Actualizado: 23/09/2019 16:12
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

iglesia católica

La Iglesia Católica de Cuba pide más espacio para cumplir su misión

El cardenal Renato Martino, enviado del Papa, se entrevistó con Castro.

Enviar Imprimir

La Iglesia Católica de Cuba pidió durante la visita a la Isla del cardenal Renato Martino, enviado del Papa, mayor apertura para cumplir su misión pastoral, informó la AFP.

Martino, presidente del Consejo Pontificio de Justicia y Paz, quien partió el sábado de Cuba tras una estancia de dos días, se reunió con Fidel Castro durante dos horas el viernes por la noche.

"Hubo palabras muy amistosas del presidente Fidel Castro hacia el Santo Padre", dijo el cardenal cubano Jaime Ortega, arzobispo de La Habana y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

Fue "una de las ocasiones en que se continúa esa especie de diálogo, de relación con el Estado cubano sin que signifique ningún tipo de acercamiento especial, ni de paso extraordinario, sino simplemente mantener este tipo de relación que en la entrevista con él se reveló amable", añadió.

"Yo creo que los encuentros entre las personas no llevan siempre una demanda, sino que los hechos mismos son los que piden y obtienen. Eso es muy importante en el camino de la vida de la Iglesia", comentó Ortega.

La visita de Martino coincidió con la celebración del XX Aniversario del Encuentro Nacional Eclesial Cubano (ENEC) y la difusión del Plan Global de Pastoral 2006-2010, en el que los obispos abogaron por espacios para fortalecer la labor de la Iglesia.

"La Iglesia, cuando defiende el carácter público de la fe y reclama mayores espacios para el desempeño de su misión, no lo hace con el fin de alcanzar una determinada cuota de poder o para constituirse ella en una suerte de poder alternativo, sino en razón de una mayor fidelidad a su misión de servicio a la sociedad cubana", subrayó el documento.

Durante una misa que Ortega ofició el sábado en la Catedral de La Habana fue leída la carta enviada por Benedicto XVI al evento religioso, en la que el Papa recuerda la famosa frase "que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba", pronunciada por su antecesor, Juan Pablo II, en la histórica visita a la Isla en enero de 1998.

"En todas las situaciones extremas, sea por su complejidad, por su duración… (debe) despuntar la esperanza donde sólo hay angustia o queja", manifestó Ortega, en su homilía.

En octubre pasado, el cardenal italiano Tarcisio Bertone, arzobispo de Génova, estuvo en Cuba y también fue recibido por Castro, quien le manifestó su deseo de invitar al Papa a la Isla.

Hace tres meses, Castro sostuvo un encuentro con los obispos católicos y el nuncio apostólico en Cuba, en ocasión del aniversario 70 de las relaciones entre la Isla y la Santa Sede.

El diario oficialista Granma informó entonces de ese encuentro, que calificó de "constructivo y amistoso", mientras que la Iglesia se limitó a reportar la cita en un breve espacio en la revista católica Palabra Nueva.

Días antes, esa revista había señalado que las relaciones institucionales entre la Iglesia Católica en Cuba y el Estado "pueden mejorarse" a pesar de "la negación de Dios", si se tiene en cuenta que ambos tienen como fin "el bien común de la sociedad".

En septiembre, las relaciones entre el gobierno de Cuba y la Iglesia local se habían tensado, luego de que el embajador cubano ante la Santa Sede, Raúl Roa Kourí, declaró a un medio que la jerarquía católica de la Isla está cercana al exilio cubano de Miami.

Esas opiniones motivaron un enérgico rechazo del cardenal Ortega, quien las calificó de "falsas", "insultantes", "ultrajantes" e "inoportunas, si no imprudentes".