Actualizado: 22/10/2019 9:54
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Represión, Derechos Humanos

Opositores identifican a cubano golpeado en la misa del Papa en Santiago de Cuba

Andrés Carrión Álvarez, licenciado en Rehabilitación social y ocupacional, burló los controles de seguridad y alcanzó a gritar “abajo el comunismo” antes de ser reprimido por los agentes

Comentarios Enviar Imprimir

El trabajador social Andrés Carrión Álvarez es el hombre que gritó “Abajo el comunismo” el pasado lunes antes que el Papa Benedicto XVI iniciará la misa en la Plaza Antonio Maceo, en la ciudad de Santiago de Cuba, informó el ex preso político José Daniel Ferrer García.

Carrión Álvarez, de 38 años y licenciado en Rehabilitación social y ocupacional, burló los controles de seguridad y alcanzó a gritar “abajo el comunismo”, pero de inmediato fue reprimido por agentes de la Seguridad y golpeado por algunas personas que presenciaban el acto.

El video donde se ve cómo el disidente es golpeado por una persona con el emblema de la Cruz Roja fue captado por varias cadenas de televisión que cubrían los actos papales en la Isla, por lo que la información se difundió en los medios de comunicación.

Ferrer García informó que el activista Alfonso Chaviano Peláez, de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y uno de los opositores detenidos para impedirles asistir a la misa del Papa, conoce a Carrión Álvarez.

“Él no había podido reportarlo (…) por la falta de comunicación (…) porque le tenían completamente vigilada la vivienda (…) luego de que el Papa se fue. Por una sencilla razón, Chaviano Peláez conoce al ciudadano al ciudadano que se manifestó abiertamente en la plaza Antonio Maceo durante la misa del Papa”, declaró Ferrer García a través de Háblalo Sin Miedo.

Carrión Álvarez, quien reside en el Reparto Sorribes, en Santiago de Cuba, permanece detenido en la Unidad de Operaciones Policiales de esa ciudad, informó Ferrer García, y agregó que estos datos se los dio el propio Chaviano Peláez.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Relacionados

 
 

VISITA DE BENEDICTO XVI

“A mí nadie me ha pagado nada”, nuevas imágenes del cubano que protestó en misa papal

Las cámaras de la cadena Univisión recogieron el momento en el que el cubano que gritara “Abajo el comunismo”, antes de la misa del Papa en Santiago de Cuba, es conducido fuera del recinto de la Plaza Antonio Maceo. Algunos testigos de la detención animan a la Seguridad “llévenselo preso, pa' que respete”, mientras el joven grita “van a pegarme”, “grité porque los cubanos no somos libres” y “a mí nadie me ha pagado nada”. [Univisión]

Comentarios

 

VISITA DE BENEDICTO XVI

Detenido y golpeado un cubano que gritó “abajo el comunismo”, en la misa del Papa

Antes de la misa de Benedicto XVI en la Plaza Antonio Maceo, un cubano burló los controles de seguridad y alcanzó a gritar “abajo el comunismo”. Tras la frase de protesta, el ciudadano fue reducido por agentes de la seguridad y golpeado por algunas personas que presenciaban el acto. A pesar del incidente, la ceremonia religiosa continuó sin interrupciones. [Globovisión]

Comentarios