y que si ese esfuerzo no fuera el apropiado de parte de la estación, el gobierno cubano "no estuviera dedicando tantos esfuerzos" para evitar que llegue a una amplia audiencia en el país.

Eliminar estas transmisiones "le hace un flaco servicio al pueblo de Cuba", dijo por su parte el legislador republicano Connie Mack, al señalar que no confía en sondeos hechos desde Estados Unidos con llamadas a hogares en La Habana, que revelan que menos del 1% de la población ve TV Martí, porque podrían estar sesgados por el temor de las personas a admitir que ven la televisora.

TV Martí "no posee un plan estratégico" y sufre de "baja moral de los empleados y denuncias de fraude y abusos", dijo en la audiencia Jess Ford, representante de GAO.

La televisora también tiene un nivel deficiente de estándares periodísticos, como falta de objetividad, e incumple leyes internas de Estados Unidos, ya que se ve dentro del país a pesar de que no debería, agregó Ford.

 De acuerdo con la AP, la GAO no propone la desaparición de TV Martí sino un análisis sobre el retorno relativo de la inversión federal hecha hasta ahora, que deje la política en sus transmisiones, mejore la comunicación entre sus empleados y entrene al personal en prácticas periodísticas básicas.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.