Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Margallo, España, UE

García-Margallo llega a Cuba

Viaja a la Isla para repasar relación bilateral y temas internacionales

Comentarios Enviar Imprimir

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, llegó el domingo a La Habana en su primera visita oficial a Cuba con el objetivo de “pasar revista” a la relación bilateral y a temas internacionales como la próxima Cumbre Iberoamericana o la negociación entre la Isla y la UE, informa la agencia Efe.

Procedente de Colombia, García-Margallo aterrizó en el país caribeño el domingo, si bien será hoy lunes cuando arranque su agenda oficial.

En unas breves declaraciones a medios extranjeros en el aeropuerto de La Habana, el ministro español destacó que hay “muchísimos temas” a tratar en esta visita y resaltó que las relaciones entre España y Cuba “son probablemente de las más próximas que podemos tener en el mundo”.

Sobre los temas internacionales, el jefe de la diplomacia española lleva en cartera la próxima Cumbre Iberoamericana de Veracruz (México) que se celebrará en diciembre y que para el Gobierno de España un “acontecimiento clave” en el proceso para refundar estos foros.

“Que Veracruz sea un éxito para nosotros es de capital importancia”, recalcó el ministro.

Otros de los asuntos que tratará con autoridades cubanas será la negociación en marcha para alcanzar un acuerdo de cooperación entre la Unión Europea y Cuba, así la conferencia entre el bloque comunitario y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se celebrará en 2015.

En el terreno de las relaciones internacionales, García-Margallo planteará en Cuba el papel de España como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU durante el bienio 2015-2016.

La de Margallo es la primera visita de un ministro de Exteriores español a Cuba desde el año 2010.

Durante su estancia en la Isla, que finalizará el próximo martes, el ministro español se reunirá, entre otros, con su homólogo Bruno Rodríguez, con el titular de Comercio Exterior e Inversión Exterior, Rodrigo Malmierca, y el vicepresidente del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas.

La visita de Margallo es la constatación de todo un giro a la antigua política de José María Aznar hacia el régimen de Castro. Una visita arriesgada y plagada de equilibrios, pero decidida en la voluntad del actual Ejecutivo del PP de acercamiento a Cuba. A pesar de las reticencias que sin duda persisten en el partido y en el seno del propio Gobierno, el titular de Exteriores está pilotando un “cambio en las relaciones” adaptado, según sus propias palabras, a un “cambio de las circunstancias”, de acuerdo al diario español El Mundo.

No existe un consenso interno muy claro acerca de cuáles son esas “circunstancias”. Los círculos más críticos en España reconocen que la excarcelación y salida de la Isla de destacados disidentes le ha beneficiado en su imagen, más allá de entender que poco más ha cambiado en materia de libertades. En todo caso, sitúan el punto de inflexión de las actuales relaciones bilaterales en la liberación de Ángel Carromero.

Desde Exteriores se reconoce este gesto de Cuba —”sin contrapartidas políticas”, según subraya el ministro—, así como el de la liberación del periodista Martín Ferraté; pero se hace especial hincapié en la creciente relación económica, consular y multilateral entre España y la Isla.

España es el tercer socio comercial de Cuba y el año 2013 marcó un nuevo récord histórico de exportaciones, con $798 millones y un saldo comercial claramente favorable a España. Es además el primer inversor europeo en Cuba y uno de los primeros inversores mundiales.

Por otra parte, la aplicación de la Ley de Memoria Histórica convertirá a Cuba en el segundo país de América Latina con un mayor número de residentes españoles. Antes de la entrada en vigor de la ley había 43.000; pero al final del proceso la cifra puede alcanzar los 400.000 (hoy hay 118.500).

Pero el cambio en las relaciones ha sorprendido por encima del propio cambio de las circunstancias. Y es que, en un clásico proceso de transición, lo que el Gobierno de Rajoy ha impulsado en Europa es una negociación de Diálogo Político y Cooperación de la UE con Cuba sin derogar la Posición Común acordada en diciembre de 1996 a instancias del gobierno de Aznar.

Una Posición que reconocía el intento de apertura económica del régimen de Castro —Europa nunca ha respaldado el bloqueo de EEUU y sólo estableció unas sanciones en 2003—, pero le exigía una transición a la democracia para que dejara de ser el único país latinoamericano sin acuerdo alguno con la UE. La Posición Común llegó a ser el único punto de fricción entre el PP y el Gobierno del PSOE cuando éste alcanzó la presidencia de la Unión.

Pero a diferencia de Moratinos, que perdió su apuesta de derogar dicha Posición, Margallo está ganando la estrategia de superarla, precisamente, con ese Diálogo Político y de Cooperación, que ya está activo desde febrero de 2014, y para el que ya en mayo ha habido reuniones preparatorias bilaterales en La Habana.

Propio de la Posición Común ha sido siempre que los mandatarios europeos de visita en La Habana tuvieran un encuentro o un gesto hacia la disidencia cubana, amén de algún guiño en los discursos hacia la defensa de la democracia y los derechos humanos.

En la agenda del ministro no existe ningún encuentro previsto, pero sí un discurso en la Universidad de La Habana. Hablará a los estudiantes sobre la Transición en España. Y es que ésta es la respuesta que el Gobierno quiere dar a una última “circunstancia” o perspectiva de cambio, la que aún pudiera derivarse de la desaparición de Fidel: “España tiene que estar presente en Cuba si quiere ayudar a Cuba a labrar su futuro”, explicó Margallo el jueves pasado en Onda Cero.

Al parecer, Margallo podría traer a Cuba un mensaje del presidente estadounidense Barack Obama, según ha señalado el diario español El País.

El ministro de Exteriores español lleva el encargo de trasladar a las autoridades cubanas “mensajes muy concretos” de la Administración Obama, según fuentes diplomáticas. Margallo tenía previsto verse el pasado día 18 con el secretario de Estado, John Kerry, durante la conferencia internacional sobre Libia prevista en Madrid que finalmente se canceló, pero ambos mantienen “una comunicación muy fluida”.

Aunque las fuentes consultadas no han querido revelar el contenido de dicho mensaje, es probable que esté relacionado con la Cumbre de las Américas, que se celebrará en abril próximo en Panamá, y a la que Castro, ha sido invitado por vez primera.

En caso de que los mandatarios de EEUU y Cuba asistan a la cumbre, es muy difícil que Obama se vea con Castro —a quien ya saludó en el funeral de Mandela, en diciembre de 2013, en Sudáfrica— si no hay “un gesto” por parte de La Habana, según fuentes estadounidenses. Y ese gesto es el que puede sugerir Margallo.

El más esperado es la liberación del contratista estadounidense Alan Gross, que lleva cinco años preso en la Isla por introducir equipos con acceso a Internet. Washington considera “prioritaria” la puesta en libertad de Gross, cuya salud está muy deteriorada, pero La Habana pretende intercambiarlo por los tres agentes cubanos que siguen presos en EE UU acusados de espiar a la disidencia (sus dos compañeros del llamado grupo de los cinco ya fueron excarcelados), lo que rechaza la Casa Blanca. No obstante, se han dado síntomas de deshielo, como la visita que dos senadores estadounidenses hicieron a Gross el 11 de noviembre en el hospital donde cumple condena.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.