Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Obama, Reunión, Disidentes

La lista de disidentes “no es negociable”

Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca, evitó entrar en detalles sobre los disidentes que participarán en un encuentro con el presidente Barack Obama

Comentarios Enviar Imprimir

La lista de disidentes cubanos con los que se reunirá el presidente Barack Obama “no es negociable” y en ella estarán algunos con los que el Gobierno de Cuba “preferiría que no nos reuniésemos”, indicó el viernes Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca, sobre el inminente viaje a La Habana.

“No me sorprendería si el Gobierno de Cuba preferiría que no nos reuniésemos con alguno de los que se encuentran en esa lista”, indicó Earnest en su rueda de prensa diaria en vísperas de que el domingo Obama parta a Cuba para llevar a cabo una visita oficial.

“Pero puedo decirles que el presidente va a seguir adelante con sus reuniones y tendrá una conversación sobre derechos humanos (…) La lista de gente invitada a reunirse con el presidente en Cuba no es negociable”, agregó Earnest.

El portavoz evitó ofrecer detalles sobre los disidentes que participarán en este encuentro con Obama.

La Casa Blanca ha insistido en que se reunirá con “miembros de la sociedad civil” cubana, entre ellos, algunos disidentes destacados.

No obstante, varios de ellos han confirmado haber recibido la invitación por vía telefónica, entre ellos, la líder del movimiento femenino Damas de Blanco, Berta Soler; el expreso político José Daniel Ferrer, quien encabeza la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), y la periodista independiente Miriam Leiva.

Asimismo, otros opositores como Guillermo Fariñas, premio Sajárov a los Derechos Humanos 2010; el director del foro crítico Estado de Sats e integrante de la iniciativa #Todos Marchamos, Antonio González-Rodiles, y Manuel Cuesta Morúa, del proyecto Arco Progresista, señalaron que han sido invitados bajo la misma fórmula.

CUBAENCUENTRO no ha podido confirmar de forma independiente la información sobre la participación de los activistas ofrecida por la agencia de noticias.

Durante su viaje a La Habana, el primero de un presidente estadounidense en ocho décadas y que comenzará el domingo, Obama se reunirá el lunes con el presidente cubano, Raúl Castro, y ofrecerá un “importante discurso” en el Gran Teatro de La Habana.

Discurso por la televisión cubana

El canciller Bruno Rodríguez afirmó el jueves que el discurso que pronunciará el presidente Obama el martes en La Habana será transmitido a toda la isla por la televisión cubana, informó la Agence France-Presse

“Su comparecencia será televisada en vivo por la televisión cubana. Todos podrán ver su discurso y cada quien podrá formarse su opinión sobre lo que diga”, señaló Rodríguez en declaraciones a la prensa.

“Obama tendrá la oportunidad de dirigirse al pueblo cubano como ha sido el caso de otras visitas de dignatarios extranjeros”, señaló Rodríguez.

A una pregunta de la prensa, Rodríguez dijo desconocer el contenido del discurso presidencial, y admitió que tal vez se escuche alguna “diferencia” de enfoque con la posición cubana.

“Allí nos enteraremos, lo escucharemos con profunda atención y respeto”, dijo Rodríguez y admitió que “seguramente se expresarán algunas diferencias, que escucharemos también con todo respeto, sin renunciar a nuestras posiciones”.

Según el programa anunciado en Washington, Obama se reunirá con un grupo de disidentes y opositores cubanos en la embajada de su país.

En contraposición, Rodríguez señaló que Obama sostendrá otro encuentro “con nuestro pueblo, un encuentro con la amplia, diversa sociedad civil”, en referencia a los asistentes al acto, simpatizantes del Gobierno.

Obama será recibido “con la hospitalidad que distingue a Cuba y con el respeto y consideración que merece en su condición de jefe de estado”, señaló, el canciller e informó que la “avanzada de la delegación presidencia ya se encuentra en La Habana”.

Cuba descartó tajantemente negociar con Estados Unidos “cambios” en su política comunista por la visita de Obama y advirtió que persisten serias diferencias en las relaciones bilaterales, restablecidas el año pasado.

“En nuestra relación con Estados Unidos no está de ninguna manera en la mesa de negociaciones la realización de cambios internos en Cuba, que son y serán de la exclusiva soberanía de nuestro pueblo”, dijo el canciller Rodríguez en una declaración transmitida en vivo por la televisión.

En un pronunciamiento de más de media hora, Rodríguez echó por tierra cualquier expectativa en torno a eventuales reformas que pudiera emprender el Gobierno comunista de la Isla, dentro de su lento proceso de apertura, como consecuencia de la llegada de Obama.

“Nadie podría pretender que para avanzar hacia la normalización de relaciones entre ambos países, Cuba tenga que renunciar a uno solo de sus principios ni a su política exterior”, sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores.

Rodríguez recibió con prudencia el nuevo paquete de medidas de alivio del embargo estadounidense, anunciado esta semana por Washington, y advirtió que persisten “grandes diferencias” en la relación con Estados Unidos, restablecida formalmente por iniciativa de Obama y el gobernante Raúl Castro en 2015.

“Debo sin embargo reconocer que persisten grandes diferencias entre el gobierno de Estados Unidos y el de Cuba en materia de sistemas políticos, democracia, derechos humanos, aplicación e interpretación del derecho internacional”, enfatizó.

Asimismo, agregó, “hay grandes diferencias en relación con el concepto de la soberanía nacional, profundas diferencias en relación con la preservación de la paz, la seguridad internacional”.

La agenda de Obama en Cuba

En el viaje del mandatario estadounidense “hemos querido asegurarnos de que el Presidente tendrá la oportunidad de participar en términos generales, no sólo con el Gobierno, sino también con el pueblo cubano”, aseguró Ben Rhodes, asistente del Presidente y consejero en Asuntos de Seguridad Nacional y Comunicaciones Estratégicas, ofreció el miércoles detalles del viaje de Obama, de acuerdo a la información de Martinoticias.

El presidente Obama y su familia llegarán a La Habana el domingo 20 por la tarde.

El primer día, incluirá una visita con la familia a sitios de la Habana Vieja, como la Catedral. El programa incluye un encuentro con el cardenal y arzobispo de La Habana Jaime Ortega.

El lunes, antes de una entrevista con el gobernante Raúl Castro, el mandatario estadounidense depositará una ofrenda floral en el monumento a José Martí, en la Plaza de la Revolución de La Habana.

La entrevista con Castro será una oportunidad para revisar los avances registrados en la normalización de las relaciones y para abordar las áreas donde los gobiernos han podido iniciar una cooperación bilateral y las áreas de desacuerdo.

La reunión será seguida por lo que Rhodes describió como un “evento de prensa” conjunto.

Después del encuentro con Castro, el presidente Obama asistirá a un evento que se centra en la actividad empresarial y las oportunidades en este campo para el pueblo cubano.

En la noche del lunes, Obama asistirá a una cena de Estado en el Palacio de la Revolución.

El martes por la mañana, el Presidente pronunciará un discurso dirigido al pueblo cubano.

Rhodes señaló que esta alocución “va a ser un momento muy importante en el viaje del Presidente, y su oportunidad de describir lo que se está haciendo, al revisar la complicada historia entre nuestros países”.

“Vemos este discurso como un momento único en la historia, obviamente, entre nuestros países. Esta es la primera visita [a Cuba] de un presidente de Estados Unidos en casi 90 años. Ciertamente, el primer discurso pronunciado por un presidente [estadounidense] en suelo cubano en casi 90 años, y una oportunidad para que el Presidente comunique al pueblo cubano su visión para el futuro”, subrayó Rhodes.

Tras el discurso, Obama asistirá a una reunión con miembros de la sociedad civil cubana.

Después de esta reunión, Obama estará presente en el juego de béisbol que va a tener lugar entre el equipo de Grandes Ligas Tampa Bay Rays y el equipo nacional cubano en el estadio Latinoamericano.

“El béisbol es algo que Estados Unidos y el pueblo cubano comparten con un amor común, y es una parte de nuestras dos herencias. Y, francamente, también parte del tipo de intercambios que estamos llevando a cabo en los negocios, en la cultura, en las artes, en los deportes, áreas que pueden acercar a ambos pueblos”, concluyó Rhodes.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.