Actualizado: 12/12/2018 10:27
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Ataques, Embajada, Lesiones

Otro funcionario de EEUU enfermó en Cuba

El nuevo caso “médicamente confirmado” es de uno de dos trabajadores que fueron evacuados recientemente de Cuba tras reportar síntomas

Comentarios Enviar Imprimir

Exámenes médicos confirmaron que otro trabajador de la embajada estadounidense en Cuba ha sido afectado por misteriosos problemas de salud en la Isla, dijo el jueves el Departamento de Estado, lo que eleva a 25 la cifra total de casos, informa la AP.

El nuevo caso “médicamente confirmado” es de uno de dos trabajadores que fueron evacuados recientemente de Cuba tras reportar síntomas. La portavoz del Departamento de Estado Heather Nauert dijo que el otro trabajador “sigue siendo evaluado” por los médicos. Antes de este incidente, el último caso en Cuba se registró en agosto de 2017, señaló Nauert.

“Todo esto es todavía una investigación abierta”, dijo Nauert.

Los pacientes confirmados en Cuba han presentado diversos síntomas, incluyendo lesión cerebral traumática moderada, conocida también como conmoción cerebral. Esos y otros casos sospechosos de Cuba y China han sido llevados a la Universidad de Pensilvania para realizarles pruebas.

Además de los 25 casos de Cuba, hay un trabajador de un consulado estadounidense en el sur de China, lo que genera preocupaciones de que los incidentes en Cuba se hayan diseminado. Decenas de otros trabajadores en consulados en China están siendo examinados ahora, incluyendo algunos que regresaron a Estados Unidos para análisis más avanzados.

Estados Unidos ha dicho que los incidentes en Cuba comenzaron a finales de 2016. El Departamento de Estado los llama “ataques específicos”, pero no ha dicho qué los causó ni quién. Cuna ha negado categóricamente involucramiento o conocimiento. Las primeras conjeturas se centraron en algún tipo de ataque sónico, debido a reportes de sonidos extraños por los afectados, pero un reporte interno del FBI en enero no encontró evidencia de que ondas sonoras pudiesen causar esos daños, reportó la AP.

La nueva confirmación se produce menos de una semana después de que Washington reiteró las demandas de que Cuba determine la fuente de los “ataques” contra la salud de los diplomáticos estadounidenses. Cuba respondió de nuevo negando responsabilidad alguna en los incidentes.

En una reunión de alto nivel en Washington entre funcionarios de alto nivel de los dos países, el Departamento de Estado dijo que planteó de nuevo el asunto, que ha causado una considerable reducción del personal en la embajada estadounidense en La Habana. Reiteró “la necesidad urgente de identificar la fuente de los ataques contra diplomáticos estadounidenses y asegurarse de que cesen”.

Los incidentes han enfermado a por lo menos 25 diplomáticos desde finales de 2016, dejando a algunos con daños cerebrales. El máximo representante cubano en la reunión le dijo a la AP tras la sesión que objetaron la descripción de los incidentes como “ataques”.

Apuntó que ni los expertos estadounidenses ni los cubanos habían podido determinar la causa de los síntomas. Repitió preocupaciones de que el Gobierno de Trump esté usando los incidentes como excusas para reducir el acercamiento entre los dos países iniciado con el gobierno de Barack Obama.

En una declaración, la cancillería cubana dijo que llamó al Gobierno estadounidense a “desistir de la continua manipulación política de los alegados casos de salud”. Su delegación demandó además el levantamiento de la “arbitraria” alerta de viajes que —dijo— obstaculiza los intercambios científicos, académicos, culturales, religiosos y empresariales y las visitas de estadounidenses.

En China, el Departamento de Estado emitió una serie de alertas de salud a los estadounidenses en el país luego que un empleado del consulado en Guangzhou reportó síntomas y ruidos extraños y fue llevado a Estados Unidos. Exámenes entonces confirmaron que el empleado “sufrió un incidente médico congruente con lo que otros empleados estadounidenses experimentaron en La Habana, Cuba”, dijo el departamento.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.