Actualizado: 12/08/2020 19:20
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Mariela Castro, homosexuales

Mariela Castro desmiente la creación de una organización de 'orgullo gay'

La directora del CENESEX calificó de 'inescrupulosos' los rumores al respecto y opinó que 'pueden provocar reacciones negativas en algunos'.

Enviar Imprimir

La directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) de Cuba, Mariela Castro Espín, desmintió la creación de una organización de "orgullo gay" con apoyo de esa institución en la Isla.

En una declaración publicada en la página en internet del CENESEX (www.cenesex.sld.cu) con fecha 8 de junio, su directora, hija de Raúl Castro, se refirió a supuestas informaciones diseminadas en la red.

"Podemos confirmar que no conocemos de nada parecido y es absolutamente mentira", afirmó Castro Espín.

Las organizaciones de defensa de los derechos de los homosexuales y transexuales son comunes en muchos países del mundo, al igual que la celebración de fiestas y desfiles del "orgullo gay".

El gobierno cubano no permite la aparición de grupos ni la realización de eventos que no estén bajo su control.

Castro Espín afirmó en su declaración que el objetivo del CENESEX es "luchar por la comprensión más amplia" de la sociedad y por "derribar los tabúes y prejuicios que han subsistido contra homosexuales, bisexuales, travestis y transexuales".

"En ese sentido, consideramos que (…) debemos luchar por esos objetivos con la participación de toda la sociedad en su conjunto, sin exclusión de nadie (…) y no a través de organizaciones exclusivamente para 'gays', que pudieran no ser correctamente interpretadas, al repetir de cierta forma un esquema excluyente y discriminador para el resto de la sociedad y las otras varias formas de diversidad sexual", dijo.

La directora del CENESEX calificó de "inescrupulosas" las informaciones sobre la supuesta creación de una organización de "orgullo gay" y opinó que esos rumores "pueden provocar reacciones negativas en algunos", en momentos en que se necesita el "apoyo de todas y todos en un beneficio común: el respeto a las personas por sus valores y principios y no por su sexo o por su orientación sexual".

Los homosexuales, bisexuales, travestis y transexuales fueron duramente perseguidos en los primeros años del régimen de Fidel Castro, e incluso encarcelados y enviados a campos de trabajo y "reeducación".

La discriminación por motivos de orientación sexual se ha mantenido durante décadas en la Isla, aunque en los últimos años han empezado a aparecer en los medios de comunicación oficialistas espacios que proponen respeto hacia otras opciones.

Recientemente, la televisión cubana, bajo control del régimen al igual que el resto de los medios de comunicación, emitió la novela La cara oculta de la Luna, que incluía entre sus historias la de un hombre casado que se involucra en una relación homosexual.

A principios de mayo, los cubanos pudieron ver por primera vez en sus televisores la cinta Fresa y Chocolate, estrenada en 1993 y galardonada ese año con ocho premios en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana.

La película, del director Tomás Gutiérrez Alea, fallecido hace 11 años, significó en su momento un llamado contra los tabúes y prejuicios en torno a la homosexualidad.