Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cambios, Cuentapropismo

“Granma” elogia el resultado del trabajo contratado por el estado al sector privado

“Uno de los beneficios más importantes de ese mecanismo es la rapidez y la calidad con que se concluyen las obras”, dijo al diario Miguel Ángel Quijano, director económico de la dependencia interna del Gobierno de la provincia de Artemisa

Comentarios Enviar Imprimir

Cuba elogió el jueves la contratación estatal de servicios de paisajismo y construcción, entre otros, al sector privado, en otra señal de que la reciente apertura a la pequeña empresa está cobrando impulso en la Isla, informa un reporte de Reuters.

Un extenso artículo publicado en el diario Granma del Partido Comunista se concentró en la recientemente creada provincia occidental de Artemisa, donde hay un proyecto piloto de reforma del Gobierno local y la administración de empresas estatales enmarcado en el plan de medidas emprendido por el presidente Raúl Castro.

“Uno de los beneficios más importantes de ese mecanismo (de subcontratación) es la rapidez y la calidad con que se concluyen las obras”, dijo a Granma Miguel Ángel Quijano, director económico de la dependencia interna del Gobierno de la provincia de Artemisa.

“Mediante la contratación entre entidades estatales y cuentapropistas —indicó Quijano— se han logrado ostensibles avances en el orden social del municipio; ello porque en el contrato se dejan claras las funciones y responsabilidades de cada parte, así como las consecuencias de su incumplimiento.”

De acuerdo con la información publicada, los subcontratistas laboran en el embellecimiento de las principales calles de Artemisa, la construcción de viviendas y la renovación de las oficinas estatales con un “asombroso” resultado.

El diario añade que las brigadas contratadas asumen los gastos de los recursos que emplean y en caso de no poseerlos, los pueden comprar al Estado; y ese importe se deduce luego del pago general que se haya dispuesto.

La Habana fue dividida en dos provincias rurales, Artemisa y Mayabeque en el año 2010, y ambas fueron escogidas para iniciar programas experimentales con el fin de reducir el personal administrativo, separar los negocios del gobierno local y otras reformas, recuerda Reuters.

Hasta ahora, ha habido poca cobertura oficial sobre las reformas en marcha en Artemisa, con una población de unos 500.000 habitantes.

Expansión del sector privado

El reporte recuerda que Raúl Castro está impulsando la expansión del sector privado para crear nuevos puestos de trabajo y absorber el millón de empleos que serán recortados de las nóminas estatales en los próximos años.

Más de 370.000 cubanos están ejerciendo un trabajo por cuenta propia, más del doble de la cifra de hace dos años, aunque la mayoría de los negocios que se han establecido son operados desde sus casas y el 30 % representa a empleados del sector privado.

Pero la capacidad de crecimiento de las pequeñas empresas se ha visto obstaculizada, en parte, por la falta de capital y de acceso a los negocios con el Gobierno, lo cual es significativo porque el Estado controla la mayor parte de la economía doméstica.

Esa política cambió en diciembre cuando entraron en vigor nuevas regulaciones a los créditos y los bancos, que permitieron a las pequeñas empresas pedir préstamos por primera vez y, junto a los agricultores privados, abrir cuentas comerciales, un requisito previo para hacer negocios con el Estado.

Las nuevas medidas, señala el reporte, ponen fin a una vieja regulación que dice que las empresas estatales sólo podían contratar servicios privados por un valor de 100 pesos cubanos (aproximadamente 4 dólares estadounidenses).

Cobertura positiva “inimaginable hace unos pocos años”

El artículo de Granma es el más reciente que aparece en los medios estatales en los últimos meses elogiando la subcontratación.

“Este tipo de cobertura positiva era inimaginable, y estas transacciones habrían sido ilegales hace solo unos pocos años atrás”, dijo Phil Peters, un experto en temas cubanos del Lexington Institute en Arlington, Virginia.

“Esta es una señal más de que el Gobierno quiere que el sector privado pueda crecer para aumentar la productividad y darle a los trabajadores estatales despedidos un lugar donde ir”, dijo.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.