Actualizado: 05/12/2022 11:09
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Espionaje

Moratinos se tragó “sin rechistar” la expulsión de los agentes españoles en Cuba, según experto

Fernando Rueda explica que el CNI “se sintió traicionado” por el entonces ministro de Asuntos Exteriores

Comentarios Enviar Imprimir

El experto en espionaje Fernando Rueda, autor del libro Las alcantarillas del poder, de reciente aparición, destacó en una entrevista la cooperación del español Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y la CIA en torno a Cuba.

Según Rueda, en la Isla, la presencia de la inteligencia estadounidense no se corresponde con el interés real de Washington, de ahí la necesidad de aliados sobre el terreno.

La actividad de los servicios de inteligencia españoles en Cuba, refiere Rueda, ha estado plagada de luces y sombras, “con continuos conflictos entre los agentes secretos y sus compatriotas diplomáticos”.

Así, en 2009 fue expulsada en bloque de Cuba toda la red de agentes “oficiales” del CNI, en un escándalo que también derribaría, “por traición a la Revolución”, al entonces vicepresidente cubano Carlos Lage y al ministro de Asuntos Exteriores Felipe Pérez Roque.

Esta crisis de los espías evidenció la fractura entre la inteligencia y la diplomacia españolas, pues el CNI nunca perdonaría que el entonces ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, tragara “sin rechistar”, como cuenta Rueda, la expulsión de los agentes.

Entonces, el CNI “se sintió traicionado por Moratinos”, explica el autor.

“La historia ha demostrado que los agentes del CNI actúan a su gusto y si tienen la suerte de no meterse en líos sólo entonces no hay problemas con los diplomáticos”, añade.

Historia y actualidad de los servicios de inteligencia españoles

De acuerdo con Rueda, la auténtica historia de los servicios de inteligencia españoles empieza cuando, en los años ochenta, “se libera de la tutela de la CIA”, que había convertido a este país en su coto particular de caza.

“Cuando Franco consigue la ayuda americana gracias a la apertura de bases de las fuerzas armadas estadounidenses, de alguna manera el dictador vende España a la CIA y esta hizo lo que le dio la gana”, explica el escritor español.

A la muerte del dictador (en 1975), “la CIA estaba pagando a miembros del servicio de contrainteligencia un sobresueldo y todo el mundo lo sabía”, añade este periodista.

Rueda refiere en su libro episodios de la historia del CESID, antecesor del actual CNI, narra la evolución de los actuales servicios y relata muchos de los secretos que han marcado el devenir de España desde 1975.

Entre los sucesos más luctuosos en los que estuvieron implicados esos servicios secretos aparece el espionaje a las más altas figuras del Parlamento y el Estado, del que ni el rey Juan Carlos se libró, o la aparente participación de agentes de inteligencia en el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981.

Rueda explica que tampoco tuvieron suerte en 2004 los espías españoles cuando “supuestamente” asesoraron a golpistas contra el dictador guineano, Teodoro Obiang, o en su presunta colaboración en 2002 con quienes intentaron derrocar al presidente venezolano, Hugo Chávez.

En el libro, se detalla asimismo la intervención de los “James Bond” españoles en la lucha contra ETA y esa pugna para quitarse de encima a la CIA, tras la llegada al poder del Partido Socialista en 1982.

Los servicios de inteligencia españoles adquieren su propia identidad en 1986, cuando el intento estadounidense de espiar a Alfonso Guerra, entonces vicepresidente del Gobierno de Felipe González y segundo hombre fuerte del país, acabó con la expulsión de toda la estación de la CIA en España.

Ya los norteamericanos habían intentado instalar micrófonos al presidente González, en la creencia de que “España podría seguir siendo su república bananera”, afirma el autor de La Casa.

Esas espinosas relaciones, relata el periodista, han cambiado hoy día y es notable la cooperación de ambos servicios de inteligencia en despliegues internacionales, como el de Afganistán, o en ámbitos como el de la lucha antiterrorista.

Esta colaboración no se reflejó, sin embargo, en la prevención de los atentados del 11 de marzo de 2004 contra trenes de pasajeros en Madrid (191 muertos), aunque este terrible evento y los errores cometidos por el CNI pusieron al combate del terrorismo islamista en la primera página de su agenda.

Rueda tiene palabras de elogio para los actuales servicios de inteligencia, renovados con agentes civiles y una incorporación cada vez mayor de mujeres.

Ahora, señala, su labor no está sólo en cazar terroristas de ETA o espías rusos, marroquíes y cubanos, sino en defender los intereses de empresas españolas en el exterior, así como la seguridad de las fuerzas de este país desplegadas en conflictos internacionales.

Uno de estos, el de Irak, llevó a uno de los mayores desastres sufridos por los servicios secretos españoles en su historia, con la muerte en 2003 de siete agentes acribillados en una emboscada.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.