Actualizado: 29/11/2021 15:04
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Religión

La Iglesia considera que hay mejoría, aunque con temas pendientes, en la relación con el régimen

Comentarios Enviar Imprimir

Diez años después de la visita de Juan Pablo II a Cuba, la Iglesia Católica en la Isla considera que se ha producido una lenta y gradual mejoría en sus relaciones con el régimen de Fidel Castro, aunque advierte que hay todavía importantes asignaturas pendientes, reportó EFE.

El secretario general de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), el obispo auxiliar de La Habana, Juan de Dios Hernández Ruiz, admitió en entrevista con la agencia EFE que la visita del Papa a la Isla permitió a los cubanos tener certeza de que la Iglesia "estaba viva", pero aún "hay un gran programa por cumplir".

Desde que Juan Pablo II visitó Cuba, en enero de 1998, las relaciones entre la Iglesia cubana y el Estado han vivido "momentos difíciles", dijo Hernández Ruiz.

"En este proceso gradual en las relaciones Iglesia-Estado, a pesar de que nuestros interlocutores son personas que no tienen el don de la fe, he visto un esfuerzo de comprender el ser y el hacer de la Iglesia", agregó, no obstante.

El secretario general de COCC señaló que las relaciones con el Estado pasan por un "proceso lento, progresivo, gradual", encaminado a la normalización.

Entre ambas partes, apuntó, "siempre ha existido el diálogo" que en la actualidad "permite expresar nuestros pensamientos, intereses, de una manera franca y sin ambigüedades".

Sin embargo, afirmó, aún queda pendiente el "reto mayor", el de la evangelización, poder realizar con mayor amplitud la misión de la Iglesia, "llegar con la propuesta evangélica a las distintas áreas de la sociedad" y tener un mayor espacio en los medios de comunicación nacionales, todos estatales.

"No quiero colocar el momento de esa relación de manera romántica, en un estado ideal, ciertamente sería una falta de honestidad y de sinceridad", señaló monseñor Hernández, que aseguró que la "Iglesia (en Cuba) va encaminada a lograr más espacios para la misión que ella tiene, como en cualquier parte del mundo".

Las relaciones entre la Iglesia católica y el Estado cubano han atravesado por momentos de enfrentamientos, fracturas y altibajos tras la llegada al poder en 1959 de Fidel Castro, cuyo gobierno llegó a expulsar más de un centenar de sacerdotes de la Isla.

Cuba fue un Estado oficialmente "ateo" hasta 1992, cuando esa palabra fue eliminada de la Constitución.

La visita del Papa Juan Pablo II, del 21 al 25 de enero de 1998, preparada durante varios años, supuso una bocanada de aire fresco para los fieles católicos, abrió cauces de diálogo y se convirtió en un factor de consolidación de la espiritualidad religiosa de los cubanos.

Además permitió recuperar tradiciones religiosas, como la celebración de la Navidad y la autorización de las procesiones públicas, que habían permanecido vetadas.

Las palabras de Hernández están en consonancia con las del cardenal y arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, para quien, con la visita de Juan Pablo II, la Iglesia "se dio a conocer" a la sociedad, y al mundo entero.

La Iglesia "tiene una misión que no se limita a los confines de los templos" y "al culto", dijo Ortega recientemente a la revista Espacio Laical. "No podemos tener una actitud de espectadores, de meros analistas. Debemos tener una actitud participativa", añadió.

"El Estado debe comprender esta realidad. Creo que estos son los caminos por los que debemos transitar", señaló el cardenal.

Cuando el fallecido Juan Pablo II visitó la Isla, en 1998, expresó su famosa frase "que Cuba se abra al mundo, que el mundo se abra a Cuba".

Interrogado este viernes por Radio Nederland sobre si ese deseo del Papa se ha cumplido, Ortega afirmó que "con el tiempo que ha pasado, con la terminación (…) del socialismo real en Europa Oriental, con los viajes turísticos, con la cantidad de visitantes que llegan a Cuba, con los cambios normales que la historia produce, hay una mayor apertura de Cuba hacia el mundo".

Pero "la apertura del mundo a Cuba depende de factores políticos, como son las relaciones difíciles con Estados Unidos, y ciertas relaciones difíciles con la Unión Europea", opinó. "Es un camino todavía a recorrer", dijo.

A una pregunta sobre si efectivamente el elemento de la difícil relación de Cuba con Estados Unidos, y en concreto el embargo que pesa sobre la Isla, ha sido uno de los impedimentos más importantes para la apertura, Ortega respondió que, a su juicio, sí.

En cuanto a la necesidad de cambios impostergables expresada por los obispos cubanos en su mensaje de navidad, el cardenal afirmó que la Iglesia acoge "con esperanza el clima de renovación que se ha producido en Cuba", después de que Raúl Castro pronunciara su discurso del pasado 26 de julio, en el que abrió expectativas sobre posibles "cambios estructurales".

El debate que se realizó después, convocado por el gobierno, en la sociedad cubana "es de por sí algo novedoso, y fundamenta nuestra esperanza de que progresivamente (...) algunas cosas puedan cambiar para beneficio de nuestro pueblo, la economía, por ejemplo", dijo el cardenal.

"Lo mismo puede suceder en el orden social y político. Hay una serie de hechos y factores que han generado expectativas con respecto a esos cambios que son anunciados, propugnados y debatidos últimamente entre nosotros", añadió.

Para conmemorar los diez años de la visita de Juan Pablo II, viajará en febrero a la Isla el Secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, invitado por la COCC y el gobierno cubano.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.