Actualizado: 22/05/2019 9:03
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Enigmas, EEUU, Ataques

Los enigmas que han dominado las relaciones entre EEUU y Cuba

El extraño episodio de los “ataques sónicos” puede ser visto como un eslabón más de una larga cadena de intrigas en la relación bilateral entre Washington y La Habana

Comentarios Enviar Imprimir

El incidente que en estos días separa a Estados Unidos y Cuba tiene todos los ingredientes de un gran misterio: un grupo de funcionarios de Washington en La Habana caen enfermos por supuestos “ataques” anónimos, sin que se identifique un arma, un agresor, un motivo, informa la BBC.

Pero, por más raro que sea este episodio, puede ser visto como un eslabón más de una larga cadena de intrigas en la relación bilateral.

Explosiones, tiroteos, muertes, espías y negociaciones ocultas han marcado el vínculo entre ambos países desde siempre, a menudo con detalles que fueron —o todavía son— enigmáticos.

Muchos esperaban que las cosas se normalizaran con el acuerdo de 2014 de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro para restablecer relaciones diplomáticas plenas entre sus países, tras más de medio siglo de encono bilateral con clímax en la Guerra Fría.

Pero la reacción del actual presidente estadounidense, Donald Trump, ante la aflicción de sus funcionarios en La Habana, retirando la mayoría del personal de su embajada allí y expulsando a 15 diplomáticos de Cuba en Washington, sugiere algo diferente.

“Cuando tienes dos países que durante 50 años no se hablan mucho, se ven como enemigos, tienen desconfianza y sospechas mutuas, los malentendidos o misterios como el de ahora pueden volverse grandes problemas”, dice William LeoGrande, experto en política de EEUU hacia Cuba en la American University de Washington, a BBC Mundo.

El origen mismo de la relación bilateral tuvo como preludio un hecho misterioso: la explosión del acorazado Maine en el puerto de La Habana en 1898.

El hundimiento del buque derivó en la guerra entre España y EEUU, cuyas tropas intervinieron en la lucha de independencia cubana y pasaron a ocupar la Isla hasta que esta se convirtió en república en 1902.

Qué causó exactamente la explosión del Maine nunca quedó del todo claro, pese a diversas investigaciones realizadas a lo largo del tiempo.

¿Fue una mina? ¿Un accidente dentro del buque? ¿O un acto deliberado de EEUU para justificar la guerra, como han sugerido las autoridades cubanas sin mostrar pruebas?

El vínculo entre la isla caribeña y la potencia norteamericana ingresó en su etapa más oscura tras la llegada de Fidel Castro al poder en Cuba en 1959, sobre todo luego de su alianza con la Unión Soviética,

A comienzos de la década de 1960 hubo diferentes incidentes con disparos y hasta muertos cubanos en torno a la base militar de Guantánamo que EEUU tiene en la Isla, que motivaron acusaciones cruzadas.

“Nunca quedó claro lo que había pasado exactamente… Pero estuvieron muy cerca de crear una crisis militar muy seria entre los dos países”, señala LeoGrande.

Agrega que la tensión sólo se redujo cuando Castro y el entonces presidente de EEUU, Lyndon Johnson, se comunicaron indirectamente mediante un canal privado para aclarar que lo ocurrido no había sido parte de un plan de provocación.

El episodio aparece en el libro Diplomacia encubierta con Cuba: historia de las negociaciones secretas entre Washington y La Habana, escrito por LeoGrande y Peter Kornbluh en 2014.

El momento de mayor tensión entre ambos países —y uno de los más peligrosos de toda la Guerra Fría— fue la crisis detestada en 1962 cuando EEUU encontró bases de misiles nucleares soviéticos en Cuba.

Un hecho importante de esa crisis se mantuvo en secreto durante algún tiempo: el compromiso de EEUU de retirar los misiles Jupiter desplegados en Turquía a cambio de que los soviéticos sacaran los suyos de Cuba.

El pacto se realizó durante un encuentro del fiscal general de EEUU, Robert Kennedy, hermano del entonces presidente John F. Kennedy, con el embajador soviético Anatoly Dobrynin en Washington.

Esa reunión fue crucial y enigmática a la vez: diferentes expertos sospecharon que el pacto había existido, pero EEUU lo negó hasta que algunos de los pocos que conocieron de primera mano lo ocurrido comenzaron a relatarlo años más tarde.

Aun en estos días sigue apareciendo información lo que pasó en el transcurso de la crisis de los misiles, que cumple 55 años.

Un documento recientemente desclasificado, que obtuvo y divulgó el Archivo de Seguridad Nacional en la Universidad George Washington, muestra que los militares de EEUU planearon durante la crisis ocupar Cuba e instalar un gobierno de transición en la Isla.

También se han tejido teorías conspirativas sobre Cuba y EEUU, vinculando por ejemplo el asesinato del presidente Kennedy en 1963 con Castro o los anticastristas de Miami, por la crisis de los misiles o la fallida invasión de Bahía de Cochinos por parte de exiliados cubanos.

Pero ninguna prueba contundente ha surgido en todo este tiempo para corroborar esas teorías, que asoman incluso en películas como JFK, de Oliver Stone.

“No hay ningún hecho o evidencia que apunte a una conexión entre Bahía de Cochinos y el asesinato de Kennedy”, dice Kornbluh, director del proyecto de documentación de Cuba en el Archivo de Seguridad Nacional, a BBC Mundo.

Por otro lado, hay por supuesto una larga historia de disputas entre espías estadounidenses y cubanos.

De hecho, como parte del pacto para normalizar relaciones bilaterales en 2014 hubo un canje de prisioneros acusados de espionaje en ambos países, incluidos cinco agentes cubanos que en los años 90 se infiltraron en Miami y tras su liberación fueron recibidos como héroes en la Isla.

Quizá el último incidente entre ambos países también esté relacionado a un asunto de espías.

Se ha reportado que entre las 22 personas vinculadas a la embajada de EEUU en Cuba que padecieron problemas de salud en los últimos meses hay miembros de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA), algo que no ha sido confirmado oficialmente.

Los síntomas de los afectados incluyen pérdida auditiva, problemas cognoscitivos, mareos, dolor de cabeza y fatiga.

Las hipótesis que se barajan para explicar estas aflicciones van desde ataques con un arma sónica hasta fallas en equipos de espionaje que causaron daños en la salud de los espiados.

Pero el Gobierno cubano niega estar detrás de un eventual ataque y el Departamento de Estado de EEUU ha dicho que las investigaciones no develaron qué causó las enfermedades, pese a lo cual Trump afirmó que “Cuba es responsable”.

Lo cierto, por ahora, es que esto ha vuelto a distanciar a dos países que parecían querer dejar atrás su peculiar historia de desconfianza y rivalidad.

“Todavía estamos aprendiendo cosas nuevas sobre todas las operaciones encubiertas de espionaje entre Estados Unidos y Cuba”, señala Kornbluh. “Y creo firmemente que la situación actual es otro capítulo de esa saga”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.