Actualizado: 23/09/2020 15:36
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Carlos Lage, Oscar Arias

Lage acusa a Oscar Arias de mentir y sumarse a la postura de EE UU

El funcionario cubano negó haber tratado de condicionar la agenda un encuentro con Arias que debió realizarse en Colombia el 7 de agosto.

Enviar Imprimir

El vicepresidente cubano Carlos Lage acusó al presidente costarricense y Premio Nobel de la Paz, Oscar Arias, de mentir sobre la suspensión de una reunión que ambos tenían previsto realizar el pasado 7 de agosto en Colombia, informó EFE.

En una carta dirigida a Arias y difundida este lunes en La Habana, Lage respondió a unas declaraciones del presidente de Costa Rica en las que aseguraba que suspendió la reunión debido a que se le pusieron condiciones sobre los temas a tratar.

"La iniciativa de la reunión fue siempre de su gobierno, la parte cubana nunca la solicitó y no fue usted ni ninguno de sus funcionarios quienes suspendieron el encuentro porque 'se le tratara de condicionar la agenda'. Fui yo quien lo hizo", afirmó el funcionario cubano.

La suspensión se debió a que "la agenda anunciada por usted a la prensa constituía una ofensa a nuestra revolución y a nuestro pueblo y demostraban su arrogancia y afán de protagonismo, aunque sea en defensa de las peores causas, y aunque lo conduzcan a sumarse a la postura de bloqueo contra Cuba, que lleva adelante el corrupto y genocida gobierno de los Estados Unidos", añadió.

"Alguien que se dice defensor de la democracia y de los derechos humanos no puede, mintiendo, aspirar a ser tomado en serio", afirmó Lage.

El presidente costarricense había declarado que en la reunión le enviaría un mensaje a Raúl Castro para que si hereda definitivamente el mando del régimen cubano busque una "transición" a la democracia en la Isla.

"Obviamente él (Lage) vino informado de lo que quería hablarle, entonces yo cancelé la cita porque él me dijo que no quería hablar de ese tema. No puedo permitir que me condicionen los temas", afirmó Arias en declaraciones publicadas por el diario costarricense La Nación.

Las delegaciones de Cuba y Costa Rica tenían previsto reunirse en Colombia, a donde habían acudido para la ceremonia de investidura presidencial del reelecto Álvaro Uribe.

Tras recibir por vía diplomática la petición de celebrar una reunión con las autoridades cubanas en Bogotá, "no estaba en nuestro ánimo aceptar el encuentro conociendo sus posiciones públicas (de Arias) contra la revolución cubana".

"No obstante, su Embajada en Colombia indicó que el motivo de la reunión era que se había acordado por el gobierno de Costa Rica el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre nuestros dos países, asunto que no hemos solicitado, ni era de nuestro interés en las actuales circunstancias, pero aceptamos la reunión como un gesto de elemental cortesía", añadió.

El vicepresidente cubano indicó que, tras fijarse el encuentro, se conocieron despachos de prensa con declaraciones de Arias adelantando que en la reunión, el presidente costarricense enviaría un mensaje dirigido a Raúl Castro en el que haría las demandas, que La Habana considera "irrespetuosas e injerencistas".

Según Lage, las autoridades cubanas conversaron entonces con el embajador costarricense en Colombia "expresándole que ante tales declaraciones no habría encuentro alguno".

"O usted mintió, o su embajador mintió sobre el objetivo de la reunión", dijo Lage en su carta abierta.

El funcionario cubano aseguró que en un almuerzo oficial coincidieron brevemente y que Arias ni siquiera preguntó por el motivo de la cancelación de la reunión.

"Posteriormente, y en el mismo lugar, fui abordado por su canciller, Bruno Stagno, quien aseguró que los medios de prensa habían manipulado sus declaraciones, que no habría ningún mensaje e insistió en mantener la entrevista", afirmó Lage.

"Otra vez debo señalar que o usted mintió a la prensa o, en este caso, su canciller mintió a la delegación cubana", insistió el funcionario.

Stagno "no pudo, sin embargo, dar garantías de que usted se conduciría con el debido respeto a los asuntos internos de Cuba, por lo que le reiteré que en ese caso no habría reunión", añadió Lage.