Actualizado: 23/10/2017 23:51
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Emigración, Éxodo, Mariel

¿Otro Mariel en Miami con Trump en la Casa Blanca?

Crece el temor de que un fin del “deshielo” y la persistencia de las difíciles condiciones en Cuba llevaría a un número mayor aún de cubanos a intentar llegar a EEUU

Comentarios Enviar Imprimir

La posibilidad de que se desencadene un éxodo masivo de cubanos hacia Estados Unidos, ante el temor o como consecuencia de un fin del “deshielo” por parte de Trump, ya ha sido comentado en diversos artículos de CUBAENCUENTRO. Pero el tema sigue ganando fuerza en la prensa estadounidense y ahora la cadena McClatchy ha elaborado una información al respecto que aparece en El Nuevo Herald.

La cantidad de cubanos que huye a Estados Unidos podría aumentar, en un momento en que crece la incertidumbre en la Isla sobre si Donald Trump acabará con las todavía incipientes relaciones diplomáticas con Cuba una vez que asuma la presidencia, señala Franco Ordoñez, del buró en Washington D.C. de McClatchy.

Expertos afirman que el influjo actual de cubanos, que es ya el doble de la cantidad que existía antes de que se restablecieran las relaciones a finales de 2014, podría convertirse en una estampida como la del Mariel, especialmente si Trump cambia los privilegios especiales que los inmigrantes cubanos reciben en Estados Unidos. Trump y algunos políticos cubanoamericanos como el senador Marco Rubio han sugerido limitar esos privilegios.

“Nuestro mayor temor debería ser otro Mariel”, indicó Eduardo Gamarra, quien ayudó a los refugiados del Mariel llegados en 1980 y es ahora profesor de relaciones internacionales en la Universidad Internacional de la Florida (FIU). “No estoy diciendo que va a haber otro Mariel, pero deberíamos estar preparados. La idea de apertura dio esperanza a las personas. Un cierre no da esperanzas a nadie. Un cierre lo que da es miedo”.

Estados Unidos ya sufre uno de los mayores influjos de cubanos desde el éxodo del Mariel en 1980, cuando Fidel Castro permitió a más de 125.000 cubanos que abandonaran el país en un momento de debilitamiento de la economía.

La reciente muerte del exgobernante Fidel Castro y los problemas de la economía cubana, han aumentado la incertidumbre en la Isla.

Sin embargo, el análisis de McClatchy no señala o toma en consideración que durante la presidencia de George W. Bush se formuló una declaración de que un éxodo masivo desde la Isla sería considerado un acto de guerra. Incluso dicha declaración fue uno de los argumentos utilizados por Fidel Castro como justificación del fusilamiento de tres jóvenes negros, que intentaron secuestrar una embarcación en 2003.

Aunque por otra parte la mencionada declaración no impidió a Fidel Castro amenazar con un éxodo masivo en 2004, ante más de 200.000 cubanos movilizados por La Habana para protestar contra las restricciones de viajes adoptadas entonces por Washington y el aumento de las condiciones para el envío de remesas a la Isla:.

“Podrían ocurrir cosas indeseables, que no son buenas para el pueblo de Cuba ni para el pueblo de Estados Unidos. Podrían destrozar el acuerdo migratorio, podrían provocar éxodos masivos que no estaríamos en condiciones de impedir”, dijo entonces Fidel Castro.

No han ocurrido cambios de actitud ni declaraciones o hechos que puedan llevar a especular que el gobierno de Raúl Castro no actuará de manera similar a la de su fallecido hermano.

Asistencia en Miami

Grupos que prestan asistencia a inmigrantes cubanos como Church World Service aseguran tener suficiente espacio para refugiados si ven un aumento en las llegadas. Las escuelas de Miami están listas para otro “influjo potencial”. Entre julio de 2015 y enero dl 2016, las escuelas de Miami-Dade matricularon a más de 13.000 estudiantes nacidos en el extranjero, la mayoría de los cuales procedían de Cuba, de acuerdo al artículo publicado en El Nuevo Herald.

“Lo mismo que lo hicimos durante el éxodo del Mariel en 1980 y en la crisis de los balseros cubanos de 1994, este distrito escolar continuará su larga historia de abrir los brazos para dar la bienvenida, aceptar y educar a todos los estudiantes”, afirmó en un comunicado el superintendente escolar de las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade Alberto M. Carvalho después de la muerte de Castro.

La Guardia Costera de EEUU no ha visto un cambio significativo en las cifras que cruzan el estrecho de la Florida, pero está preparada para responder con un mayor número de barcos patrulleros, navíos guardacostas de mayor tamaño y vuelos adicionales para identificar y localizar embarcaciones.

“Estamos vigilando la situación muy de cerca”, dijo Willie Carmichael, jefe interino del distrito 7 de la Guardia Costera en Miami.

El número de cubanos que ha entrado a EEUU ha aumentado drásticamente desde que el presidente Barack Obama y el gobernante cubano Raúl Castro anunciaron la reanudación de los lazos con la nación isleña a finales de 2014.

En los primeros 11 meses del año fiscal 2016, más de 50.000 cubanos entraron a EEUU a través de puertos de entrada, un aumento del 25 % respecto al total del año pasado de 43.159 y más del doble del total del año fiscal 2014 de 23.750, de acuerdo con datos de la Oficina de Aduana y Protección Fronteriza de EEUU.

Entre los 50.000 cubanos que entraron a EEUU, menos de 10.000 vinieron directamente a Miami, mientras que la mayoría cruzó a través de la frontera de México.

Ley de Ajuste

Gamarra y William LeoGrande, especialista en Cuba de la Universidad Americana en Washington, dijeron que esas cifras podrían aumentar aún más si Trump o el Congreso deciden eliminar cualquiera de los beneficios especiales, que permiten a los cubanos que llegan permanecer legalmente en el país y recibir beneficios públicos.

Meses atrás, Trump cuestionó cuán justa es la Ley de Ajuste Cubano, la cual permite a los cubanos obtener un estatus legal y un camino a la ciudadanía aún si llegan sin visa o si entran de contrabando al país, mientras que otros inmigrantes tienen que esperar años.

Las leyes han recibido críticas de parte de otros gobiernos latinoamericanos, porque conceden privilegios especiales a los cubanos.

También algunos cubanoamericanos han hecho llamados a eliminar estas leyes debido a que, según dicen, están siendo abusadas por cubanos que acuden a EEUU por razones económicas.

El senador Marco Rubi, ha propuesto una legislación que eliminaría un programa que tiene décadas de creado, conocido como la Ley de Asistencia de Educación para Refugiados, la cual provee a los inmigrantes de la Isla beneficios de bienestar social.

Rubio dijo el viernes que todos y cada uno de los aspectos de la política de EEUU hacia Cuba necesitan ser reexaminados por la administración de Trump, y que acabar con el abuso generalizado de los beneficios destinados a los refugiados cubanos debería estar en su lista de prioridades. Millones de dólares de los fondos de los contribuyentes están siendo usados, dijo, los cuales se suponen que estén dedicados exclusivamente a aquellos que estén huyendo de una persecución religiosa o política.

“Si ustedes vienen de Cuba, reciben beneficios como refugiados y regresan a la isla todo el tiempo, entonces no deberían ser elegibles para beneficios como refugiados de parte de los contribuyentes de EEUU. Queremos asegurar que los beneficios para refugiados no estén creando un incentivo financiero para venir a EEUU”, dijo Rubio.

El representante Carlos Curbelo también cubanoamericano, está auspiciando una medida similar en la Cámara Baja.

Meses atrás, en declaraciones a un periódico de Tampa, Florida, el ahora presidente electo Donald Trump cuestionó a la Ley de Ajuste Cubano.

“Yo no creo que eso sea justo. Quiero decir, ¿por qué sería eso justo?”, dijo Trump al Tampa Bay Times en febrero.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.