Actualizado: 16/08/2019 16:52
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Red Avispa, Alan Gross

La Habana protesta por editorial de “The Washington Post”

El editorial del diario estadounidense señala que la Casa Blanca hace bien al negarse a considerar el intercambio de Gross por los cinco espías de la Red Avispa, pues no hay comparación alguna entre el trabajo humanitario del contratista y los actos de espionaje de los agentes cubanos

Comentarios Enviar Imprimir

La Sección de Intereses de Cuba en Washington protestó este martes por un editorial del diario The Washington Post que, según el Gobierno de La Habana, “tergiversa hechos relacionados con Cuba”, como la sanción contra Alan Gross y el caso de los agentes cubanos detenidos en EEUU en 1998 bajo cargos de espionaje, informaron medios de prensa de la Isla.

Según el comunicado de la sede diplomática cubana, el diario estadounidense publicó una columna editorial del pasado 31 de diciembre, donde “cuestionó la sanción impuesta al ciudadano estadounidense Alan Gross, condenado por violar las leyes de la Isla”.

La Habana subraya que Gross “no fue juzgado y condenado por una supuesta ‘labor humanitaria’ asociada a ayudar a la comunidad judía en Cuba a conectarse a Internet”, pues “las sinagogas tenían acceso a la red mucho antes de su llegada”, explica la sede diplomática en una carta.

Agrega que “El señor Gross violó las leyes cubanas y se dedicaba a actividades encubiertas, pues el gobierno de Estados Unidos lo contrató para desarrollar programas federales que atentaban contra el orden constitucional de nuestro país”.

El comunicado criticó además el editorial pues, según indica la Sección de Intereses cubana en Washington, “se intenta justificar el injusto castigo aplicado contra los Cinco”, como denominan en medios oficialistas a los espías cubanos condenados en EEUU, y “desestima el apoyo mundial con la causa de esos cubanos, cuatro de los cuales enfrentan injustas condenas, mientras René, el primero en cumplir la pena, deberá permanecer en territorio norteño otros tres años bajo libertad supervisada”.

Calificar “como espías que se infiltraron en instalaciones militares del sur de la Florida”, resulta “engañoso”, añade.

Según La Habana, “ellos solo controlaban la actividad de grupos extremistas de origen cubano en Nueva Jersey y Florida, tratando de anticiparse a sus acciones terroristas y reunir pruebas sobre posibles ataques en el propio territorio de EEUU”.

Gracias a los agentes, “Cuba compartió con el Buró Federal de Investigaciones (FBI) durante la administración del ex presidente William Clinton decenas de cintas de videos y amplios detalles sobre la campaña de terror que planificaban y trataban de ejecutar esos individuos”, señala.

El comunicado exhorta a The Washington Post a “tener en cuenta los argumentos expuestos para lograr un acercamiento a estos temas”.

Por su parte, el editorial del rotativo estadounidense titulado “Cuba debe liberar a Alan Gross” indica que el contratista estadounidense detenido en La Habana desde diciembre del 2009, está acusado de atentar contra la seguridad nacional de Cuba, si bien solo estaba ayudando a la pequeña comunidad judía comunicarse a la Internet.

Sin embargo, señala el editorial, en Cuba, ayudar a personas comunicarse libremente puede ser un crimen.

Añade que la Casa Blanca hace bien al negarse a considerar el intercambio de Gross por los cinco espías de la Red Avispa, condenados en Estados Unidos.

No hay comparación alguna entre el trabajo humanitario de Alan Gross y los actos de espionaje de los agentes cubanos, agrega.

La Administración Obama debe insistir en la liberación del contratista sin ceder a la extorsión cubana, concluye el editorial.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.