Actualizado: 11/11/2019 11:18
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Los Cinco, Cine, Gross

La próxima película de Spielberg, los espías y Gross

Alan Gross cumple el próximo 3 de diciembre cinco años de encarcelamiento en un hospital militar en Cuba

Comentarios Enviar Imprimir

No tiene tema cubano, pero la próxima película de Spielberg, que se filma actualmente en Alemania, seguramente saldrá a relucir en los comentarios y la propaganda de un tema candente en el largo diferendo entre La Habana y Washington.

El nuevo film de Steven Spielberg, St. James Place, que se estrenará en octubre de 2015 en Estados Unidos, narra las negociaciones que llevaron al intercambio del agente soviético Rudolf Abel y el piloto de las fuerzas aéreas estadounidenses Francis Gary Powers el 10 de febrero de 1961.

La cinta está fundamentada en hechos reales y tiene como protagonista a Tom Hanks, quien encarna al abogado James Donovan, una de las piezas clave de aquellas negociaciones. Los hermanos Coen han participado en el guión.

En fecha reciente el diario The New York Times publicó un editorial en el que proponía que un canje del subcontratista estadounidense, Alan Gross, por los espías cubanos, como única manera de lograr un avance en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Estados Unidos volvió a descartar el intercambio del subcontratista Gross, preso en Cuba y cumpliendo una sentencia de 15 años, por la de tres espías cubanos que fueron detenidos como parte de la llamada Red Avispa y permanecen en prisiones estadounidenses.

Gross cumple el próximo 3 de diciembre cinco años de encarcelamiento en un hospital militar en Cuba, tras ser condenado “por actos contra la independencia o la integridad territorial del Estado”, según sentenció el Tribunal Provincial de La Habana.

Hasta la fecha, los intentos por negociar su liberación han fracasado. El último de ellos fue un viaje de los senadores Jeff Flake y Tom Udall, quienes visitaron Cuba en noviembre y volvieron con las manos vacías.

En los últimos años han circulado muchas versiones acerca de la salud física y mental del detenido, quien bajó de peso cerca de 100 libras e hizo una huelga de hambre de 10 días. Su esposa ha dicho que tiene problemas en la cadera y pérdida de visión en un ojo. El afirmó que este sería “su último cumpleaños” en la cárcel cubana, según informó su abogado Scott Gilbert.

Tanto el profesor de la American University, William LeoGrande, como Peter Kornbluh, se han reunido con Gross en Cuba. Ambos son los autores del libro Back Channel to Cuba: The Hidden History of Negotiations between Washington and Havana.

“En mi segunda visita, quedó claro que su estado físico estaba mucho mejor, pero su estado mental estaba mucho peor. Hay muchas narrativas que su familia y sus abogados dicen acerca de su situación… pero sentado frente a él, me quedaba claro que tenía ideas suicidas”, dijo Kornbluh al diario El Nuevo Herald.

En su última entrevista en el hospital Carlos J. Finlay, donde Gross está detenido, Kornbluh constató que este había recuperado 23 libras durante el tiempo trascurrido entre las dos visitas que le realizó.

“Estaba ganando peso para atacar a un guardia en un intento de huida”, dijo Kornbluh quien le preguntó directamente a Gross por su aumento de peso y los ejercicios que estaba realizando. Este le habría contestado “¿Ves esa puerta? Es muy débil”. También que “no temo a nadie. Soy una bomba de tiempo”.

LeoGrande añadió que en su más reciente viaje a La Habana en octubre, el personal de la Sección de Intereses de los Estados Unidos confirmó que Gross “rehúsa reunirse con ellos. Su sentimiento es que se siente abandonado por su gobierno. Y eso hablar de su estado mental frágil y su sentimiento de desesperación”.

Por su parte, continua en Alemania el rodaje de St. James Place. El viernes recibieron una visita muy especial: la de la canciller Angela Merkel. La máxima dirigente del país germano acudió al puente Glienicker, en Potsdam, utilizado por soviéticos y occidentales para el intercambio de espías durante los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

“Tengo que ver sus papeles”, le dijo a Merkel un sonriente Tom Hanks con el brazo en alto, emulando a los agentes que durante décadas controlaron día y noche ese puesto fronterizo entre el sector occidental de Berlín y la Alemania comunista. El puente Glienicker fue escenario de numerosos intercambios de espías entre el régimen comunista y los estadounidenses, tras ser capturados por el bando contrario.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.