Actualizado: 24/06/2019 9:50
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Tránsito, Accidentes

Menos accidentes pero más muertes

Un articulista de Granma vincula los accidentes a lagunas formativas en los hogares, falta de educación y conciencia, y de valores cívicos

Comentarios Enviar Imprimir

Los accidentes de tránsito disminuyeron en Cuba de enero a abril de 2014, con respecto a igual periodo del año anterior, informó a la prensa una fuente de la Dirección Nacional de Tránsito, de acuerdo a la edición internacional del diario oficialista Granma.

Sin embargo, aumentó el número de muertes según el periódico, que señala que el capitán Ramón Sánchez Machado, jefe del departamento de Información y Análisis de ese órgano del Ministerio del Interior, alertó que no obstante la tendencia decreciente de estos siniestros, el número de muertos y lesionados aumentó en dicha etapa.

La Habana reportó la cifra más alta de fallecidos durante el cuatrimestre, acompañada de las provincias de Santiago de Cuba, Holguín y Camagüey, agrega el diario cubano.

Ni Granma ni Juventud Rebelde, que reproduce igual información, ofrecen cifras concretas del número de accidentes.

De acuerdo con el oficial Sánchez Machado, despuntan la colisión entre vehículos y el atropellamiento a peatones, siendo el primero el causante de mayor número de víctimas fatales.

Precisó que los automóviles y motos son los más implicados en los hechos, aunque los camiones de transportación de pasajeros están entre los que más fallecidos provocan al incurrir en un accidente.

Personas de 20 a 54 años resultaron principalmente las afectadas, en especial de 25 a 29 años, población en plena capacidad laboral, y una de las que más puede influir en el crecimiento poblacional en el país, acotó Sánchez Machado.

Por su parte, y en el mismo diario, el periodista Julio Martínez Molina publica un artículo de opinión, con el título Incultura vial de negativas repercusiones, en que detalla algunas de las causas que producen dichos accidentes:

  • Autos y motocicletas que son lavados, reparados o exhibidos arriba de las aceras, donde jugadores de dominó —en ocasiones con una botella de ron debajo de la mesa—, impiden la circulación.
  • Se repiten imágenes de ómnibus desbordados de viajeros, algunos con las puertas abiertas, y otros no tan abarrotados, pero cuyos choferes han olvidado cerrarlas o utilizan esta medida ante el calor.
  • Aunque los camiones de carga deben depositar su mercancía en los centros comerciales después de las seis de la tarde, en verdad lo hacen a cualquier hora. Como la mayor parte de las bodegas se encuentran en las esquinas, al ubicarse allí, perjudican la visibilidad. Igual lo hacen carretones a la venta de productos agrícolas; o hasta árboles o arbustos que no deben estar en dichas intersecciones, pero no obstante, continúan sin ser cortados.
  • Los coches de caballo adelantan sin percatarse, o sin importarles, que por la senda rápida vienen autos o motos, lo cual de hecho ha ocasionado accidentes. No pocos carros estacionan en el espacio prohibido establecido antes de los semáforos.
  • Jovencitos motorizados compiten en sus bólidos, ebrios, de noche, en diversas carreteras, sin tener en cuenta el tremendo peligro en que incurren y el posible daño a provocar.

El articulista agrega que “el fenómeno va más allá, al conectarse con la causa misma de otros males de la sociedad cubana contemporánea, los cuales hallan su origen en lagunas formativas en los hogares, falta de educación y conciencia, y de valores cívicos”.

El portal Cubadebate publicó el martes de un accidente de tránsito ocurrido ese día, alrededor de las 7:30, cuando un ómnibus Diana de las FAR procedente de Guantánamo, al tratar de pasar al Ómnibus Mercedes Benz que cubre la ruta Santiago-La Maya perdió el control y se fue por una pendiente. El accidente dejó 22 lesionados, según Cubadebate.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.